La brillante esencia de Gustavo Cerati

Por Andrés Tovar
11/08/2017

.

Gustavo Cerati, vocalista del grupo de rock argentino Soda Stereo, murió a los 55 años de edad. Había estado en coma por más de cuatro años después de un ataque al corazón poco después de un show en Caracas, Venezuela. Cuando Cerati murió, parecía que la mayor parte de la prensa estadounidense y europea intentaba explicar trascendencia de este cantautor y de su emblemática agrupación, Soda Stereo, para América Latina y cómo Cerati en particular era tan importante e influyente para la música alternativa en ese continente como un Robert Smith, Dave Gahan, Michael Stipe o Michael Hutchence. Vamos a ampliar eso y dar una visión general de lo que lo hizo tan especial.

Soda Stereo fue una de las primeras bandas de rock, y ciertamente uno de los primeros actores alternativos, en tener éxito en toda Latinoamérica. Para quien suscribe, si Soda Stereo lanzara un disco en idioma inglés, seguro se hubieran convertido en superestrellas mundiales pero -incluso siendo el rock británico uno de los pilares fundamentales de su sonido- quizá esa transformación le hubiera quitado lo parte de la esencia que los hizo tan especiales. Durante su carrera, tanto con Soda como en su trabajo en solitario, Cerati fue uno de los artistas alternativos musicalmente experimentales de su generación. Cubrieron magistralmente el terreno estilístico y tenían una discografía que estaba a la par con con cualquier producto estadounidense o europeo.

Los primeros años

El primer disco de la banda vio la luz en 1984 y muestra las primeras influencias de bandas como The Police, Television y The Specials. Lanzado a raíz del regreso a la democracia en Argentina, el álbum tuvo un éxito moderado en el país con éxitos como el influenciado por el ska “¿Por Qué No Puedo Ser Del Jet Set? ” u otras de onda más nueva para la época como “Un Misil En Mi Placard.“. Sin embargo, la banda no había salido de Latinoamérica, una hazaña difícil para cualquier grupo de la época, pero sobre todo para un grupo de rock.

Después de un disco de debut que parecía ser un Sampler de Whitman de los estilos de rock británicos favoritos de la banda, entraron en su propio estilo con Nada Personal de 1985  El récord los convirtió en una de las mejores bandas de rock en Argentina y les abrió la puerta para comenzar a hacer giras fuera del país para lograr grandes éxitos. A mediados de los años ochenta en Latinoamérica era raro que un artista tuviera éxito en varios países, y casi imposible para una banda de rock, pero Soda lo hizo con su gira masiva después del lanzamiento de ese disco. Para su salida de segundo año, la banda tomó la apariencia más oscura del New Wave con gran parte de los elementos de ska que estaban presentes en su sonido en su primer álbum. La canción más conocida del disco, “Cuando pase el temblor”.

A ésto le siguieron discos como Signos (1986) y  Doble Vida (1988), que fueron acompañados por giras de taquilla que convirtieron a la banda en uno de los mayores actos pop en todo el continente. Su punk emocionante recordaba a INXS con el barítono dramático de Cerati. Signos fue uno de los primeros álbumes de una banda de América Latina que logró alcanzar en sus inicios el ya vintage formato del CD, y la banda hizo buen uso del medio abriendo el álbum con “Sin Sobresaltos“, un tema que incluye una de las mejores interpretaciones vocales de Cerati y “Persiana Americana”, que muestra cómo la música rock británica siguió influenciándolos significativamente como grupo y Cerati como cantante y letrista.

Cerati era un maestro en esconder letras oscuras en canciones pop optimistas, y el “vertiginoso rebote” de Persiana Americana oculta letras de acecho y vigilancia similar a un “Every Breath You Take” de The Police. El éxito de la canción hizo que la banda pareciera lista para un crossover americano o europeo, pero sólo sirvió para ser uno de los muchos casos donde la fama mundial cayó fuera de su alcance y no por una falta de calidad en sus excelentes registros.

