Chris Evans, el Capitán América que "por fin sigue a su corazón"

Por Efe
29/04/2016

La secretaria de Estudios y Programas del PSOE y diputada en el Congreso, Meritxell Batet, optará a ser cabeza de lista del PSC a las elecciones generales del próximo 26 de junio, según han confirmado a Efe fuentes socialistas.

Minutos antes de la reunión extraordinaria de la ejecutiva del PSC en Barcelona, Batet se ha reunido con el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, y le ha transmitido su voluntad de ser candidata por Barcelona a los comicios, tras la renuncia de Carme Chacón a repetir, y a la espera de si finalmente será necesario celebrar primarias para elegir al cartel electoral.

Chacón evitó el jueves detallar los motivos de su decisión, pero diversas fuentes consultadas por Efe apuntan a varias razones que han acabado formando un poso que ha derivando en su renuncia.

Entre ellas está el desgaste tras una última campaña que no fue fácil para el PSC y el arduo desarrollo de las negociaciones para la investidura; el descontento por las críticas internas recibidas durante la elaboración de las listas del PSC al 20D; o la sorpresa por el duro tono de los reproches vertidos por Carles Martí cuando anunció su intención de disputarle las primarias para desbancarla.

La marcha de Chacón puso en consecuencia sobre la mesa el nombre de Batet, secretaria de Estudios y Programas del PSOE y número dos de la lista por Madrid en el 20D.

Diversas fuentes socialistas han avanzado a Efe que se prevé que en la reunión del partido de este viernes, diversos dirigentes, entre ellos Iceta, evidencien un posicionamiento claro a favor de que Batet se presente como cabeza de lista, al considerarla la opción más natural y también por su sintonía con Sánchez, además de defender que el resto de la lista se mantenga igual o con los mínimos retoques.

Además, algunos sectores abogan por intentar evitar las primarias y que sea el Consejo Nacional del partido el que directamente nombre a la nueva candidata, al considerar que se trata de una repetición y continuidad de los comicios anteriores.

No es ésta, en cambio, la visión del exsenador Carles Martí, que en una entrevista con Efe ha apostado por “revisar a fondo” la lista para unas elecciones “trascendentales, que no son una segunda vuelta”, y en todo caso se ha mostrado abierto a “hablar” con Batet para llegar a un “acuerdo” para una lista de “consenso”.

Y en este contexto interno del PSC, el exlíder del partido, Pere Navarro, se ha puesto a “disposición” para “lo que haga falta”, ya sea para encabezar la lista o para formar parte de la candidatura.

A la marcha de Chacón se une por otro lado la de la Irene Lozano, que no repetirá en las listas del PSOE al Congreso al decidir dejar la política para dedicarse a otros proyectos profesionales, y que ha agradecido “especialmente” a Sánchez “su compromiso político con España, su honestidad y su trabajo infatigable por el cambio”.

Lozano fue una de las apuestas personales de Sánchez en la anterior campaña, junto a la excomandante Zaida Cantera, pero su entrada en un puesto tan relevante como el de número cuatro por Madrid suscitó un fuerte malestar en algunos sectores del partido.

La marcha por sorpresa de Lozano, unida a la posible de Batet, podría dejar dos huecos en la lista por Madrid que permite a Sánchez buscar algún revulsivo para intentar mejorar el mal resultado del 20 de diciembre en esta circunscripción.

Loading...