lunes , diciembre 10 2018
Home / Actualidad / Las eléctricas cayeron en el IBEX en respuesta a posibles cambios regulatorios
Sector eléctrico español cae en la bolsa más del 2% ante temores regulatorios

Las eléctricas cayeron en el IBEX en respuesta a posibles cambios regulatorios

El sector eléctrico español cae en la bolsa más del 2 por ciento ante el temor a cambios regulatorios que recorten sus beneficios, arrastrando consigo al principal índice de la bolsa española, que se desmarcaba de la tendencia alcista del resto de plazas europeas.

Y es que el Gobierno de Pedro Sánchez y Unidos Podemos firmaron esta semana cambios normativos en el funcionamiento del mercado eléctrico para dar al traste con la sobrerretribución, o con lo que se conoce como beneficios caídos del cielo, que consideran que reciben en el mercado mayorista algunas tecnologías, como la hidráulica o la nuclear.

Los tres grupos del Ibex más expuestos a la medida registraban pronunciadas caídas en bolsa y eran de los valores que más contribuían a la tendencia bajista en el Ibex: Iberdrola se dejaba un 3,5 por ciento, Endesa un 3,7 por ciento y Naturgy, la antigua Gas Natural, 2,1 por ciento, reflejó un cable de Reuters.

También Acciona, que tiene un importante parque de generación hidráulica, era penalizada por los inversores, con una caída próxima al 5 por ciento. Mientras el índice europeo índice de grandes valores europeos FTSEurofirst 300 subía un 0,28 por ciento, el selectivo español Ibex caía un 1 por ciento.

Sector eléctrico español cae en la bolsa por lo sensible del tema

Los expertos apuntan a que el acuerdo presupuestario anunciado esta semana por el Gobierno de Pedro Sánchez y Unidos Podemos ha causado incertidumbre sobre la marcha de estas empresas, muy sensibles en bolsa a cualquier cambio regulatorio.

“Se está notando en toda Europa la precaución de cara al fin de semana, con la aversión al riesgo por la subida de la rentabilidad de los Treasuries de EEUU, pero en España la bolsa está cayendo por el temor al tema regulatorio en los presupuestos”, dijo una operadora bursátil en Madrid.

Sánchez solo tiene el apoyo de 84 diputados en el Congreso de los diputados y la suma de los escaños de Unidos Podemos – en total 151 apoyos – no le permite aún la mayoría suficiente para aprobar las cuentas que el lunes (15 de octubre)  tendrá que presentar a Bruselas.

El despacho de prensa detalla que “El texto del acuerdo recoge que ambos partidos quieren “realizar los cambios normativos necesarios en relación con el funcionamiento del mercado eléctrico para acabar con la sobrerretribución”.

Las empresas más perjudicadas monitorean el panorama

En este sentido, analistas de Sabadell destacan en una nota a clientes la posibilidad de que se limiten los precios que pueden cobrar las empresas por las tecnologías nuclear e hidráulica. “En nuestra opinión no será fácil de cambiar ya que el sistema marginalista de fijación de precios es el utilizado en la mayor parte de los países de la OCDE y un gobierno en minoría parlamentaria no facilita abordar un asunto de este calado”, indicaron.

De todos modos y en cualquier caso, estos analistas creen que la más perjudicada de aplicarse los cambios sería Endesa; toda vez que la actividad hidráulica supone un 14 por ciento del valor de empresa; seguida de Iberdrola (4 por ciento) y Naturgy (1 por ciento). En el caso de la energía nuclear, el orden de daños por la hipotética reforma sería el mismo, según Sabadell.

Bono social punto de conflicto

Los anuncios en materia presupuestaria 2019 y regulatoria en función de contener las elevadas tarifas eléctricas, se suman a los primeros cambios aprobados la pasada semana, por el Ministerio para la Transición Ecológica que dirige Teresa Ribera, que ha renovado el bono social de la luz, que contempla descuentos de entre el 25% y el 40% de la factura eléctrica (del 100% para casos extremos) para hogares vulnerables, señala una publicación de El Independiente.

La preocupación del sector se incrementa toda vez que les corresponde asumir la factura del programa de ayudas. En el RDL ya sancionado se establece que siguen siendo todas las comercializadoras eléctricas las que financian el bono social. Son más de 200 empresas, pero son las cinco grandes –Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viesgo- asumen el 96% del coste total.

Con información de Reuters

Para más detalles sobre la temática visite Energía16

Check Also

Se dispara el pesimismo de los españoles ante la situación del país.

Se dispara el pesimismo de los españoles ante la situación del país

El porcentaje de españoles que consideran que la situación general del país empeorará siguen en …