domingo , noviembre 18 2018
Home / Actualidad / Arabia Saudí confirmó el asesinato de Khashoggi dentro de su consulado
Arabia Saudí confirmó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi dentro de su consulado en Estambul/Reuters

Arabia Saudí confirmó el asesinato de Khashoggi dentro de su consulado

Lo que era un secreto a voces se reveló este sábado. Arabia Saudí confirmó el asesinato. El periodista Jamal Khashoggi murió en una pelea dentro de su consulado en Estambul (Turquía). Es la primera vez que Riad reconoce su muerte.

Este crítico del príncipe heredero que vivía en Estados Unidos y era columnista del The Washington Post, desapareció después de entrar al consulado el 2 de octubre para obtener los documentos para su próximo matrimonio.

Días después, los funcionarios turcos dijeron que creían que lo habían matado en el edificio y que le habían descuartizado, una acusación que Arabia Saudita negó hasta ahora.

El fiscal saudita dijo que se desató una pelea entre Khashoggi y las personas con las que se reunió en el consulado, lo que llevó a su muerte.

A través de un comunicado, el fiscal indicó que 18 ciudadanos saudíes habían sido arrestados.

“Un grupo de saudíes tuvo un altercado físico y Jamal murió como resultado de un estrangulamiento. Trataban de mantenerlo tranquilo”, reveló un funcionario saudí a Reuters.

La declaración del fiscal no especificó dónde habían colocado los agentes el cuerpo de Khashoggi o si planean informar a los turcos. El funcionario saudí dijo: “No sabemos con certeza qué pasó con el cuerpo“.

La prometida turca de Khashoggi, Hatice Cengiz, tuiteó en árabe: “El corazón se aflige, hay lágrimas en los ojos y con tu separación estamos tristes, mi querido Jamal”, dijo ella, preguntando “¿dónde está el cadáver del mártir Khashoggi?”.

Prensa turca reveló detalles del asesinato

La prensa estatal saudita dijo que el rey Salman había ordenado el despido de cinco funcionarios, entre ellos Saud al-Qahtani. Se trata de un asesor de la corte real considerado como la mano derecha del príncipe heredero Mohammed bin Salman. También se despidió al subjefe de inteligencia Ahmed Asiri.

Las investigaciones para buscar alguna pista de lo sucedido con Khashoggi llevaron a que fuerzas conjuntas de Arabia Saudí y Turquía tomaran la misión saudí en Estambul. Hasta los vehículos diplomáticos fueron revisados.

Todavía Arabia Saudita no ha proporcionado pruebas que respalden su explicación de las circunstancias que llevaron a la muerte del profesional de la comunicación.

Fuentes turcas dicen que las autoridades tienen una grabación de audio que supuestamente documenta su asesinato. El periódico turco oficialista Yeni Safak publicó lo que dijo que eran detalles del audio. Dijo que los torturadores de Khashoggi le cortaron los dedos durante un interrogatorio y luego lo decapitaron y lo desmembraron.

Trump cree en la versión saudí

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que la respuesta de Arabia Saudí era creíble, aunque inaceptable. En Arizona dijo que estábamos ante un “buen primer paso. Es un gran paso”.

“Arabia Saudita ha sido un gran aliado. Lo que sucedió es inaceptable”, agregó. Dijo que hablaría con el príncipe heredero Mohammed bin Salman, el gobernante de facto de Arabia Saudita.

Dada la importancia que tiene el país árabe en la política exterior norteamericana, las declaraciones de Trump con el transcurrir de los días han visto bajar su volumen.

Antes de los anuncios de Arabia Saudí, Trump dijo que podría considerar sanciones. Sin embargo también sostuvo que eso podría afectar al mismo Estados Unidos por múltiples razones: se trata de uno de los principales productores de petróleo del mundo, es un importante socio en el mercado armamentístico que moviliza unos 110 mil millones de dólares y genera unos 600 mil empleos, además de un contrapeso a Irán.

Un acto deliberado, planificado

Entretanto, los legisladores estadounidenses dijeron que les resultaba difícil creer lo anunciado por Arabia Saudí.

El senador demócrata Richard Blumenthal dijo a CNN que la explicación de Arabia Saudita “desafía absolutamente la credibilidad“. El senador demócrata Jack Reed, miembro de mayor rango del Comité de Servicios Armados del Senado, dijo que los saudíes no decían la verdad.

Esto parece haber sido un acto deliberado y planificado seguido de un encubrimiento“, dijo en un comunicado. “No traes a 15 hombres y una sierra a una pelea con un señor de 60 años”.

Mientras, la senadora republicana de los Estados Unidos, Lindsey Graham, expresó: “Decir que soy escéptico con respecto a la nueva narrativa saudita sobre el Sr. Khashoggi es un eufemismo”.

Asimismo, el senador republicano, Rand Paul, solicitó detener todas las ventas militares, la ayuda y la cooperación de inmediato. “Arabia Saudita debe pagar un elevado precio por estas acciones“, subrayó.

Para otros aliados occidentales, una pregunta principal será si creen que el Príncipe Mohammed, quien se califica a sí mismo como un reformador, no tiene ninguna culpabilidad. El rey Salman había entregado la gestión diaria del país a su hijo, cuya reputación se ha visto empañada por el asunto Khashoggi.

La crisis que comenzó con el caso Khashoggi ha hecho que ejecutivos y funcionarios occidentales de alto perfil decidieran no asistir una cumbre de inversionistas en Riad.

Para más información visite Cambio16

Lea también:

Trump afirma que periodista Jamal Khashoggi podría estar muerto

Turquía inspeccionó nuevamente el consulado saudí en Estambul

 

Check Also

Hallaron submarino argentino un año después de su desaparición

Los restos del submarino de la Armada Argentina, ARA San Juan, fueron encontrados por una …