96.000 firmas piden libertad de las iraníes presas

96.000 firmas exigen liberar a las iraníes presas por no llevar velo en público

Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.

Amnistía Internacional busca detener la “siniestra campaña de represión” del régimen iraní contra las mujeres. Pero aún faltan unas 4.000 firmas para completar las 100.000 que respalden la carta al presidente de la Magistratura de Irán, Ebrahim Raisi. El propósito es interceder a favor de la libertad de todas aquellas condenadas por protestar contra la obligatoriedad de usar velo o hiyab. Hasta ahora 96.000 firmas exigen la libertad de las mujeres que se han liberado del velo.

La campaña de Amnistía Internacional comenzó luego de la detención, en abril de 2019, de Yasaman Aryani, su madre Monireh Arabshahi, y Mojgan Keshavarz. El Día Internacional de la Mujer, las tres subieron al vagón del metro reservado a las mujeres, se quitaron el velo y repartieron flores. En un vídeo que se viralizó en las redes sociales, se ve a Yasaman cuando ofrece una a una mujer con hiyab o velo. Le dijo que esperaba que un día pudieran caminar juntas por la calle, “yo sin hiyab y tú con el tuyo”.

Si quieres firmar, puedes hacerlo aquí https://www.es.amnesty.org/actua/acciones/iran-represion-mujeres-jun19/

Yasaman, de 25 años de edad, fue detenida y conducida a un lugar desconocido. A su madre la detuvieron un día después, cuando intentaba conocer el paradero de su hija. Mojgan, detenida y golpeada delante de su hija de 9 años, también estuvo desaparecida durante varios días.

“Tras su detención fueron recluidas en régimen de aislamiento prolongado, lo que incumple la prohibición absoluta de la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes que impone el derecho internacional”, denunció Amnistía Internacional.

Asimismo, fueron presionadas para que “confesaran” ante una cámara que había elementos extranjeros tras su activismo en contra del uso obligatorio del velo y que se “arrepentían” de sus actos.

La condena que rechazan 96.000 firmas

El 31 de julio de 2019, madre e hija fueron condenadas a 16 años de prisión. Y Mojgan Keshavarz, a 23 años y 6 meses. Las condenas son por “difusión de propaganda contra el sistema” (un año) y “reunión y colusión para cometer delitos contra la seguridad nacional” (5 años). Los otros 10 son por “incitar a la corrupción y la prostitución y facilitarlas” al promover el “abandono del velo”. La condena de Mojgan Keshavarz sumó otros 7 años y 6 meses prisión por “insultos a santidades islámicas”.

Amnistía Internacional considera que las tres son presas de conciencia, recluidas únicamente por su campaña pacífica en contra de la discriminatoria legislación sobre el uso obligatorio del velo:

“El juicio, celebrado ante la Sección 28 del Tribunal Revolucionario de Teherán, fue manifiestamente injusto. No se les permitió el acceso a sus abogados en ninguna etapa de los procedimientos. El juez desoyó las súplicas de las acusadas para que les permitieran comunicarse con sus abogados. Les dijo que no se permitiría a estos acceder al sumario de la causa ni defenderlas hasta la etapa de apelación”.

El presidente del tribunal también las insultó. Versiones periodísticas señalan que les dijo a gritos “las haré sufrir a todas”. También las amenazó con años de encarcelamiento en la prisión de Shahr-e Rey, donde se hallan, “en pésimas condiciones”, mujeres condenadas por delitos violentos graves.

Miércoles blancos

La policía iraní ha detenido en los últimos años a por lo menos 29 mujeres. Las acusa de “alterar el orden público” por participar en manifestaciones.

Muchas de esas manifestaciones son en respuesta a la campaña en redes sociales lanzada por la activista Masih Alinejad. Autoexiliada en Estados Unidos, fundó la página My Stealthy Freedom (Mi libertad clandestina). Desde allí convoca a las iraníes a que los días miércoles usen pañuelos blancos en sus cabezas y se los quiten en señal de protesta. Muchas hacen videos o fotos clandestinas cuando se quitan en velo en sitios públicos, y los envían a la página para su publicación.

Antes de la revolución islámica de 1979, las mujeres iraníes podían vestir al estilo occidental y hasta maquillarse. Pero todo cambió con la llegada del Ayatollah Khomeini, quien impuso el uso obligatorio del yihab.

El diario digital Público, publicó que al menos 12 de las mujeres detenidas han sido condenadas por protestar contra la obligación de llevar velo. Las sentencias oscilan entre 6 meses y 33 años de cárcel. Entre ellas están Nasrin Sotoudeh, Reza Khandan, Farhad Meysami, Azam Jangravi, Shima Babaei, Shaparak Shajarizadeh, Maryam Shariatmadari, Narges Hosseini y Vida Movahedi.

Vida Movahedi fue la pionera en quitarse el velo en la calle, en el marco de la iniciativa #MiércolesBlanco. El 27 de diciembre de 2017 lo colocó sobre un palo y se subió a una caja de electricidad, en plena Avenida de la Revolución. Fue condenada a un año de prisión y salió de la cárcel en mayo de 2019.

Lee también:

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Katty Salerno

Areas of Expertise:

Política
Internacional
Economía
Medioambiente

Location Expertise:

Iberoamérica
España

Official Title:

Correctora y redactora editorial

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Licenciada en Comunicación Social, UCV, 1985, Curso de Corrección y Estilo en Español, Universidad de Barcelona, España, 2015, Diplomado en Edición, UCV-Cámara Venezolana del Libro, 2018. Redactora, editora y correctora editorial de las versiones impresas y páginas web, de Cambio16 y Energía16. Redactora de la revista Cambio Financiero. Amplia trayectoria en medios e instituciones nacionales e internacionales. Fui corresponsal jefe en Cuba y Venezuela de la agencia italiana de noticias ANSA; y jefe de prensa del Sistema Económico Latinoamericano (SELA) y del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, entre otros cargos. También tengo experiencia en la edición de libros impresos y en edición de textos periodísticos para medios digitales. Venezolana radicada en Venezuela. Membresía: Asociación de Revistas ARI.

Check Also

Hay una sola raza, la humana

La ciencia pone fin al debate: Hay una sola raza, la humana

Todos los humanos descienden del mismo tronco común. No hay diferencias moleculares entre los humanos.