miércoles , diciembre 12 2018
Home / Actualidad / Francia considera usar tropas antiterroristas para proteger edificios públicos
Francia considera usar tropas antiterroristas para proteger edificios públicos. Hay temor de posibles acciones violentas el fin de semana/Reuters
Francia considera usar tropas antiterroristas para proteger edificios públicos. Hay temor de posibles acciones violentas el fin de semana/Reuters

Francia considera usar tropas antiterroristas para proteger edificios públicos

Tropas antiterroristas. Los tres últimos fines de semana en París y en muchas ciudades de Francia han tenido un elemento característico: protesta de ciudadanos y actos de violencia. Todo esto a raíz del aumento al impuesto sobre los combustibles previstos para 2019.

A pesar de que el gobierno de Emmanuel Macron anunció este martes su suspensión por seis meses, el descontento sigue y las autoridades francesas están preocupadas de que otra ola de violencia y disturbios sea desatada en París este fin de semana.

Un funcionario de la presidencia de ese país dijo que hay temor de las acciones que puedan llevar adelante un núcleo duro de los “chalecos amarillos”, por lo que consideran reforzar la capital con tropas antiterroristas.

Las protestas de los “chalecos amarillos”, un movimiento llamado así por las chaquetas fluorescentes que los automovilistas franceses deben llevar en sus vehículos, estallaron en noviembre debido al ajuste presupuestario de muchas familias por los impuestos a los combustibles.

Las manifestaciones se convirtieron rápidamente en una rebelión más amplia, a veces violenta, contra Macron, y no cuentan con un líder formal.

Reveló el funcionario que los servicios de inteligencia sugirieron que algunos manifestantes llegarán a la capital “para realizar actos vandálicos y matar” este fin de semana.

Violentas protestas

Este sábado se vieron en París los peores disturbios desde 1968. Grupos con máscaras y vistiendo de negro corrieron por el centro de la ciudad e incendiaron automóviles y edificios, saquearon tiendas, rompieron ventanas y lucharon contra la policía. También escribieron consignas en contra de Macron en algunos de los distritos más prósperos, incluso en el Arco del Triunfo.

Las autoridades informaron que en la capital francesa se arrestaron a más de 400 personas y 133 resultaron heridas, entre ellas 23 miembros de las fuerzas de seguridad. Se estima que solo en París salieron a protestar unas 5.500 personas y en toda Francia unas 36.000. Los manifestantes se sintieron desde Charleville Mezieres en el noreste hasta Nantes en el oeste y Marsella en el sur. Bloquearon 582 carreteras y sus acciones obligaron al cierre del aeropuerto de Nantes.

El martes, cuando el primer ministro Édouard Philippe anunció la suspensión de los impuestos a los combustibles declaró que habría que estar “sordo o ciego” para no ver o escuchar la ira en las calles.

“Los franceses que han vestido ‘chalecos amarillos’ quieren que bajen los impuestos y que su trabajo rinda. Eso queremos nosotros también. Y si no conseguimos explicarlo, si la mayoría gobernante no logró convencer a los franceses, entonces algo debe cambiar”, dijo Philippe en un discurso televisado.

Las protestas ya han dejado de concentrarse en fines de semana. Este jueves, en algunas ciudades francesas como Marsella, las críticas contra el gobierno de Macron por supuestamente privilegiar a los más poderosos, siguen llevándose a cabo.

Tropas antiterroristas en edificios públicos

Luego de la toma de posesión de Macron hace 18 meses, la retractación de esta semana fue la primera de su gobierno. Y ocurrió en el marco de sus esfuerzos para combatir el cambio climático e incentivar el mayor uso del transporte público.

La amenaza de una nueva ola de violencia plantea una pesadilla de seguridad para las autoridades francesas, que hacen una distinción entre los manifestantes pacíficos de los “chalecos amarillos” y los grupos violentos, anarquistas y de saqueadores provenientes de los suburbios y que, aseguran, se han infiltrado en el movimiento, reseñó Reuters.

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, instó a las personas a quedarse en casa durante el fin de semana.

Fuentes de seguridad dijeron que el Gobierno está considerando usar tropas antiterroristas para proteger los edificios públicos.

Los hechos de violencia han obligado a modificar el calendario de los encuentros de fútbol de la liga francesa.

Para más información visite Cambio16

Lea también:

Macron anunció suspensión del aumento de los impuestos a los combustibles

Macron anunció suspensión del aumento de los impuestos a los combustibles

Check Also

Macron se quema

Videoblog de Gorka Landaburu: Arde París, Macron se quema

Arde París, Macron se quema. Con Emanuel Macron se repite la historia de todos los …