García Revenga niega que supervisara a Urdangarin para la Casa Real

Por Efe
20/04/2016

El exsecretario de las infantas Carlos García Revenga niega que su participación como tesorero en el Instituto Nóos representara una supervisión por parte de la Casa Real, a la que ni siquiera informó de la creación de una entidad en la que él se integró por “amistad” con los entonces duques de Palma.

“Yo no daba un paso en mi vida sin consultarlo al señor García Revenga”, declaró el 2 de marzo Urdangarin para subrayar que toda su actividad profesional contaba con el respaldo de la Casa del Rey, algo que hoy ha contradicho el antiguo secretario de su esposa al afirmar que los proyectos de Nóos constituían “actividad privada”.

En su comparecencia como testigo ante el tribunal de la Audiencia de Palma que juzga el caso Nóos, García Revenga, que llegó a estar imputado en la causa, ha indicado que cuando se creó el Instituto Nóos no consideró que fuera su responsabilidad informar a la Casa Real de una cuestión particular ajena a las actividades de carácter público de los entonces duques de Palma.

Además, ha asegurado que Urdangarin no tenía que rendir cuentas ante la administración de la jefatura del Estado de sus actividades profesionales o mercantiles y que no sabe si, al margen de que no estaba obligado, lo hizo en alguna ocasión.

Ha hecho hincapié en que cuando Urdangarin creó junto a Diego Torres el Instituto Nóos en 2003 y le pidió que formara parte de su junta directiva se sumó como tesorero para que la infanta Cristina asumiera el papel más discreto de vocal, pero nunca tuvo ninguna participación en la gestión de la entidad y ni siquiera sabía que era una asociación sin ánimo de lucro.

García Revenga ha explicado que el marido de la infanta perseguía un “beneficio social” con la actividad del Instituto Nóos, “aunque también tenía, evidentemente, su parte lucrativa”.

Piden expulsar a Manos Limpias del juicio de Nóos por “intereses espurios”

La defensa de Diego Torres y Ana María Tejeiro, con la adhesión de los letrados de Iñaki Urdangarin y Mercedes Coghen, han pedido este miércoles al tribunal que juzga el caso Nóos que expulse del procedimiento a Manos Limpias, que ejerce la acusación popular, porque persigue “intereses espurios”.

El letrado de Torres y su esposa, Manuel González Peeters, ha intervenido al final de la trigésima quinta jornada de la vista ante la Audiencia de Palma que deje fuera del procedimiento a Manos Limpias porque la Audiencia Nacional investiga el presunto intento de extorsión a la defensa de la infanta Cristina a cambio de retirar la acusación contra ella, que mantiene el sindicato en solitario.

La representación legal de la hermana del Rey, acusada de cooperación en dos delitos fiscales, no se ha sumado a la solicitud de expulsión, mientras que la Fiscalía, que se opuso en su momento a la personación de Manos Limpias, ha pedido al tribunal que pida a la Audiencia Nacional información sobre los procesos abiertos contra el sindicato para analizar si procede apartarlo de la causa.

Por su parte, la letrada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, ha rechazado la petición, ya que considera que representa a la persona jurídica sindicato Manos Limpias que no está siendo investigada ni pesa sobre ella ninguna medida cautelar.

La magistrada que preside el tribunal, Samantha Romero, ha anunciado que la sala resolverá sobre la controversia cuando la analice, y ha advertido a la defensa de Torres que le corresponde velar por el respeto a la presunción de inocencia frente a una solicitud hecha sobre la base de “una investigación embrionaria”.

Loading...