viernes , diciembre 6 2019
Home / Actualidad / El fútbol infinito de Messi
Messi Balón de Oro
Lionel Messi, con sus seis Balones de Oro

El fútbol infinito de Messi

Después de que este lunes Lionel Andrés Messi Cuccitini se convirtiera en el primer futbolista en recibir seis veces el Balón de Oro, las reacciones no se hicieron esperar. Compañeros, colegas, entrenadores, exfutbolistas, periodistas, los mismo que le habían otorgado el galardón, todos (o casi todos) se rindieron a los pies del rosarino. 

No se dijo nada que no se dijera cada semana: “único”, “irrepetible”, “GOAT” (las siglas en inglés del “mejor de todos los tiempos”). Àlex Delmàs, autor del libro Messi Táctico, resumió la grandeza del 10 en un tuit: “Ningún gran goleador es un gran asistente, excepto él. Ningún gran asistente es un gran goleador, excepto él. Ningún gran regateador es un gran creador de juego, excepto él. No somos conscientes de la dimensión real de Lionel Messi. Todas los Balones de Oro que pueda ganar se quedarán cortos”. 

Y es que el FC Barcelona puede dejar de ganar títulos, pero Messi no deja de ser el jugador más influyente en la cancha. El sexto Balón de Oro, le llega en uno de sus años con menos títulos: solo ganó La Liga y la Supercopa de España, luego de caer en las semifinales de Champions y de la Copa América, y de perder la final de la Copa del Rey (aunque marcó). Pero sí fue Pichichi de La Liga y Bota de Oro con 36 tantos, además de máximo asistente del torneo, y goleador de la Champions (12). 

Los seis Balones de Oro de Messi 

El primer Balón de Oro lo recibió hace 10 años, cuando ganó todo con el Barça de Guardiola. “Tenía 22 años, era impensable para mí todo lo que estaba viviendo”, recordó Messi ayer, durante su discurso. En 2010 repitió la hazaña también con una Liga y una Supercopa española, por encima de sus compañeros y campeones del mundo Xavi e Iniesta. 

En 2011, lo volvió a ganar con un doblete Liga-Champions y se convirtió el segundo en ganarlo en tres ocasiones consecutivas después de Michel Platini, quien le entregó el galardón.  Al año siguiente, se lo llevó con tres títulos menores (la Supercopa de España y de Europa, y la Copa del Rey) pero también con el récord de mayor goleador en un año natural con 91 tantos que superaron los 85 que había marcado Gerd Müller en 1972.

No lo volvió a ganar hasta el 2015, cuando bajo el mando de Luis Enrique, fue el líder del equipo que consiguió un nuevo triplete. En ese momento, de sus tres hijos, solo había nacido el mayor, Thiago, en 2012. Desde entonces, sus fracasos en Europa y con la selección argentina tuvieron más peso que su propio brillo y Cristiano le empató. 

Solo se quedó fuera del podio el año pasado, cuando Luka Modric rompió con la hegemonía del portugués y el rosarino. Hasta ayer, cuando volvió a lo más alto. Tan solo siete puntos por encima de Virgil Van Dijk, defensor del Liverpool campeón de Champions y MVP de la Premier League. Muy por detrás, Cristiano completaba el podio. 

“Soy consciente de la edad que tengo” 

“Mi vida ha cambiado mucho desde entonces. Tengo una mujer, tres hijos”, proseguía Messi en uno de sus discursos más emotivos, después de ver un vídeo de su familia felicitándolo por el galardón. “Y en todo este tiempo nunca dejé de soñar. De seguir queriendo crecer. De seguir mejorando día a día y continuar disfrutando del fútbol. Gracias a Dios pude hacer lo que amo desde que tenía uno o dos años”, dijo. 

“Ojalá me queden muchos años más. Soy consciente de la edad que tengo, y estos momentos se sienten mucho más porque se acerca el momento de la retirada. Me quedan varios años, pero el tiempo vuela y pasa todo muy rápido. Espero seguir disfrutando del fútbol. De mi familia. De los rivales. Y de esta vida que me toca vivir”, cerró, entre aplausos.

Con el récord de balones de oro y botas de oro (también con seis), pocos récords le quedan por romper. Lleva 614 con el Barça y puede superar la marca de Pelé en el Santos (643) como máximo goleador en un mismo club. También está de segundo en la tabla de anotadores de la Champions, 114 goles por detrás de los 127 de Cristiano. Y le faltan dos ligas para alcanzar a Paco Gento (12).

Si podrá o no, eso queda por verse. Pero, incluso ahora y más allá de los números, el fútbol, y el deporte, se ha rendido a sus pies. Porque no solo es el que marca más goles, sino cómo lo hace. Por esa diagonal que todo el mundo se sabe de memoria y que, aún así, siempre termina igual. Por las gambetas, y los pases, que no terminaron en gol. Y por ser fútbol. Así, puro e infinito. 

Leer más en Cambio16

Leer también: Messi gana su sexto balón de oro y es el rey del fútbol mundial

Messi gana su sexto balón de oro y es el rey del fútbol mundial

About Natalia Lobo

Comunicación Social en la Universidad Central de Venezuela. Escribo en la sección de deportes de Cambio16. He escrito sobre moda y entretenimiento.

Check Also

Park City Wind

Iberdrola se adjudicó el desarrollo de un megaparque eólico marino en EEUU

Iberdrola, a través de su filial Avangrid Renewables, se adjudicó el desarrollo del parque eólico …