El 'Back In Black' de Amy: 10 años de un disco de culto

Por Andrés Tovar
2/11/21016

Diez años después de que Amy Winehouse lanzara su segundo y último álbum, todavía estamos sintiendo sus efectos. Back in Black (lanzado el 27 de octubre de 2006) es rhythm and blues (R&B) de principio a fin. Un homenaje sólido al sonido Motown de los 60 con un toque afilado.

Sin duda alguna, los años posteriores a la muerte de Winehouse en 2011 a la edad de 27 han dejado un hueco en la escena musical que aún recuerda su poderosa voz. En una prueba de su trascendencia, si damos un rápido vistazo a los grandes artistas pop e independientes de hoy observamos cómo la cantante ha inspirado e influenciado a músicos desde entonces. En la última década, importantes artistas como Adele y Lady Gaga, entre otros tantos, se han inspirado en Back in Black, lo cual se puede notar sobretodo en el ámbito de las artistas pop femeninas y en otros que emulan el sonido de los 1960 que Winehouse rescató para el gusto del público más contemporáneo.

Las influencias musicales de Winehouse fueron amplias: el hip-hop, el jazz, el gospel. Pero en ninguna parte de Back in Black se nota más claro su “modus operandi” que en la canción Tears Dry on My Own. Mientras que la letra y la melodía son de Winehouse, la música de fondo es una muestra de Ain’t No Mountain High Enough, de Marvin Gaye y Tammi Terrell, producida bajo la etiqueta Motown en el 66 y que habla de un amor que todo lo consume y que es capaz de superar todos los obstáculos.

Por el contrario, Winehouse canta en la parte superior de la muestra una letra sobre un hombre que no es bueno con un poco de malas palabras extra. Aprendió algo de la vieja escuela: “I shouldn’t play myself again / I should just be my own best friend / Not fuck myself in the head with stupid men”. Fue esta superposición de dos mundos -un homenaje a los maestros del R&B y un toque de su personalidad descarada- una de las fórmulas para hacer que la música de la cantante británica fuera tan convincente y la convirtiera en una estrella de culto.

Una década de inspiración

Back in Black fue nominado al Grammy como Álbum del Año y ganó Mejor Álbum Pop del Año y encabezó las listas en países de todo el mundo. Sin embargo, el éxito del disco contrastaba con las perturbaciones y problemas personales de Winehouse, atrapada en su lucha contra la adicción a las drogas y el alcohol y el acoso de la prensa de espectáculos. Ahora, el legado musical de la cantante puede estar al margen de los problemas del pasado. Eso es en parte atribuible al simple hecho de que Winehouse y sus dos álbumes han sido inmortalizados por su muerte, pero también a los talentos de Winehouse como cantante e intérprete han resistido la prueba del tiempo. Hoy en día, a muchos los nuevos artistas se les concede la etiqueta “suena como Amy Winehouse”.

Su influencias se puede oír en la obra de muchos artistas actuales, desde el pop al rap. Aquí hay siete en todo el espectro musical que han infundido el espíritu de Winehouse en su propia música.

Andra Day

Las similitudes de Andra Day a Amy Winehouse son inconfundibles: Se viste en un estilo vintage de los años 60, su voz es “negrita” y, a veces áspera, y todas sus canciones podrían caber en el repertorio de Winehouse. Eso no disminuye el talento de Day, como lo demuestra su primer álbum, de 2015 Cheers to the Fall, que se apila con alma de mal humor y R&B. Cuando Bossip.com le preguntó cómo se sentía ser llamada la “Amy Winehouse negra”, Day respondió, “No me importa en absoluto. Amy Winehouse le gustaba la música, le gustaba el jazz “.

Rihanna

Hay algo espectacular en su disco Anti de 2006. Es un tema llamado “Love on the brain”, una balada “con sello Winehouse” y con sabor a Motown. Fred Ball, productor nominado al Grammy, co-escribió la canción : “Queríamos que tener esa yuxtaposición del Soul vieja escuela con letras modernas. Es por eso que Amy Winehouse nunca fue retro, a pesar de que su música tiene un viejo sonido de Soul”.

Anderson.Paak

El álbum de 2016 de este artista de California, acertadamente titulado Malibú , es un disco de R&B con un poco de rap, que recuerda al estilo Winehouse. Malibu tiene un sonido muy propio, con artistas como Talib Kweli y Schoolboy Q, pero la influencia de Winehouse está presente de manera notable.

Adele

Una lista de artistas influenciados por Amy Winehouse no estaría completa sin Adele. La mega estrella británica nunca ha tenido reparos en declarar su amor por la cantante, diciendo después de que Winehouse murió en 2011 “Amy abrió el camino para artistas como yo e hizo que la gente se interesara por la música británica de nuevo”. Adele se detuvo un concierto durante la gira 25 para dar un homenaje a la artista, diciendo: “yo solía pensar que era la hija de p… más cool en la faz de la Tierra”.

Sharon Jones y los Dap Kings

Sharon Jones tiene una relación conflictiva con Amy Winehouse. El cantante ha estado haciendo música con su banda de acompañamiento Dap Kings desde el año 2000, años antes de Winehouse lanzara un álbum. Cuando Mark Ronson, productor de Back in Black estaba buscando un nuevo sonido para Winehouse tras el disco Frank, se concentró en los Dap Kings. Por lo que cabría el debate de quién influenció a quien.

Lianne La Havas

Lianne La Havas es una “Amy Winehouse ligera”, con letras positivas y felices pero que recuerdan a Winehouse en la emocionalidad. Siendo también británica, La Havas dice que fue influenciado “por la voz y su canto de su dolor” Su álbum de 2015, Blood, es un placer para escuchar.

 

Loading...