Cortijo Jurado: el mausoleo del horror

Por Felipe Rotjes
21/07/2017

Una gran mansión de estilo gótico-aglosajón castigada por el tiempo, oculta entre sus muros una leyenda negra.

Edificada a mediados del siglo XIX, en las coloridas y vivas tierras andaluza de Málaga, justamente en el pueblo de Campanillas y la capital de la provincia, se erige este gran caserío construido en dos partes bien diferenciadas: la zona burguesa usada como casa de recreo y la zona para el campesino.

La hacienda fue construida por la familia Heredia -una de las grandes fortunas de la época-. Se desconoce exactamente el año de inauguración porque no se ha encontrado las licencias de la obra. La familia pasaban sus días de recreo, en la que también contaban con una extensa explotación agraria y ganadera.

La construcción conjuga elementos de estilo ecléctico, con aires neogótico ingles, con ciertas decoraciones de tintes nórdicos que ponen a disposición una planta rectangular con dos alas laterales que sobresalen por la parte frontal, envolviendo de alguna manera la puerta de entrada. Sus 2.500 metros cuadrados se articulaban en torno a un patio central, con capilla, torre y mirador incluido.

Se contaba que existían pasadizos secretos que comunicaban la hacienda con el Cortijo Colmenares (actualmente el Club de Golf Guadalhorce), propiedad de los Larios, grandes amigos de los Heredia.. Actualmente la mansión se encuentra en un mal estado de conservación.

Las parafonías del Cortijo Jurado

En la actualidad se afirma haber detectado la existencia de fenómenos paranormales en este cortijo tales como apariciones, actividad paranormal y parafonías o ruidos extraños que se escuchan entre su inmensidad. El Cortijo Jurado se ha convertido en un lugar de peregrinaje de medium e investigadores del universo paranormal desde hace ya mucho tiempo.

Las presuntas luces y sombras en las noches así como los ruídos extraños que allí se producen, se enlazan con fenómenos misteriosos. De los casos más tenebrosos, fueron las desapariciones de cinco chicas jóvenes entre 1890 y 1920, cuyos cuerpos se encontraron torturados cerca del cortijo. Entre sus espantos sucesos, se encuentran los fusilamientos que tuvieron en su entorno durante la Guerra Civil.

Cuentan las leyendas que se ha mantenido a través del boca a boca entre los pobladores más cercanos al cortijo, que detallan que los varones de ambas familias tenían un gusto muy oscuros. Algunos de ellos se vieron envueltos en acusaciones graves de rapto de chicas jóvenes, que sometían a diversos tipos de torturas, rituales satánicos-sexuales y atroces violaciones, provocando la muerte de aquellas chicas que oscilaban sus edades entre los 12 y los 17 años.

Se sospechaba que realizaban macabros rituales satánicos junto a personalidades que llegaban desde Francia y Gran Bretaña. Algunos trabajadores de la finca comentaron a los vecinos del caserío, que en algunos ocasiones fueron testigos mudos de aquellas escabrosas escenas. Alegan que después de satisfacer sus oscuros deseos, bajaban sus cuerpos ya sin vida al sótano, donde las enterraban junto a sus víctimas anteriores, tratando así de una fosa común. Restos de algunas de esas chicas fueron hallados en las orillas del río que fluía cerca del cortijo.

Existen muchos terstimonio documentado sobre la actividad paranormal que se hacía presente en el interior de los muros y cimientos, donde la mayoría de ellos fueron captados por psicofonías, en las que voces de hombres y mujeres trataban de hacerse escuchar mediante gemidos y lamentos. Los altavoces de este estudio logró reproducir dichos sonidos, generando una sensación de escalofrío en los investigadores del lugar.

En el año 2015 hubo un intento de reverdecer los viejos laureles de esta imponente propiedad. La hacienda agrícola salió a la venta por 16 millones de euros con la esperanza de que algún inversor no se dejase intimidar por la leyenda negra y llegase a convertir el caserío en un hotel único.

¿Se atreve a llegar?

El cortijo está situado a las afueras del municipio malagueño de Campanillas. Su nombre incluso bautiza una parada de autobús del polígono industrial cercano. Desde Málaga se llega por la A-357 tomando la salida 62.

La peligrosidad es alta. Actualmente se encuentra en fase de rehabilitación, por lo que su acceso está prohibido.

Loading...