Cerati y Soda llegan a la explosión

Soda Stereo terminó los años 80 como una de las bandas más grandes de América Latina. Pero su éxito en la década fue sólo un abreboca para lo que sucedería después. En 1990 lanzan el disco Cancion Animal, quizás el más popular de la banda, en gran parte por el éxito de la mundialmente famosa “De Musica Ligera” -sin duda el mayor éxito de su carrera-, una canción con una letra mínima -sólo dos breves versos y un coro repetitivo-, y la voz de Cerati, pero una de las más pegadizas e inmediatas en su catálogo; es el go-to para quien quiera interesarse en conocer un poco más de la banda argentina.

El éxito del Canción Animal sí logró catapultarlos a Europa y Estados Unidos: la banda fue presentada en MTV Europe, pero eso fue acompañado de una desastrosa gira por España y un relativo desinterés comercial fuera del mercado de rock en español.

Tras Cancion Animal, vendría un giro drásticamente diferente con el disco Dynamo de 1992 -el favorito para quien suscribe-, pero el que tuvo la más baja venta y reacciones. Fue un disco intransigente y ciertamente no comercial. La voz de Cerati se entierra a menudo fuera las guitarras y sus líricas normalmente misteriosas y crípticas son más ambiguas que siempre. El primer sencillo “Primavera 0” es un gran ejemplo de lo que fue ese disco: oscuro y desafiante.

Después de este disco, Cerati lanzó su primer álbum en solitario,  Amor Amarillo , que demostró ser un buen indicador de dónde iría su carrera como solista después del final de la banda: una mezcla de guitarras psicodélicas pop como ” Te llevo para que me lleves ” y el romanticismo electrónico con “Pulsar“.

Después de un hiato de tres años, Soda lanzó su último álbum, Sueno Stereo en 1995. Otro cambio estilístico y, claramente, su álbum más consistente. Está lleno hasta el borde con brillantes números pop neo-psicodélicos como ” Zoom” y ” Paseando Por Roma “, que pasaron por el medio de la línea entre el grunge y los sonidos procedentes de la escena del rock británico que había producido las influencias de la banda. Incluso los Beatles influyen en el éxito “Ella usó mi cabeza como un revólver” con un sonido diferente de la caja de herramientas Fab Four que Oasis estaba explotando en Manchester. Las voces de Cerati nunca entran en la dramatización estratosférica a la que estaba acostumbrado, pero su entrega más sobria funcionó perfectamente para álbum.

En esa época, la banda lanzó su grabación más importante: MTV Unplugged: Comfort y Música Para Volar , un álbum de MTV “semi-desenchufado” y lanzaron un magnífico álbum de grandes éxitos, Chau Soda, que se convirtió en su única aparición de Billboard en los Estados Unidos.

Cerati como solista

Aunque Gustavo Cerati había lanzado un álbum en 1993, su carrera en solitario comenzó en serio con 1999 con el álbum Bocanada, una colección de ensueño de viaje-hop que demostró ser un escaparate perfecto tanto para su talento vocal y sus letras crípticas como-nunca, Siempre es Hoy (2002), Ahí Vamos (con el gran éxito “Crimen“) y su folk álbum final  Fuerza natural de 2009 serían los discos posteriores, donde Cerati hizo gala de su gusto por la experimentación mezclando diferentes géneros.

Soda Stereo se reunió una vez más en 2007, para una gira de conciertos masivos titulada Me Verás Volver. La gira incluyó tres programas más vendidos en los Estados Unidos que demostraron ser un poco de reivindicación para una banda que nunca fue capaz de realmente romper el mercado en esa zona. Dos años más tarde Gustavo Cerati sufrió un derrame cerebral en 2010 -ese año tenía fijada una gira en España durante el verano- que lo llevó al coma y a su posterior muerte en 2015, una pérdida masiva para el mundo de la música alternativa y para América Latina en particular. Y parece que muchos estadounidenses y europeos descubrieron Soda Stereo después de su muerte, una manera agridulce de empezar a escuchar una banda que fue una de las mejores bandas alternativas durante su apogeo.

Cerati tenía una de esas voces inmediatamente identificables con sólo un toque de vibrato, un toque ocasional para lo dramático y un talento para la subestimación. Siempre lució con orgullo sus influencias, pero nunca trató de emular a ninguna de ellas, lo que resultó en un estilo único que lo llevó desde los primeros álbumes de Soda hasta sus grabaciones finales en solitario. Si no los conoce, vale la pena escuchar.

Loading...