.
domingo , noviembre 17 2019
Home / Actualidad / China celebra siete décadas de comunismo con presiones de libertad y cambios
Manifestantes de Hong Kong siguen presionando cambios políticos en China, al cumplirse 70 años de la llegada del comunismo en ese país asiático
Manifestantes de Hong Kong siguen presionando cambios políticos en China, al cumplirse 70 años de la llegada del comunismo en ese país asiático

China celebra siete décadas de comunismo con presiones de libertad y cambios

En vísperas de anunciados altercados pese a la prohibición de un tribunal, la República Popular China celebra este martes siete décadas de comunismo, enfrentando el duro trance de no torcer su rumbo a la modernidad.

Por una parte, busca cómo mantenerse en el estrado de las economías más fuertes del mundo en medio de la guerra comercial con Estados Unidos;  y por la otra, sostener la imagen de una abierta sociedad de consumo, aplicando, no obstante, férreos controles políticos y sociales.

El gigante asiático es el país más poblado del mundo, con 1.396 millones 360 mil 764 habitantes, según cifras de 2018. Y es también de horizonte incierto.

Por lo pronto, el gobierno del presidente chino, Xi Jinping, ha anunciado para este martes un homenaje con el mayor desfile militar de su historia, en la puerta de Tiananmén, en un claro mensaje a sus opositores internos y a la comunidad internacional, principalmente a EEUU.

Mostrarán aviones, helicópteros y misiles intercontinentales, así como militares en 59 formaciones y liderados por 27 generales, en una demostración de lealtad al Partido comunista y a Jinping.

Mientras este lunes, cientos de personas corearon “Oda a la Patria” en Victoria Peak para expresar sus mejores deseos para China.

Y es que el 1° de octubre de 1949, China, de la mano de Mao Zedong, instaló el comunismo, tras la derrota del último gobierno nacionalista, y con esto décadas de altercados, represión con centenares de fallecidos y lentos pasos hacia la modernidad.

China fuerte, menor crecimiento

China, luego de fuertes desencuentros y tonos disonantes, acordó con EEUU, a principios de septiembre, iniciar una etapa de negociaciones, luego de un año de fuertes tensiones. El propósito es bajar las presiones ocasionadas por la guerra de aranceles sin precedentes entre las dos primeras economías, las cuales impactaron el comercio mundial.

Las conversaciones fueron anunciadas por el gobierno chino, a través de un comunicado, en el cual se anticipa que el viceprimer ministro Liu He, líder del equipo negociador, visitará Washington a principios de octubre para avanzar en la búsqueda de un acuerdo. Ambos países restablecieron relaciones hace 40 años.

A Liu se le atribuye cierta recuperación económica sujeta a líneas de Jinping, luego de que el país asiático experimentó un leve descenso en la producción industrial y del sector minero en 2018. Eso aunque el crecimiento de la economía, al cierre de 2017, repuntó un 6,9 por ciento, luego de siete años.

El funcionario cree en los mecanismos del libre mercado, pero hasta cierto punto porque es partidario de un entorno regulatorio muy fuerte, según aseguran especialistas.

A pesar de todo, la economía de China es fuerte. Representa 16% del PIB global y tiene planes para erradicar la pobreza extrema de su territorio en 2020, según reportes.  Ha pasado de ser fuente de proletarios para todo tipo de factorías a acoger a la mitad de la clase media mundial.

La propiedad privada existe en China

Uno de sus avances más importantes fue la aprobación de la Ley de Propiedad. Aunque la propiedad privada  fue incluida en la Constitución china como “derecho inviolable” en 2004, por el parlamento, esta norma es la primera en su tipo. Como dividió al régimen comunista fue redactada seis veces.

Hoy la Ley de Propiedad está vigente en 247 artículos y establece el mismo nivel de protección para las posesiones estatales, colectivas e individuales.

También contempla que las pertenencias del Gobierno y la tierra siguen siendo del Estado, pero el pueblo chino tiene derecho de usufructo de estas durante 70 años.

En 2001, China se une a la Organización Mundial de Comercio, en un signo de fortalecimiento de su economía.

En 2018, se modificó la Constitución y se incorporó la doctrina socialista con características de Xi Jinping. Pero también se eliminó el límite de los mandatos, con lo que este puede seguir en la presidencia hasta su muerte.

Presiones por cambios democráticos

En 70 años, China ha desarrollado fuertes controles para la vida ciudadana. En la actualidad la propaganda estatal exhorta a las parejas a “tener hijos, por el país”, luego de restricciones. Y recaba miles de datos de la población a través de la tecnología. El Partido Comunista no oculta sus métodos  de vigilancia. 

También ha registrado al menos una veintena de violentos sucesos que cuestionaron el sistema maoista, antes marxista-leninista, implantado en ese país, con varios centenares de muertes. La historia destaca tres de los acontecimientos que marcan el destino político y social.

El primero de ellos ocurrió en menos de 10 años de proclamarse la República Popular. Más de 30 millones de personas, la mayoría campesinos, murieron de hambre como consecuencia del inicio de la colectivización forzada de la agricultura y la fabricación de acero.  Dos décadas más tarde, el Ejército mató a cientos de trabajadores y estudiantes unidos a activistas del Movimiento 4 de julio, que protestaban en la plaza de Tiananmén y demandaban reformas profundas en el país ante una creciente crisis.

Hong Kong: protesta de miles

El último de los acontecimientos lo protagonizaron los hongkoneses, en 2014, cuando surgió el primer movimiento a favor de la democracia, desde la Revolución de los Paraguas, y que hoy, seis años después, persiste en la denominada Región Administrativa Especial de Hong Kong de China​.

Desde julio de 2019, cientos de ciudadanos de Hong Kong han protestado firmemente contra las decisiones del gobierno de esa entidad.  Una de estas fue la ley de extradición. Esta fue finalmente eliminada, pero causó una crisis de gobierno.

Luego de tres meses consecutivos, este lunes miles de manifestantes volvieron a las calles de Hong Kong en demanda de los cambios políticos, luego de un fin de semana especialmente violento. Los altercados entre manifestantes y policías culminaron con gases lacrimógenos, cañones de agua, y cócteles molotov.

Hoy martes, volverán a las calles en plena celebración de Xi Jinping. Y han dicho que nada los detendrá.

 

Para más información visite: Cambio16

Lea también: Repsol se abre paso en el mercado asiático con la compra del 40% de United Oil Company

Repsol se abre paso en el mercado asiático con la compra del 40% de United Oil Company

 

 

 

 

About Olgalinda Pimentel

Periodista caraqueña, egresada de la UCV en 1978, con experiencia en el manejo de las fuentes política, judicial-policial y ciudadana. Desde 1982, me he desempeñado principalmente en el área de la investigación periodística en esas áreas.

Check Also

Pablo Iglesias

Miguel Henrique Otero: la Venezuela indolora de Pablo Iglesias

Miguel Henrique Otero Periodista/Presidente y director del diario El Nacional Una extraña atmósfera rodea al …