22 ex presidentes exigieron que la OEA aplique la cláusula democrática a Venezuela

Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail to someone

Por Cambio16
27/03/2017

Veintidós ex jefes de Estado, pertenecientes a la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), expresaron este lunes su respaldo a Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), tras el informe enviado por el diplomático al Consejo Permanente del órgano sobre Venezuela.

“Los firmantes de la declaración expresamos nuestro apoyo al informe de Luis Almagro, quien analiza correctamente la realidad que viven los ciudadanos y acierta en sus propuestas para recuperar las condiciones del funcionamiento democrático de Venezuela”, cita el documento publicado por IDEA.

Los ex mandatarios firmantes son Oscar Arias, de Costa Rica; José María Aznar, de España; Nicolás Ardito Barletta, de Panamá; Belisario Betancur, de Colombia; Armando Calderón Sol, de El Salvador; Felipe Calderón H, de México; Rafael Ángel Calderón, de Costa Rica; Laura Chinchilla, de Costa Rica; Alfredo Cristiani, de El Salvador; Fernando de la Rúa, de Argentina; Vicente Fox, de México; Felipe González, de España; Osvaldo Hurtado, de Ecuador; Luis Alberto Lacalle H, de Uruguay y Ricardo Lagos E, de Chile.

Todos afirman compartir la opinión del secretario de la OEA de que en Venezuela se violan todos los artículos de la Carta Democrática Interamericana.

En este sentido, solicitaron a los gobiernos americanos de turno ejercer presión para la activación de la Carta Democrática y la realización de elecciones generales en Venezuela.

Por otra parte, exigieron la liberación de los presos políticos y el seguimiento de las sanciones aplicadas contra funcionarios del gobierno involucrados en corrupción, además del restablecimiento de las funciones constitucionales de la Asamblea Nacional.

El lunes, la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, habló en el pleno de la OEA para denunciar “acciones injerencistas” de esa organización y de su secretario general, solicitando la suspensión del debate sobre la crisis de Venezuela.

La representante del gobierno chavista alegó que no otorgó su consentimiento para la reunión, convocada por 18 países del continente que manifestaron su preocupación por la crisis, calificó de “vigorosa” la democracia venezolana y llamó “mentiroso, deshonesto, malhechor y mercenario” al secretario general de la OEA, Luis Almagro

Loading...