Instagram Stories y Snapchat cara a cara

Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail to someone

Por Ana Bedia
07/11/2016

Vídeos efímeros que apenas se reproducen unos segundos. Snapchat tuvo la idea y triunfó. Ahora ha llegado Instagram y sin ningún tipo de reparo la ha incorporado para el deleite de sus 500 millones de fieles y también está saboreando las mieles del éxito. En sus dos primeros meses de vida (nació el 2 de agosto), Stories ya acumulaba 100 millones de usuarios activos al día, según afirmó el propio CEO de Instagram, Kevin Systrom, en una entrevista con Buzzfeed. Muy buenas noticias para Mark Zuckerberg, que ve cómo los mil millones que Facebook pagó por esta red social en 2012 no fueron en vano.

Ahora, ¿el clon ha afectado negativamente a Snapchat y a sus 150 millones de usuarios activos diarios? Business Insider recurrió a Sensor Tower, una compañía especializada en análisis y monitorización de aplicaciones móviles, para hallar una respuesta. Su conclusión ha sido rotunda: por el momento no, ya que Snapchat sigue en modo despegue imparable y cuenta con un perfil de usuario muy diferente al de Instagram. La red del fantasma es usada por un público mucho más joven.

El que puede que no esté dando saltos de alegría precisamente es Twitter. Se encuentra en una complicada situación. El crecimiento del pajarito azul sigue estancado y en junio vio cómo Bloomberg informaba de que su red contaba con unos 140 millones de usuarios activos diarios y que el fantasma le adelantaba. Twitter necesita hacer algo y pronto para revertir esta tendencia si no quiere ver cómo la competencia le deja atrás.

Llegados a este punto es la hora de analizar las diferencias y similitudes entre Stories y Snapchat. Ambas permiten compartir imágenes que pueden ser personalizadas con emojis, ilustraciones o texto. También en las dos redes, si se quiere reaccionar al vídeo se envía como un mensaje privado a esa persona. Las historias subidas por los instagramers perduran 24 horas. Después desaparecen. En el caso de Snapchat, el usuario es el que decide el tiempo en el que otras personas pueden acceder a su archivo (de 1 a 10 segundos) y una vez visualizado se autodestruye. Por último, el usuario de esta app de mensajería instantánea decide a quién envía el archivo, mientras que un vídeo subido a Stories será visualizado por todos los seguidores de la cuenta sin excepción.

Loading...