"Agrietada. Esta foto fue tomada en Bengala Occidental, en el distrito de Puruliya. Un área seca que en verano provoca problemas de agua". (© Ujjal Das)

#C16Alerta: Se acabó la cumbre del clima y las malas noticias empeoran

Por Andrés Tovar*
20/11/2016

La COP22 concluyó en Marruecos sin consenso ni avances útiles para la puesta en marcha del Acuerdo de París. La financiación de los fondos para afrontar el cambio climático sigue pendiente de definición y las medidas urgentes se aplazan más allá de 2018, mientras que las organizaciones sociales y ecologistas reclaman justicia climática.

Los representantes de los casi 200 países reunidos en la Cumbre del Clima de Marrakech aprobaron una declaración de apoyo al Acuerdo de París -cerrado hace un año y que ya ha entrado en vigor- y una “hoja de ruta” cuyos reglamentos estarán listos en 2018. Ambas declaraciones con sentido más político que práctico, influido por el nuevo panorama político en EE.UU.

Mientras tanto, una serie de estudios climáticos recientes han puesto en relieve las apuestas.

Las altas temperaturas de la Tierra están en camino a su tercer año consecutivo de temperaturas de la superficie más alta de toda promedio desde que comenzaron los registros en 1880. Los primeros 10 meses del año han sido los más calurosos en los tiempos modernos y la temperatura promedio del año se prevé que alcance el 1,2 Celsius (2,16 grados Fahrenheit) más de los niveles pre-industriales.

Los gases de efecto invernadero más potentes -dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O)- alcanzaron nuevos máximos en 2015. Aunque la tasa de emisiones ha sido casi plana durante tres años, nuevos estudios confirman que, si no se toman medidas, los niveles de metano pueden ser dos veces más altos. Y, por primera vez, la concentración de CO2 -el gas de efecto invernadero dominante- se ha mantenido por encima de 400 partes por millón (ppm) a lo largo de 2015. La mayoría de los científicos del clima están de acuerdo en que las concentraciones de CO2 se deben limitar a 450 ppm para tener la oportunidad de prevenir que el termómetro mundial aumente en más de 2C por encima del punto de referencia pre-industrial.

El océano Ártico está en peligro. Los glaciares de gran altitud disminuyeron en superficie en 2015 y la capa de hielo de Groenlandia perdió casi dos billones de toneladas de masa de hielo entre 2003 y 2013. El hielo del mar Ártico se redujo a 4,14 millones de kilómetros cuadrados (1,6 millones de millas cuadradas) el 16 de septiembre -la segunda más baja después de 2012 cuando alcanzó 3,39 millones de km2-, por lo que pronostican que el Ártico podría ser completamente libre de hielo en el verano de 2030.

Los niveles del mar siguen en aumento. En 2015 alcanzaron un nivel de 70 milímetros (2,75 pulgadas) por encima de la marca de 1993. Eso equivale a alrededor de 3,3 mm (0,13 pulgadas) por año, aunque en algunas partes del Pacífico y el Índico es más que eso. El ritmo de aumento del nivel del mar es probable que crezca en las próximas décadas a medida que se reduzcan las capas de hielo y los glaciares, amenazando a hogares y medios de vida de decenas de millones de personas en las zonas bajas de todo el mundo. Con las tendencias actuales, las emisiones de gases de efecto invernadero podrían hacer que la capa de hielo de la Antártida comience a retirarse para levantar los océanos globales por un metro de las estimaciones dobles anteriores.

Los eventos extremos. Algunos científicos han calculado que el número de eventos extremos relacionados con el clima -sequías, incendios forestales, inundaciones, grandes mareas de tormenta- se han duplicado desde 1990. El cambio climático han aumentado la intensidad de los tifones y los desastres naturales han dejado al menos 26 millones de personas en la pobreza cada año y pérdidas de más de $ 500 mil millones (470 millones de euros), de acuerdo con un informe del Banco Mundial.

1.688 especies afectadas. De las 8.688 especies de animales y plantas que figuran como “amenazadas” en la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el 19 por ciento -1.688 especies – se han visto afectadas negativamente por el cambio climático. Un aumento de la temperatura de más de 1,5 C, por solo dar un ejemplo, dará lugar a una desestabilización de los ecosistemas de la cuenca mediterránea, algo que no se ha visto en 10.000 años, según un estudio reciente.

La declaración de Marruecos afirmó que la lucha es “irreversible”. ¿Y qué más vamos a esperar?

*Desde este domingo, Cambio16 -como cabecera comprometida con la preservación del medio ambiente y los derechos humanos, reimpulsa su campaña #C16Alerta, que ha venido denunciando los efectos y graves proyecciones del daño climático, consolidando un movimiento por la justicia climática. Visita nuestro especial #C16Alerta: Las señales del futuro que no queremos ver 

Lea también:

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Andres Tovar

Avatar

Check Also

superficie terrestre extinción

Proteger el 30% de la superficie terrestre disminuiría el riesgo de extinción

Se calcula con el establecimiento de zonas protegidas se podría salvar el 50% de las especies que se extinguirían por el cambio climático.