El bombardeo (verbal) entre EEUU y Corea del Norte. ¿Antesala a lo peor?

Por Andrés Tovar
26/09/2017

.

Las tensiones entre EEUU y Corea del Norte ya son altas, pero la retórica de la última semana la empujó a un punto aún más alto y en un lugar aún más inimaginable.

El ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong Ho, dijo en un discurso de la ONU el 23 de septiembre que era “inevitable” que Corea del Norte lanzara misiles a territorio estadounidense. Eso ocurrió pocos días después de que el presidente Donald Trump usara el mismo lugar para declarar que Estados Unidos podría “destruir totalmente” a Corea del Norte si continuaba amenazando a Estados Unidos o a sus aliados.

Horas antes del discurso de Ri el sábado, Trump envió bombarderos estadounidenses para volar en aguas internacionales a lo largo de la costa norcoreana en una provocativa demostración de fuerza. Aunque Trump no parece tener mucho apoyo público a la beligerancia: Según una nueva encuesta, resulta que el 67 por ciento de los estadounidenses no quieren que su país ataque a Corea del Norte de manera preventiva.

Y todo eso vino antes de que Ri amenazara este lunes con derribar aviones de guerra estadounidenses “incluso cuando todavía no están dentro de la frontera aeroespacial de nuestro país”.

Así que es seguro decir que la situación empeoró en los últimos días, y que el pueblo estadounidense ya está preocupado por lo que está pasando. Lo que sigue es una recapitulación rápida de las últimas 72 horas en el enfrentamiento entre Estados Unidos y Corea del Norte.

EEUU Vs. Norcorea: Guerra…de palabras

Afortunadamente, la guerra entre los EEUU y Corea del Norte solo ha llegado a arremetidas verbales.

Durante su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el 19 de septiembre, Trump dijo que Estados Unidos “destruiría totalmente” a Corea del Norte si Pyongyang continúa amenazando a Estados Unidos o a sus aliados, añadiendo que “el hombre cohete -en referencia a Kim Jong-un- está en una misión suicida para sí mismo y para su régimen”.

Tres días más tarde, Kim volvió con su lenguaje muy personal, afirmando que “segura y definitivamente domarían al ‘mentalmente desquiciado’ líder estadounidense”.

Corea del Norte ha amenazado este lunes a EEUU.

Los comentarios amenazantes norcoreanos no terminaron allí: Ri tuvo su oportunidad de dirigirse a la ONU el sábado.

“Debido a su falta de conocimiento común básico y sentimiento propio, trató de insultar a la suprema dignidad de mi país al referirlo a un cohete”, dijo Ri . “Al hacerlo, sin embargo, cometió un error irreversible de hacer que la visita de nuestros cohetes a todo el continente de Estados Unidos sea inevitable aún más”.

A Trump no le gustaron esos comentarios y más tarde esa noche utilizó su herramienta favorita, Twitter, para amenazar con borrar a Corea del Norte del mapa:

Vale la pena señalar que Corea del Norte no se compone sólo de los funcionarios del régimen beligerante de Kim. El país es el hogar de alrededor de 25 millones de personas – todos los cuales están en peligro si Trump optar por golpear a Corea del Norte. Y cualquier ataque contra el Norte conduciría a Pyongyang a ordenar ataques contra la capital de Corea del Sur, Seúl, donde viven alrededor de 25 millones de personas más sólo en su área metropolitana.

Eso significa que todavía es improbable que Trump ordene una acción militar, pero claramente ha pensado en ello.

El peligro de un “error de cálculo”

Horas antes de que Ri hablara en la ONU el 23 de septiembre, Estados Unidos voló un número no revelado de bombarderos B-1B y aviones de combate F-15 de Guam y Japón, respectivamente, a aguas internacionales de la costa de Corea del Norte.

“Este es el más lejano norte de la Zona Desmilitarizada (DMZ), cualquier avión de combate o bombardero estadounidense ha salido de la costa de Corea del Norte en el siglo 21, lo que subraya la seriedad con la que tomamos el comportamiento imprudente”, dijo la portavoz de Defensa, Dana White, en una declaración del 23 de septiembre .

Hoy, Ri respondió afirmando que Corea del Norte tiene el derecho de derribar a cualquier terrorista estadounidense incluso si no está en el espacio aéreo de su país. ¿Por qué? Debido a que Corea del Norte cree que Trump “no estará por mucho tiempo”. El tuit “fue una declaración de guerra”, en palabras del canciller.

Eso podría plantear un problema en la línea porque una de las formas favoritas de Trump de mostrar que es duro con Corea del Norte es volar bombarderos cerca de él. El 29 de julio, envió dos B-1B cerca de la frontera norte-sur después de que Pyongyang probó un misil que podría llegar a la mayor parte del continente. Los aviones estadounidenses se unieron con similares surcoreanos y japoneses en la misión.

Pero enviar aviones para intimidar a Corea del Norte no es nuevo. En 2013, por ejemplo, Estados Unidos y Corea del Sur practicaron un bombardeo en el que dos bombarderos B-2 estadounidenses cayeron ocho municiones falsas cerca de Corea del Norte como parte de un ejercicio anual.

Así que el ciclo de amenazas-bombarderos-amenaza-bombarderos no es probable que desaparezca en el corto plazo. La esperanza es que el ciclo se rompa antes de que los EEUU o Corea del Norte cometan “un error de calculo”

Los estadounidenses no quieren ataques

Entretanto, la mayoría de los estadounidenses aprueban el lanzamiento de una reacción militar contra Corea del Norte “sólo si Corea del Norte ataca a EEUU o a sus aliados primero“. Eso es según una nueva encuesta de Washington Post-ABC publicada el domingo que muestra que el 67 por ciento de los encuestados no quieren un ataque preventivo a Norcorea.

Esa es una cifra sorprendente dado los últimos meses de misiles y pruebas nucleares, junto con la retórica caliente de ambos lados. En parte, el público estadounidense puede, en cierta forma, entender que una pelea con Corea del Norte con armas nucleares casi con seguridad sería un desastre humanitario.

Por ahora, parece que la mayoría de los estadounidenses -el 76 por ciento- apoyan las sanciones económicas como una forma de alentar a Pyongyang a abandonar sus armas nucleares. Eso realmente se alinea con la política de la administración Trump.

Los altos funcionarios de Trump, especialmente el secretario de Defensa James Mattis y el secretario de Estado Rex Tillersoncontinúan diciendo que Estados Unidos quiere sanciones más duras contra Corea del Norte, por lo que no tiene más remedio que negociar un fin a sus programas nucleares y de misiles. Y este lunes, el Departamento de Estado, a través de su portavoz Sarah Sanders, señaló en una conferencia de prensa que en ningún momento “han declarado la guerra a Corea del Norte” -como lo sugirió el canciller norcoreano-, “y francamente, sugerir eso es absurdo”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en una conferencia de prensa.

Sin embargo, Trump podría descarriar ese esfuerzo con sus arrebatos. Y eso significa que la guerra con Corea del Norte sigue siendo enormemente improbable, pero no es imposible.

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Andres Tovar

Avatar

Check Also

Delfines río Tajo Lisboa

Los delfines regresan y recobran sus espacios en el río Tajo de Lisboa

Estos amigables cetáceos han decidido atravesar sus aguas y recobrar sus espacios naturales, tras la quietud y los bajos niveles de contaminación en la capital de Portugal, luego del confinamiento