Bobo Choses: la ropa que habla el lenguaje de los niños

Por Ores Lario / Fotografía: Martina Matencio

Dos rombos gigantes pintados en la puerta principal de lo que era una antigua fábrica de juguetes delatan que algo serio se cuece dentro. Sin duda los niños lo son. En Mataró, junto al Mediterráneo, el edificio alberga las oficinas de Bobo Choses, una firma de moda infantil que se creó de la mano de dos directoras creativas. “Después de trabajar en una agencia de publicidad, decidí crear mi propio estudio de diseño gráfico con mi exsocia. Con la llegada de la maternidad diseñamos una colección de niños que presentamos en la feria parisina Playtime en 2008”, recuerda Adriana Esperalba, artífice de esta firma que comenzó con una producción de 5.000 prendas y que este año fabricará 270.000.

“Hacemos ropa original y cómoda que habla el idioma de los niños. Cada colección cuenta una historia. Nuestro lema es: Have fun!”, afirma Esperalba, diseñadora, quien asegura disfrutar de “todo el proceso creativo: desde el inicio cuando pienso cuál será la temática de la colección, hasta con la elección de colores o tejidos. También dibujando estampados junto a mi equipo o preparando la sesión de fotos”.

Si un secreto tiene esta marca, que crea prendas para niños de tres meses a 11 años, es la sencillez de su propuesta, que ha sabido captar en sus cómodas prendas y accesorios el lenguaje de los pequeños.

Su primera colección, The Englishman & the Sitting Bull obtuvo un inesperado éxito, y desde entonces su crecimiento ha sido constante. La marca se distribuye en 35 países -“nuestra web está en inglés porque nuestros clientes son mayoritariamente de fuera de España”- y tiene 379 puntos de venta. “Para comenzar pedimos un préstamo ICO de 25.000 euros y facturamos 40.000 euros en 2009. Para finales de año queremos llegar a los cuatro millones”, asegura Esperalba sobre la firma que empezó con tres personas y hoy da empleo a 16.

“Nuestro proyecto de expansión pasa por un crecimiento orgánico. La prioridad está en el diseño, la calidad y el servicio. Es importante reforzar nuestra marca y el discurso que queremos transmitir”, añade Fenella, socia y responsable de la producción.

A la vez que el crecimiento, ha aumentado también su prestigio. Es habitual su presencia en las revistas y constante el entusiasmo con que las estilistas acogen cada colección. Su popularidad se ha disparado. Ayuda a ello que la actriz Jennifer Garner y modelos como Miranda Kerr o Gisele Bundchen escojan prendas de Bobo Choses para sus vástagos. “Me emociono cuando veo a un niño por la calle vistiendo Bobo, no hace falta que sea famoso”, afirma Adriana sobre esta marca que, como los niños, no deja de crecer.

Sello ‘made in Spain’

Colorida y ambientada en los cuentos de monstruos, así es Guess Who´s Coming for Breakfast…, la colección de Primavera-Verano 2015 de Bobo Choses. “El 95% de nuestra fabricación se hace en Mataró, en la provincia de Barcelona. Sólo aquellos productos muy específicos se elaboran fuera, como las alfombras que producimos en India porque preferimos mantener la técnica original”, dice Adriana Esperalba, diseñadora de la firma (a la izquierda en la foto) junto a su actual socia, Fenella Bingham, responsable de producción.

Bobo Choses

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Ores Lario

Avatar

Check Also

Whisky y medio ambiente

Whisky en botella de papel, a la salud del medio ambiente

Diageo acaba de anunciar que lanzará botellas de Johnnie Walker "100% libres de plástico".