Alud sepultó a personas en Birmania
REUTERS

Alud sepultó a más de 160 mineros, en un nuevo capítulo de la explotación de jade en Birmania

Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.

Un alud sepultó a por lo menos 160 mineros que trabajaban en la mina más grande de jade del mundo, ubicada en Hpakant, Birmania. El suceso volvió a poner en evidencia las irregularidades en las que se desarrolla un negocio millonario que, sin embargo, deja poco a la mayoría de los birmanos.

El Departamento de Bomberos de Birmania informó que el hecho ocurrió este jueves, cuando los trabajadores estaban extrayendo jade en una mina de Hpakant. La localidad está situada en el estado Kachin, fronterizo con China, país donde esta piedra es más valorada que el oro.

Las lluvias del monzón provocaron el deslizamiento de tierras en el momento en que centenares de personas se encontraban trabajando en la mina. Testigos dijeron que vieron cadáveres flotando en el pantano, por lo que se estima que el número de víctimas pueda ser mayor.

La zona donde ocurrió la tragedia quedó completamente sumergida bajo el lodo, según mostraron las imágenes difundidas por los socorristas en las redes sociales.

Rescatistas llevan los cuerpos de las víctimas del deslizamiento de tierra en un sitio de extracción de jade en Hpakant, estado de Kachin, Birmania. Julio 2, 2020. RUTERS

No es la primera vez que un alud sepultó a mineros en Birmania. En noviembre de 2015, un deslizamiento de tierra en la misma región acabó con la vida de 116 personas. En abril del año pasado, otras 54 murieron a causa de un corrimiento de tierras en otra mina de Hpakant.

Un negocio millonario

Birmania es el mayor productor mundial de jadeíta, una preciada variedad de jade que se extrae principalmente en las montañas de Kachin. Cifras del Gobierno indicaron que la extracción de jade sumó 670 millones de euros entre 2016 y 2017.

Pero una investigación divulgada en 2015 por la ONG Global Witness señaló que se trata de un negocio mucho más grande: $31.000 millones solo en 2014. Un monto equivalente a casi la mitad del PIB de Birmania, del que casi nada llega a la gente común ni a las arcas estatales.

“El sector está controlado secretamente por redes de élites militares, capos del narcotráfico y compañías asociadas con los días más oscuros del gobierno de la junta militar”, dijo la ONG en su informe.

La Nobel de Paz Aung San Suu Kyi, integrante del actual Gobierno birmano, propuso reformar la industria cuando llegó al poder en 2016. Sin embargo, los activistas del sector aseguran que poco ha cambiado desde entonces.

Lea también:

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Katty Salerno

Areas of Expertise:

Política
Internacional
Economía
Medioambiente

Location Expertise:

Iberoamérica
España

Official Title:

Correctora y redactora editorial

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Licenciada en Comunicación Social, UCV, 1985, Curso de Corrección y Estilo en Español, Universidad de Barcelona, España, 2015, Diplomado en Edición, UCV-Cámara Venezolana del Libro, 2018. Redactora, editora y correctora editorial de las versiones impresas y páginas web, de Cambio16 y Energía16. Redactora de la revista Cambio Financiero. Amplia trayectoria en medios e instituciones nacionales e internacionales. Fui corresponsal jefe en Cuba y Venezuela de la agencia italiana de noticias ANSA; y jefe de prensa del Sistema Económico Latinoamericano (SELA) y del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, entre otros cargos. También tengo experiencia en la edición de libros impresos y en edición de textos periodísticos para medios digitales. Venezolana radicada en Venezuela. Membresía: Asociación de Revistas ARI.

Check Also

Repunte del coronavirus

El repunte del coronavirus amenaza a la Unión Europea, con España a la cabeza

La incidencia en nuestro país va en camino de rebasar el umbral que el ECDC considera como de alto riesgo.