Henrique Capriles, agredido con gases lacrimógenos lanzados por la Policía en Caracas

Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail to someone

Por Efe
11/05/2016

El dos veces candidato a la Presidencia y gobernador del céntrico estado Miranda, Henrique Capriles, fue víctima de una agresión con gases lacrimógenos que la Policía estatal le arrojó al rostro cuando intentaba proseguir la marcha hasta la sede del Poder Electoral en el centro de Caracas.

La oposición venezolana convocó esta marcha para pedir al Poder Electoral que cumpla con los plazos establecidos en el reglamento para revocar el mandato del jefe de Estado, Nicolás Maduro. La oposición considera que el gobierno de Maduro está dilatando el proceso para que el referéndum revocatorio no se realice antes del 10 de enero de 2017, fecha en la que se cumplen cuatro años del periodo que inició el fallecido Hugo Chávez y que, tras su muerte en marzo de 2013, está completando Maduro. Si el revocatorio ocurriera después de esa fecha y lo perdiera Maduro, la Constitución prevé que el vicepresidente -nombrado por el propio Presidente- lo reemplace. Si el revocatorio es antes del 10 de enero de 2017, habría elecciones presidenciales, que es el objetivo de la oposición.

Varios medios de comunicación y agencias pudieron capturar el momento en el que Capriles recibió una descarga de un líquido propulsado por una lata de gases lacrimógenos de mano de un uniformado de la estatal Policía Nacional Bolivariana (PNB) con quien intentaba negociar el paso hacia el centro de Caracas desde la autopista.

Portavoces de la oposición informaron que el líder opositor fue trasladado a un centro sanitario.

Capriles se encontraba en la principal autopista de Caracas que cruza toda la capital venezolana y ya había avanzado hasta los límites del municipio Libertador, donde se ubica la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), un territorio que en el que gobierna el alcalde chavista Jorge Rodríguez.

El gobernador intentó distraer un piquete de la PNB para pasar al otro lado de la ciudad junto a dos docenas de personas pero fue detenido por las autoridades, con las que terminó forcejeando hasta que recibió la descarga del gas mientras otros funcionarios disparaban otras bombas lacrimógenas al aire.

“Lamentablemente se produjo esa situación, fue afectado nuestro hermano Henrique Capriles con un paralyzer que fue dirigido a su rostro”, dijo a la emisora privada Unión Radio el secretario ejecutivo de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Jesús Torrealba, que este miércoles marchó con el gobernador.

El vocero de la oposición dijo que esta era una acción “cobarde” pues “todo el mundo sabe que Capriles fue operado recientemente por lesiones en su cara, así que es triplemente despreciable ese tipo de agresión”.

Indicó que la información que tiene para este momento es que Capriles “se está recuperando satisfactoriamente” del ataque.

El diputado opositor Juan Guaidó, que se encontraba cerca de Capriles en el momento del ataque, dijo en su cuenta de Twitter que “Al gobernador @hcapriles le echaron gas pimienta en los ojos. El Gob (gobierno) debe entender que la violencia institucional no nos va a detener”.

La marcha que fue convocada para este miércoles esperaba presionar al CNE para que pase a la segunda etapa en la serie de requisitos para activar el proceso revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro, una semana después de que la MUD entregara ante el Poder Electoral 1,8 millones de firmas para pedir el referendo.

Mientras se desarrollan estos eventos, el chavismo se moviliza por las calles del centro de Caracas atendiendo a una convocatoria hecha por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Loading...