Tu nube personal

Por Miguel Angel Artola
23/11/2015

En la actualidad tenemos no pocos servicios en internet que nos brindan la oportunidad de almacenar nuestros archivos para poder compartirlos entre nuestros diferentes dispositivos o con terceros. Si no tenemos inconveniente en que nuestras fotos, vídeos y documentos se almacenen en servidores externos que no controlamos y además no movemos una gran cantidad de datos son las soluciones más recomendables.

Dropbox nos ofrece un par de GB gratis de entrada  y hasta 1T al mes por 9,99€. Las otras dos soluciones más populares ofrecen soluciones incluso más económicas como Google Drive que nos ofrece 15 GB gratis y planes de precios que parten de 100 GB al mes por 1,99 USD. OneDrive nos ofrece de entrada 7GB gratis que como en el caso de Dropbox podemos incrementar gracias a incentivos por vincular nuestra nube con redes sociales o invitar a amigos a probarla.

Pero como decíamos al principio cada vez nuestras cámaras ofrecen fotos y vídeos con mayor resolución y calidad, por lo que las necesidades de almacenamiento son mayores. Ya sea por necesidades personales o incluso profesionales, la alternativa de tener nuestra propia nube para almacenar los archivos en la seguridad de nuestra casa u oficina es ya una realidad al alcance de la mayoría de los bolsillos. Las empresas grandes con informáticos en plantilla o empresas externas encargadas del mantenimiento de ordenadores y servidores ya podían utilizar soluciones de almacenamiento NAS, pero ahora tenemos propuestas de las grandes marcas de discos duros y de algunos desarrolladores nóveles que merece la pena conocer.

1

Una nube en tu casa

La primera de las propuestas ha logrado financiación mediante Kickstarter para su desarrollo y tiene como protagonista a la empresa francesa Lima. El proyecto ha sido el primero desarrollado por una empresa gala que ha logrado recaudar más de un millón de dólares en la plataforma americana de crowdfunding. Tras una temporada de prueba entre sus primeros usuarios y no pocos premios a la innovación comercializan ya su producto directamente en su web Meetlima.com.

Por 99€, gastos de envío incluidos, podemos elegir el dispositivo que es un poco más grande que una llave USB. Sólo tenemos que conectarlo al router mediante un cable de red suministrado y por USB al disco duro que queremos poner en red. El proceso de instalación no dura más de diez minutos y al ser multiplataforma podemos tener la aplicación en todos nuestros soportes. Si nos quedamos cortos con un solo disco podemos agrupar cuantos discos externos queramos mediante un Hub USB y luego conectarlos a la unidad Lima que tiene potentes aplicaciones de software que garantizan además la encriptación de nuestros flujos de datos de un dispositivo a otro.

De entre los grandes fabricantes de discos duros, el que más se ha dejado notar con una solución que tenemos disponible en todas las tiendas de informática, es Western Digital con su propuesta My Cloud. En su propia web podemos adquirir dispositivos desde 2 TB hasta 6 TB con precios desde 159€ hasta los 279,30 del sistema con mayor capacidad. My Cloud de WD tiene también su propio software muy sencillo que nos permite configurar el dispositivo y dar o quitar permisos de acceso a las carpetas de datos. Como en otras propuestas la compañía destaca que con My Cloud guardaremos todo nuestro contenido en un lugar seguro de nuestra red para que no tengamos ninguna duda acerca de dónde están nuestros archivos y sin tener que pagar cuotas mensuales por almacenamientos externos. WD comercializa también una caja sin discos, sólo con la solución de conectividad para que podamos reutilizar los que tengamos ya por casa.

Seagate cuenta con su solución Personal Cloud algo más enfocada a compartir archivos multimedia para poder ser visionados en televisores dotados de sistemas Smart TV. La propuesta más económica la tenemos por 147€ con una capacidad de 3 TB y según la página del fabricante dispone de equipos con hasta 5 TB en dispositivos de una única bahía y de hasta 8 TB en la de dos.

Como no podía ser menos, otro de los grandes nombres de los dispositivos externos de almacenamiento, D-link, tiene también sus propios productos para crear nubes personales. La gama tiene por nombre Mydlink y no se limita sólo a discos duros. Ofrece también sistemas de cámaras de visionado remoto para saber si nuestros hijos se encuentran bien, sistemas de control parental para monitorizar la actividad de nuestros hijos e hijas en las redes sociales a distancia, controlando en todo momento los sitios web que visita o qué dispositivos se conectan a la red doméstica. Pero en lo que respecta a los discos duros en la nube nos ofrecen una carcasa con dos bahías por 75€ acompañada de su correspondiente software. Es la solución más económica de todas las que hemos encontrado.

2

Compartir carpetas de tu ordenador

Con una facilidad de uso similar a las otras propuestas descritas, la marca Synology, más enfocada al mundo de los negocios, nos ofrece un buen número de propuestas para cubrir diferentes necesidades, con carcasas para que incorporemos nuestros propios discos desde 149€. Podemos incluso sincronizar nuestro sistema de almacenamiento doméstico con las plataformas de nube externas como Google Drive o Dropbox para una mayor flexibilidad y redundancia de datos para evitar pérdidas involuntarias.

Sin gastarnos ni un sólo euro también hemos encontrado algunas opciones interesantes. Evidentemente más limitadas, pero que pueden solucionarnos más de un problema, como la necesidad de pasar entre compañeros de trabajo pesados archivos que tenemos que compartir o simplemente tener la opción de consultar o descargar documentación que tenemos en el ordenador de casa desde nuestro portátil o smartphone. BitTorrent Sync nos ofrece esa posibilidad. Para ello sólo tenemos que descargarnos la aplicación en todos los dispositivos en los que queramos sincronizar nuestras carpetas compartidas. La opción básica y gratuita sólo nos permite sincronizar carpetas pero tenemos opciones interesantes como el control sobre los días que el enlace permanecerá operativo y la posibilidad de confirmar manualmente el acceso a aquella persona que haya recibido el enlace y quiera acceder al contenido. De esta forma podemos tener un mayor control sobre el acceso a los contenidos que queremos compartir.

Montar un NAS en un ordenador viejo

Seguro que tenemos un ordenador, o más, que se nos ha quedado viejo, con el que ya no podemos hacer nuestro trabajo diario por falta de RAM o de procesador o la gráfica ya no nos permite jugar con las últimas novedades. Si tenemos algunos conocimientos de informática y algo más de paciencia, podemos crear nuestro propio servidor de archivos. Existen programas que nos facilitan la tarea de convertir al viejo PC en un servidor NAS. El más reconocido y aplaudido en todos los foros del mundillo es FreeNAS. La arquitectura del sistema operativo se basa en FreBSD, una plataforma de Open Source y además es multiplataforma. Nos podemos descargar la última versión del sistema operativo directamente de la página web Freenas.org

Podemos encontrar rápidamente en internet tutoriales personalizados que nos pueden ser de gran utilidad para proceder a la configuración del servidor si no somos usuarios muy avanzados, pero la verdad es que el procedimiento para comenzar a andar es sencillo. Luego la cantidad de opciones para compartir archivos y carpetas puede complicarse un poco pero sólo es cuestión de práctica. Podemos incluso configurarlo en una partición de nuestro disco duro o en un usb externo. Todo dependiendo de nuestras necesidades de almacenamiento. Otra buena forma de tener nuestra propia nube en casa sin gastar un euro.

Loading...