Los bancos se están preparando para usar la criptografía para mover dinero entre ellos

Por Andrés Tovar
31/08/2017

.

Los mayores bancos del mundo no están inmunes a la euforia de la criptografía, con una serie de proyectos en marcha para explorar cómo las empresas financieras tradicionales pueden beneficiarse de la innovación.

El gigante bancario suizo UBS y otras 10 compañías afirman que planean utilizar la idea técnica detrás de bitcoin, el blockchain, para crear su “propia moneda digital”, reveló el Financial Times. Un plan que podría mostrar el camino para que los bancos centrales más grandes del mundo hagan lo mismo.

Bancos como Barclays y HSBC son los últimos en unirse al proyecto denominado “moneda de liquidación de servicios públicos”, iniciado por UBS y Clearmatics Technologies en 2015. La idea es desarrollar un nuevo mecanismo de pago simplificado para propósitos institucionales que, de acuerdo con CoinDesk, podría reemplazar a las cámaras de compensación.

La compañía BNY Mellon fue la encargada de la arquitectura del proyecto e instaurarlo en UBS en su inicio. Para él, es un ejemplo de la promesa de la tecnología blockchain de rehacer las finanzas.

“Blockchain es un sistema realmente bueno y resistente”, dijo un representante de la firma, Alex Batlin, en una entrevista a principios de este verano. “Lo interesante de Bitcoin es desde su creación, nadie lo ha roto”.

A diferencia del resto de las criptomonedas, debido a que las monedas digitales estarán respaldadas por dinero en efectivo en un banco central que no puede -o no debería- fallar (siempre pueden imprimir dinero si es necesario), los ficheros criptográficos están libres de riesgo crediticio.

UBS dice que las transferencias y la propiedad podrían ser resueltas instantáneamente, la promesa de la tecnología blockchain. Todavía hay preguntas, como si la tecnología podría manejar el volumen necesario para la escala de los mercados institucionales dirigidos por los grandes bancos.

Volteando a la “bit-moneda”

Los bancos centrales de Beijing a Washington tienen una idea similar, y están investigando si pueden emitir sus propias monedas digitales. Mientras que bitcoin se desarrolló para interrumpir tales autoridades monetarias centralizadas, el Banco de Inglaterra cree que podría utilizar las ideas técnicas detrás de ella para imponer más control sobre su moneda y proporcionar nuevas formas de estimular la economía. Lejos de hacer obsoletas las finanzas convencionales, en este momento la cadena de bloques y los activos criptográficos parecen ser uno de los nuevos inventos preferidos de la industria.

El Banco de Inglaterra publicó una investigación el año pasado que sugiere que una moneda digital emitida por un banco central podría reforzar la estabilidad financiera, impulsar el crecimiento económico y, en general, hacer que la política monetaria sea más eficiente.

En España, por su parte, tampoco estamos lejos de la tendencia: El BBVA y Santander están dando pasos para evitar que la incipiente revolución tecnológica de su sector se los lleve por delante o, como mínimo, les haga daño.

Un modelo para esto está surgiendo en el sector privado: El proyecto que involucra a UBS y otras firmas financieras está lejos de ser completo -un lanzamiento limitado podría tener lugar a finales del próximo año- pero el impulso detrás de él sugiere que las criptocurrencias están entrando en la corriente principal.

Loading...