martes , diciembre 11 2018
Home / Actualidad / Aumenta pesimismo sobre perspectivas de crecimiento mundial 2019
Una mayor escalada de las tensiones comerciales entre EEUU y China y el endurecimiento de las condiciones financieras desencadenarían una recesión mundial/Reuters

Aumenta pesimismo sobre perspectivas de crecimiento mundial 2019

La guerra comercial entre Estados Unidos y China puede convertirse en una importante causa para que las perspectivas del crecimiento mundial en 2019 se debiliten por primera vez, según un sondeo entre economistas.

A comienzos de 2018, el optimismo sobre una perspectiva económica global sólida fue casi unánime entre los encuestados.

No obstante, una encuesta de Reuters entre más de 500 economistas realizada este mes de octubre muestra una baja en la perspectiva de 18 de las 44 economías evaluadas. Sin cambios se mantuvieron 23 y solo tres mejoraron levemente.

En este momento se está desarrollando una dinámica simple en la economía global: Estados Unidos está en auge, mientras que la mayoría del resto del mundo se ralentiza o incluso se estanca. Las tensiones causadas por esta divergencia están incomodando en muchos mercados emergentes“, señaló Janet Henry, economista jefa global en HSBC.

Argumentó que “una Reserva Federal de Estados Unidos que está subiendo los tipos de interés para evitar el sobrecalentamiento de la economía estadounidense está limitando las opciones de los países donde las condiciones financieras se están estrechando y la tensión comercial se está intensificando”, argumentó.

El último cambio en las expectativas de crecimiento se produce inmediatamente después de una venta masiva en los mercados financieros, especialmente en los emergentes, en gran parte impulsada por las preocupaciones comerciales.

Guerra comercial y condiciones más duras

Unos 150 economistas coincidieron en los dos principales factores desencadenantes de la próxima recesión mundial: una mayor escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y el endurecimiento de las condiciones financieras.

“No habría ganadores de una guerra comercial global”, destacó Neil Shearing, economista jefe de Capital Economics. Esto “infligiría un daño duradero al crecimiento y causaría una pérdida permanente de producción”, agregó.

El Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump amenazó con imponer aranceles a productos chinos valorados en 267.000 millones de dólares, además de los ya aplicados sobre 250.000 millones, lo que equivale a casi todas las importaciones. Pekín tomó represalias.

Una mayoría de los que cubren la economía de Estados Unidos a quienes se les hizo una pregunta adicional dijo que la política económica del país norteamericano hacia China en los próximos años se volvería más confrontacional.

“Las consecuencias de la escalada de las acciones comerciales son innegables: subida de precios en China y Estados Unidos, menos poder de compra para los consumidores en estos países, costes de producción más altos, mayor volatilidad en los mercados financieros y posiblemente tipos de interés más altos”, observó Jean-François Perrault, economista jefe de Scotiabank.

Las perspectivas del FMI

Si bien el crecimiento global en 2018 se mantendrá sólido, sin cambios en la predicción de 3,8 por ciento de julio; el consenso para 2019 fue de 3,6 por ciento, un recorte por primera vez desde que comenzó la encuesta para ese período en julio de 2017. La estimación también es inferior a la del Fondo Monetario Internacional (FMI) del 3,7 por ciento para 2019.

Y es que en la actualización de sus Perspectivas de la Economía Mundial divulgadas hace dos semanas, el FMI explicó que la rebaja refleja una conjunción de factores, donde destaca el aumento de los aranceles entre Estados Unidos y China.

También citó el desempeño más débil de los países de la zona euro, Japón y Reino Unido, así como el alza de los tipos de interés que presiona a algunos mercados emergentes con salidas de capital, especialmente en Argentina, Brasil, Turquía y Sudáfrica.

El crecimiento de Estados Unidos disminuirá una vez que se reviertan partes de su estímulo fiscal”, dijo el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld.

Aunque el Fondo dejó sin cambios las previsiones de crecimiento para 2018 de los dos países: un 2,9 por ciento para Estados Unidos y un 6,6 por ciento para China, considera que el impacto de la guerra arancelaria se sentirá el año próximo.

A través de un comunicado, Obstfeld explicó que “a pesar del impulso actual de la demanda, hemos rebajado nuestra previsión de crecimiento para Estados Unidos en 2019 debido a los aranceles recientemente promulgados en una amplia gama de importaciones desde China y la represalia de Pekín“.

Caída del 0,2 por ciento

En ese sentido, el Fondo recortó su pronóstico de crecimiento de Estados Unidos para 2019 a un 2,5 por ciento desde un 2,7 por ciento, y el de China para el mismo año a un 6,2 por ciento desde un 6,4 por ciento.

Las previsiones de crecimiento para el próximo año fueron rebajadas desde China hasta Turquía y desde África hasta América Latina.

Para más información visite Cambio16

Lea también:

Endeudamiento y guerra comercial desaceleran el crecimiento económico de China

FMI prevé caída en el crecimiento mundial en 2018 y 2019

Check Also

La Declaración de Derechos Humanos cumple 70 años como guía de la igualdad, la dignidad y el bienestar en el mundo

Declaración de Derechos Humanos: 70 años como guía de la igualdad y la dignidad en el mundo

Hace 70 años, en París, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración …