Llega el 'reality' de 'Ocho apellidos vascos'

Por Miguel Ángel Artola

El juego humorístico de contrastes de costumbres entre el norte y el sur de España sigue siendo fuente de inspiración para los guionistas. Uno puede llegar a pensar que tras el éxito de la película Ocho apellidos vascos y con la secuela ya rodada y en proceso de montaje, no daba para seguir explotando el mismo filón con garantías de éxito, pero la buena aceptación de la serie de televisión de Antena 3 Allí abajo ha demostrado lo contrario. Por si no fuese suficiente con la segunda parte de la película, que llevará por título Ocho apellidos catalanes, ahora nos llega una versión televisiva en formato reality. La nueva criatura tiene el sello de la productora vasca Pausoka y el Grupo Secuoya y ha sido adquirida por Canal Sur Televisión y Euskal Telebista para su emisión conjunta.

No ha habido que darle muchas vueltas a la cabeza para cerrar el argumentario del nuevo espacio. Las dos televisiones autonómicas tienen de plazo  dos semanas para hacer los castings que les permitan seleccionar a ocho concursantes que aspiren a ser el vasco más andaluz y el andaluz más vasco.

Las dos cadenas públicas que han decido apadrinar el espacio han ofrecido ya detalles que nos permiten hacernos una idea aproximada de lo que podemos esperar del concurso que tiene por título Tú al norte, y yo al sur y que ya de entrada ha conseguido encontrar a la presentadora perfecta para la ocasión. Reyes Prados, una sevillana afincada en Bilbao que ha llegado incluso a aprender euskera como muestra de un integración.

Ocho andaluces vivirán durante dos semanas en un agroturismo de un pueblo vasco y serán sometidos a todo tipo de pruebas para medir su “vasquidad”. No faltarán a buen seguro intentos de chapurrear la lengua autóctona, hacer el bruto comiendo y bebiendo a lo bestia, y levantamiento de piedras y troncos. Los ocho vascos que harán lo propio en un pueblo andaluz deberán demostrar que son capaces de bailar sevillanas con algo de ritmo y su don de gentes y capacidad de ligoteo.

Serán posteriormente los vecinos de cada pueblo los que elijan a cada uno de los ganadores que pasará a ser reconocido con las llaves de la localidad, además de ganar oficialmente el primer concurso a lo Ocho apellidos vascos.

Todo un filón

Tal es el atracón de “contraste cultural” entre el norte y el sur que más pronto que tarde alguno de los proyectos que buscan la gloria por el camino fácil se topará con el rechazo de la audiencia, pero el negocio es el negocio y mientras se pueda seguir estirando la cosa nadie tiene intención de ponerle freno.

Gracias a Ocho apellidos vascos el cine patrio logró cerrar 2014 con una cuota de taquilla del 27% frente al 15,64% logrado un año antes. La cinta que narra el encuentro de amor entre Rafa –el andaluz protagonizado por Dani Rovira – y Amaia –la vasca indomable interpretada por Clara Lago- terminó su recorrido comercial en las salas con diez millones de espectadores y sesenta millones de euros recaudados.

Los guionistas, Borja Cobeaga y Diego San José, nos demostrarán el próximo 20 de noviembre si con Ocho apellidos catalanes son capaces de mantener el interés por los duelos humorísticos territoriales al menos un añito más.

Además los proyectos relacionados con Ocho apellidos vascos terminan teniendo siempre personajes conectados. ¿Recuerdan el programa de humor de ETB Vaya semanita? Pues en su primera etapa tuvo como director y guionista precisamente a Borja Cobeaga y entre los actores estaba Oscar Terol, uno de los actores de la serie de Antena 3 Allí abajo. Y para más coincidencias, la productora encargada de Vaya semanita no es otra que Pausoka, la que firma el reality que se grabará en agosto y podremos ver al comienzo de la nueva temporada.

Así que para finales de año tendremos triple atracón. El estreno de Ocho apellidos catalanes, el reality Tu al norte y yo al sur y puede que ya esté lista la segunda temporada de la serie de Atresmedia Allí abajo que nos ha permitido descubrir a grandes actores como Jon Plazaola y a la confirmación de María León. Bajo la dirección de Iñaki Mercero ha demostrado que se mantiene el éxito de hacer reír en base a los clichés nacionales. Debutó con un 27,3% de cuota de pantalla y más de cinco millones de espectadores y ha mantenido el tipo a lo largo de la temporada rondando en cada emisión los cuatro millones seiscientos mil espectadores de media.

Mientras los guiones sean buenos y disfrutemos con buenas actuaciones parece que el éxito esta garantizado. Lo del reality ya será otra historia.

Loading...