sábado , diciembre 15 2018
Home / Actualidad / López Obrador cancela el nuevo aeropuerto internacional de Ciudad de México

López Obrador cancela el nuevo aeropuerto internacional de Ciudad de México

Este lunes, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador anunció que detendrá las obras del nuevo aeropuerto internacional de Ciudad de México, ubicado en Texcoco, tras los resultados de una controversial consulta popular en el que participaron más de un millón de personas, el 1% de la lista nominal del país. 

Avalado por los votos de 748.355 personas,  López Obrador, que asume la presidencia el próximo 1 de diciembre, le pone punto y final a una obra valorada en 13.300 millones de dólares y que fue presentada por el gobierno de su antecesor, Enrique Peña Nieto. Solo el 29% de los consultados, 311.132 personas, optaron por apoyar la construcción del proyecto diseñado por los arquitectos Norman Foster y Fernando Romero, que tiene cerca del 30% de avance en su construcción. Ciudad de México fue la urbe que más participó con 239.000 sufragios.

El plebiscito, que duró cuatro días, fue organizado por la Fundación Rosenblueth, que agrupa varios investigadores en ciencia e informática, y no recibió el aval del árbitro electoral mexicano. Opositores y empresarios lo tildaron como un capricho de López Obrador, además de considerarlo no vinculante y carente de base legal.

“La decisión que tomaron los ciudadanos el día de ayer (domingo) es racional, democrática y eficaz”, dijo López Obrador. “Se van a construir dos pistas en el aeropuerto militar de Santa Lucía, se va a mejorar el actual aeropuerto de Ciudad de México y se va a reactivar el aeropuerto de Toluca”, explicó.

El político dijo que todo ello permitirá resolver en tres años la saturación de la terminal de la capital y aseguró que se generarán ahorros por el equivalente a 5.000 millones de dólares respecto a las obras del nuevo aeropuerto que se construye desde 2015 en un drenado lago en la localidad de Texcoco.

Negociaciones con inversores

López Obrador, conocido por su acrónimo AMLO, afirmó que es “probable” que inversores que participaron en las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM) opten por unirse a su plan de reacondicionar dos terminales aéreas y construir las dos pistas nuevas en la base militar.

Entre las empresas afectadas, las más perjudicadas son las españolas FCC y Acciona, que formaban parte del consorcio para construir el proyecto. Este, estaba organizado por el Grupo Carso, del empresario Carlos Slim.

“Vamos a hablar también con los empresarios, con los contratistas, para llegar a un acuerdo. Hay la posibilidad de que sigan con los contratos, haciendo el mismo volumen de obra en Santa Lucía o llegar a arreglos”, dijo. “En todo caso, se va a actuar con apego a la legalidad“, agregó.

Asimismo, AMLO recalcó que “hay fondos que respaldan los compromisos en contratos e inversiones. Existe el aval a nuestra palabra de atender a cualquier reclamación de las empresas”.

Desplome de la bolsa

Sin embargo, la decisión de cancelar la obra provocó un desplome de la bolsa mexicana de valores. Además, el peso mexicano cedió un 3,6 por ciento el lunes, su peor caída desde el triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos en noviembre de 2016.

En medio de la incertidumbre, los rendimientos de los bonos emitidos para financiar parte del proyecto se dispararon a sus máximos históricos. “Este es un mal presagio de cómo evolucionará la política bajo el mandato de López Obrador”, dijo la firma Eurasia en una nota a clientes.

“A medida que enfrenta los problemas, las decisiones de López Obrador se alinearán con sus opiniones más intervencionistas y esto empeorará una vez que esté en el cargo y tenga que tomar decisiones sobre todo tipo de problemas”, agregó.

Pero AMLO desestimó la reacción de los mercados al calificarla de “normal” y “poco significativa”. En ese mismo tono distendido, aseguró que “una vez que se informe se van a tranquilizar las cosas (…) No representó prácticamente nada de alteración. Hay que esperarnos, no hay nada que temer”, dijo.

Mientras que su futuro secretario de Transporte, Javier Jiménez, dijo que hay gastos no recuperables que pagar por 40.000 millones de pesos (unos 2,000 millones de dólares).

Aumenta la desconfianza

A pesar de la seguridad de AMLO, el líder de la Confederación Patronal de México, Gustavo de Hoyos explicó a Reuters que intentarán “todas las acciones jurídicamente válidas que estén a nuestra disposición porque tenemos la clara convicción de que la obra en proceso es una obra que le conviene al país”.

Por su parte, el último presidente, Enrique Peña Nieto, dijo que no se realizarán modificaciones a la concesión ni a la ejecución del proyecto hasta que pase la posta a López Obrador. “Durante los últimos años hemos sido claros en cuanto al valor y la relevancia de esta obra para el país“, afirmó.

“De mantenerse la decisión de cancelar la obra, el próximo gobierno tendrá que hacer frente al pago de compromisos, los cuales probablemente requerirán el uso de recursos fiscales adicionales“, agregó.

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México -una empresa de participación estatal mayoritaria responsable de construir, administrar, operar y explotar el NAICM- ha emitido bonos por 6,000 millones de dólares para financiar la obra, además de 30,000 millones de pesos (unos 1,500 millones de dólares) en unos títulos colocados en la bolsa local.

Líderes empresariales aseguraron que la decisión siembra un mal precedente y dudas sobre el horizonte para futuras inversiones, especialmente en el vital sector energético, en momentos en que México busca aumentar su declinante producción de hidrocarburos.

“No es una buena noticia el retraso del aeropuerto para la conectividad en México (…) Este aeropuerto era necesario“, dijo en Panamá el presidente de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Alexandre de Juniac.    

Con información de Reuters.

Leer más mundo en Cambio16.

 

Check Also

Con pocos avances concluye cumbre sobre cambio climático

El cambio climático obliga a un cambio de actitud. La Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático …