Hinomaru, la historia del sol del Japón

Por Cambio16

.

Un 7 de agosto en el año 1854, Japón estableció el Hinomaru o Nisshoki, el diseño conocido de un disco que simboliza el sol en su bandera nacional.

El Hinomaru era la bandera oficial que flameaba en sus barcos. Aunque la bandera continuó considerándose la bandera nacional oficial, no existía una base legal para esto sino hasta 1999, cuando se promulgó la Ley de la Bandera Oficial y el Himno, la cual permitió que el Hinomaru fuera la bandera oficial legalmente sancionada de Japón.

No obstante, la percepción del público sobre la bandera varía.

Algunos japoneses asocian a la bandera con el militarismo japonés y sus guerras de agresión en la Segunda Guerra Mundial, considerándola como un símbolo del ultranacionalismo.

Otros respetan a la bandera y lo que representa. Cualquiera sea su connotación, el Hinomaru sigue siendo un símbolo poderoso y duradero para los japoneses.

La historia del Hinomaru

Cuando surgió el Hinomaru, el gobierno pidió a los ciudadanos que saludaran al emperador con la bandera, lo que ocasionó cierto resentimiento entre la población y algunas protestas. La aceptación de la bandera por parte de la ciudadanía requirió de algún tiempo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, era una costumbre popular que amigos, compañeros de clase, así como familiares de un soldado firmaran un Hinomaru y se lo obsequiaran. La bandera también era utilizada como amuleto para la buena suerte y una plegaria con la intención de que el soldado regresara a casa a salvo del frente de combate.

El término utilizado para este amuleto es Hinomaru Yosegaki (日の丸寄せ書き?).​ Una de las tradiciones dice que nada de lo que se escriba debe tocar el disco solar.

Después de las batallas, las banderas fueron con frecuencia capturadas o encontradas en los cuerpos de los soldados fallecidos. Aunque las banderas se convirtieron en souvenires,​ existe una tendencia creciente que consiste en enviarlas a los descendientes del soldado al que pertenecía.

La tradición de escribir en una bandera aún continúa, aunque de un modo más limitado. El Hinomaru Yosegaki todavía puede verse en eventos deportivos, donde se desea apoyar al equipo nacional.

Otro ejemplo es el hachimaki, una banda para la cabeza de color blanco y con un disco rojo al centro. Durante la guerra, las frases “victoria segura” (必勝 Hisshō?) o “siete vidas” se escribían en el hachimaki, los cuales eran usados por los pilotos kamikazes, lo que demostraba que estaban dispuestos a morir por su país.

Antes de la guerra, se pedía que todos los hogares mostraran un Hinomaru durante las celebraciones nacionales.

El sol que permanece

Actualmente, la bandera de Japón se despliega casi únicamente en edificios del gobierno nacional o local, tales como ayuntamientos. Es raro verlas en hogares o edificios comerciales, aunque algunas personas y compañías recomiendan sacar una bandera durante las fiestas. Aunque el gobierno japonés alienta a los ciudadanos y residentes a ondear la bandera durante celebraciones, no están obligados legalmente a hacerlo.

De acuerdo a encuestas realizadas por los principales medios de comunicación, la mayoría de los japoneses percibían la bandera como nacional incluso antes de la aprobación de la respectiva ley de 1999. A pesar de esto, controversias alrededor del uso de la bandera en eventos escolares o en los medios aún tienen lugar.

En Japón no existe una ley que criminalice a aquellos que quemen la bandera, aunque no se permite que ninguna bandera extranjera sea quemada en suelo nacional.

Loading...