lunes , diciembre 10 2018
Home / Actualidad / Migrantes abandonaron refugio para instalarse en paso fronterizo con EEUU
Como respuesta a las amenazas de Donald Trump, migrantes abandonaron refugio en Tijuana para instalarse en paso fronterizo con EEUU/Reuters
Como respuesta a las amenazas de Donald Trump, migrantes abandonaron refugio en Tijuana para instalarse en paso fronterizo con EEUU/Reuters

Migrantes abandonaron refugio para instalarse en paso fronterizo con EEUU

Paso fronterizo con EEUU. Como una forma de presionar a que agilicen su entrada a Estados Unidos, cientos de migrantes centroamericanos de una caravana que atravesó México abandonaron un albergue en la fronteriza ciudad de Tijuana para acampar a un costado de uno de los principales puntos de acceso a Estados Unidos.

Esto ocurre en el marco de un sinfín de advertencias del presidente de EEUU. Primero Donald Trump amenazó a los presidentes de Honduras, Guatemala y El Salvador de cortar la ayuda financiera, luego fue contra el presidente de México, Enrique Peña Nieto, a quien conminó a detener las caravanas y más tarde anunció que movilizaría a los efectivos militares a la frontera sur, dada la incapacidad del gobierno mexicano de contener a los migrantes.

Las advertencias más severas las lanzó este 22 de noviembre, cuando autorizó al Ejército a “usar la fuerza letal”. “Si tienen que hacerlo van a usar la fuerza letal. He dado autorización, espero que no tengan que hacerlo“, dijo Trump.

Asimismo señaló que Estados Unidos podría cerrar toda la frontera con México por un tiempo “si llega un punto en que podemos perder el control o si nuestra gente empieza a resultar herida”.

En su mensaje a los militares por el día de Acción de Gracia y en abierta referencia a los migrantes centroamericanos que en varias caravanas comenzaron movilizarse hacia la frontera sur de EEUU el 13 de octubre, Trump expresó que “no vendrán criminales a nuestro país. Necesitamos trabajadores pero de forma legal, que vengan con un sistema de mérito”.

Apostados en paso fronterizo con EEUU

La llegada de los migrantes a Tijuana, fronteriza con el estado de California, llevó a las autoridades mexicanas a habilitar espacios para recibir y atender a quienes esperan cruzar la frontera. La Unidad Deportiva Benito Juárez fue una de ellas.

Según el ayuntamiento de esa localidad se han repartido un total de 8 mil cobijas y 3 mil 500 colchonetas para las diferentes áreas de dormitorios que se acondicionaron en gimnasio, canchas de baloncesto y los campos de béisbol. Los espacios habilitados para dormitorio ya rebasan la capacidad planeada para este refugio: 3 mil 500 personas.

Una de las que abandonó ese espacio para movilizarse hacia el cruce peatonal oeste Tijuana-San Diego fue Isaura Flores, una migrante hondureña.

Anoche la pasamos muy mal. Mi niño no se le quita la gripe. Muchos de los niños en el albergue están igual. Me preocupa que vaya a empeorar“, comentó mientras cambiaba de ropa a su hijo de tres años en el paso fronterizo con EEUU.

Dijo que solo quería ir a Estados Unidos a “trabajar y ganarme la vida allá”, reseñó Reuters.

Con sus pocas pertenencias y sus hijos a cuestas, otros se instalaban en las inmediaciones del puesto de control de El Chaparral, con la esperanza de presentar sus casos en busca de asilo.

Los últimos reportes la tarde de este viernes de las autoridades de Tijuana señalan que en el paso fronterizo con EEUU, los migrantes se mantienen a la intemperie, mientras la temperatura comienza a bajar y los ánimos a caldearse.

Otorgamiento de asilo

En medio de la movilización, las autoridades suspendieron brevemente las operaciones en el vecino puerto de entrada de San Ysidro, generando grandes filas de conductores que intentaban ingresar al país para celebrar el Día de Acción de Gracias.

El lugar era vigilado por decenas de efectivos de la policía mexicana y eventualmente del Ejército.

A través de un megáfono, Edgar Corzo, visitador de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, dijo que además de ir a Estados Unidos, los migrantes tenían la posibilidad de solicitar refugio en México o pedir asistencia para obtener un trabajo.

Si me hubiera querido quedar en este país desde que estaba en Ciudad de México hubiera pedido asilo, como muchos de mis compañeros, pero lo que quiero es ir a Estados Unidos“, dijo Melkin González, de 26 años, que viajaba con una mochila.

Miles de integrantes de la caravana comenzaron a llegar en masa hace poco más de una semana a las ciudades fronterizas de Tijuana y Mexicali, pero ninguno sabe con certeza cuándo podrá presentarse ante las autoridades migratorias estadounidenses. Una de sus formas de presionar es instalándose en el paso fronterizo de EEUU, en este caso en el cruce Tijuana-San Diego.

El gobierno de Tijuana ha dicho que el proceso de asilo podría llevarles hasta más de seis meses, sobre todo cuando el pasado viernes 9 de noviembre, el presidente Trump suspendió el otorgamiento de asilo en la frontera sur a quienes accediesen al país de forma irregular.

Para más información visita Cambio16

Lea también:

Trump autorizó al Ejército a “usar la fuerza letal” para contener a migrantes

Trump autorizó al Ejército a “usar la fuerza letal” para contener a migrantes

Check Also

ONU adoptó pacto mundial sobre la migración en Marrakech

164 Estados miembros de la ONU adoptaron este lunes un pacto global no vinculante que …