Los servicios de seguridad belgas, en tela de juicio tras los atentados

Por Cambio16 | Efe

Las revelaciones del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien dijo el miércoles que ese país detuvo y expulsó a Holanda en verano pasado a uno de los yihadistas que cometieron el martes los atentados de Bruselas, han hecho que las miradas críticas se dirijan hacia los servicios de seguridad belgas. Además, motivaron la convocatoria de un comité ministerial restringido del Gobierno belga para tratar ese dossier.

La información aportada por Turquía también ha llevado a una situación complicada al seno del Gobierno belaga. El primer ministro, Charles Michel, ha rechazado la dimisión de los titulares de Interior, Jan Jambon, y de Justicia, Koen Geens, en relación con el caso de Ibrahim el Bakraoui, uno de los zamikazes del atentado en el aeropuerto de Zaventem, que Turquía dice que expulsó en 2015.

El primer ministro belga rechazó ambas dimisiones al considerar que el contexto actual, dos días después de los atentados ocurridos en el aeropuerto internacional y la estación de metro Maelbeek en Bruselas, no permite prescindir de los ministros de Interior y Justicia, según el diario Le Soir.

Erdogan aseguró que tanto Holanda como Bélgica fueron avisadas de que El Bakraoui era un “combatiente extranjero”.

El yihadista fue supuestamente enviado a Holanda a petición propia.

El ministro belga de Justicia, Koen Geens, dijo por su parte el miércoles que Bélgica desconocía los vínculos de Ibrahim el Bakraoui con el terrorismo.

En declaraciones a la cadena VRT, Geens recalcó que “no hubo una extradición” de Ibrahim el Bakraoui a Bélgica, sino que se trataría más bien de “un reenvío a la frontera siria por parte de Turquía”.

Geens dijo no saber con certeza si Bélgica estaba al tanto de esta operación, ni su gabinete pudo precisar tampoco por qué El Bakraoui fue deportado a Holanda.

Según el diario Standaard, El Bakraoui fue condenado a nueve años de prisión en 2011 por robo a mano armada y puesto en libertad condicional en 2014 en Bélgica.

Tras su liberación, de nuevo fue buscado por las fuerzas de seguridad porque no había respetado las condiciones de la misma, según la Agencia Belga.

En los atentados del martes en Bruselas murieron al menos 31 personas y 300 resultaron heridas.

Abdeslam

El presunto cerebro logístico de los atentados de París, Salah Abdeslam, detenido el pasado viernes en Bruselas, quiere ahora ser entregado y transferido “lo antes posible” a Francia, según ha indicado su abogado, Sven Mary.

A la salida de una audiencia en la Cámara del Consejo de Bruselas, que interviene en la fase de instrucción de una investigación penal, Mary señaló que su cliente, hasta hace poco el hombre más buscado de los atentados del pasado 13 de noviembre en París, le ha trasladado este deseo, después de que inicialmente se opusiera a ser entregado a Francia, señaló la agencia Belga.

Salah Abdeslam

Salah Abdeslam

“Salah Abdeslam me ha expresado su deseo de partir a Francia lo antes posible”, señaló, y añadió que ha hablado con la juez de instrucción, la cual “no se opone” a su salida de Bélgica.

Por otra parte, la audiencia en la que la Cámara del Consejo debía decidir sobre el mantenimiento en prisión de Abdeslam ha sido pospuesta al 7 de abril, según confirmó la Fiscalía federal en un comunicado.

Esta misma Cámara también debe decidir sobre la prolongación de la detención de Amine Choukri, de Abid Aberkane, de la familia que acogió a Abdeslam en el distrito de Molenbeek cuando fue detenido, y de otros sospechosos vinculados a los atentados de París.

Igualmente decidirá sobre el traslado o no al tribunal correccional de 16 personas ligadas presuntamente a la desmantelada célula terrorista de Verviers.

Abdeslam no comparecerá ante la juez de instrucción, según su abogado, que también ha asegurado que su cliente no ha querido colaborar con los investigadores que le visitaron en la cárcel el miércoles tras el doble atentado perpetrado un día antes en el aeropuerto de Zaventem y en una estación de metro de Bruselas.

“Me quería ver. No quiero que se encierre demasiado”, dijo Mary, quien agregó que si el presunto cerebro del aparato logístico de los atentados de París no habla, “nos pone delante de otros Zaventem, otros Bataclan y eso es lo que quiero evitar”, señaló en referencia a los ataques en el aeropuerto bruselense y en la sala de espectáculos parisina.

Abdeslam se encuentra en la prisión de máxima seguridad de Brujas y se recupera “poco a poco” de las heridas sufridas durante su detención, cuando fue disparado por las fuerzas especiales belgas en una pierna para inmovilizarle, de acuerdo con su abogado.

El letrado de Abdeslam fue agredido el miércoles por la tarde por una persona que le reprochó defender al presunto terrorista.

Mientras, las Policía belga ha efectuado nuevas operaciones en las proximidades de la avenida de Ixelles, una céntrica zona comercial de Bruselas, informó la agencia Belga.

Las fuerzas de seguridad han evacuado el área, en la que han establecido un perímetro de seguridad y han desplegado un importante dispositivo policial, indicó la misma fuente.

Loading...