Criptomonedas en España: Su futuro, impuestos y criptomonedas españolas

Por Cambio16
12/01/2018

El ámbito de las criptomonedas en España dará mucho qué hablar en 2018.

Y las predicciones sobre el futuro de las monedas digitales en España avanzan, sin duda alguna, en la dirección de una mayor integración económica y administrativa, incluida la integración fiscal.

Siendo España una región con profundos vínculos históricos con la innovación tecnológica, los tiempos actuales han sido una duda acerca de la capacidad de nuestro marco regulatorio para mantenerse al día con el progreso tecnológico, especialmente sobre la innovación empresarial.

Por consiguiente, el espacio de innovación de las criptomonedas españolas y las globales no es una excepción.

Notable entre los miembros de la UE, España está presionando para establecer un marco regulatorio.

Marco que está en carrera con una realidad que está a la luz pública.

Ya España tiene calles enteras repletas de tiendas compatibles con Bitcoin, muchas empresas de Bitcoin llaman al país “su hogar”, hay ya bancos españoles invirtiendo en empresas de Bitcoin, una empresa española quiere lanzar su propia criptomoneda y ya debutó en el mercado inmobiliario, en Tarragona, el primer piso pagado con Bitcoin.

Todo lo anterior, sin contar los temas de seguridad, con importantes amenazas relacionadas con el criptomercado.

Repasemos el estado de las criptomonedas en España, su devenir histórico, hitos y su futuro inmediato.

Las criptomonedas en España: un panorama

criptomonedas en España

España es el quinto país del mundo con más cajeros Bitcoin

Mira también: Criptomonedas Vs. Gobiernos: las leyes mundiales del blockchain

El bitcoin se considera un medio de pago admitido en España desde dos mil quince.

Asimismo desde entonces está homologado a las transacciones de bienes y servicios en euros por una informe vinculante de la Dirección General de Tributos.

Esto quiere decir que la captación con bitcoin está sujeta a Iva.

Cosa que no sucede con la transmisión de monedas virtuales.

En este sentido, conviene recordar el fallo del Corte de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de octubre de dos mil quince.

Éste dictamina que no se deberá aplicar Iva a la moneda eventual bitcoin en su cambio a otra moneda.

No obstante, sí debe aplicarse en las transacciones comerciales.

Por consiguiente, si la adquisición mercantil de un bien o servicio se hiciera totalmente en bitcoin, el comerciante obligación invariablemente incluir el precio referenciado en euros en la nota.

Así por consiguiente, la sentencia deja claro que el bitcoin es una moneda que se puede dedicar para realizar pagos.

El número de comercios que admite pagos en bitcoin en España se ha multiplicado en 2017.

A cierre del año, totalizó más de 9 mil establecimientos, según datos de coinmap.org.

Madrid y Barcelona son las ciudades con más comercios que admiten bitcoin.

En cuanto al minado, éste es considerado en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) como actividad comercial.

Por consiguiente, debe tributar dentro del IRPF o bien en Sociedades.

Si funge como autónomo, deberá darse de alta si supera las cantidades mínimas de ingresos anuales.

Criptomonedas españolas

criptomonedas en España

PesetaCoin, la criptomoneda española con mayor desarrollo en 2017

Mira también: Criptomonedas en 2018: 10 predicciones sobre su futuro inmediato

España es la cuarta economía más grande de Europa, con algunas contradicciones espinosas.

La mayor tasa europea de desempleo juvenil coexiste con instituciones financieras y económicas altamente competitivas a nivel global.

E, históricamente, es un lugar de gran interés económico por varias razones, encabezadas por su capacidad empresarial.

Eso ha hecho de España un mercado fértil para el desarrollo de iniciativas relacionadas con las criptomonedas.

La génesis de las criptomonedas españolas la constituyó SpainCoin en 2014.

No obstante, la que mayor desarrollo ha tenido ha sido PesetaCoin (PTC).

“La Rubia”, como la llaman sus creadores, avanzó en 2017 con la creación de su cartera web para avanzar su adopción en comercios.

También creó una plataforma de juegos de apuestas respaldada en blockchain y una biblioteca para desarrolladores.

Asimismo, a mitad del 2017, fue lanzada Bilur, una nueva criptomoneda con sede en Londres y oficinas en Madrid.

La última iniciativa en hacerse pública fue la de Home Meal, propietaria de la cadena de restaurantes Nostrum, que ha anunciado que pondrá en circulación una moneda virtual para captar 50 millones de euros.

Se trata de la primera ICO (Initial Coin Offering) en España asociada a una empresa productiva.

El futuro inmediato de las criptomonedas en España

Lee también: “El sector de la economía digital es el que más empleo va a crear en los próximos años”

El escenario de las criptomonedas en España plantea dos grandes retos a mediano plazo.

El primero, lograr la consolidación de un marco regulatorio más claro.

Ya la CNMV y el Banco de España están sentadas para estudiar precisamente ese marco regulatorio.

Desde la CNMV se han manifestado “muy preocupado” por posibles irregularidades en la venta y captación de estos valores.

“Tenemos que estar muy alerta con este tipo de fenómenos”, ha aseverado su presidente, Sebastián Abella.

Por su parte, el segundo reto lo representa la seguridad informática.

Un reciente informe de la compañía de seguridad ESET ha colocado a España como uno de los países más afectados por el software de minado no autorizado.

Estos operan por “cybervándalos” que, mediante plataformas de juegos principalmente, introducen código en una web para utilizar los recursos de los visitantes mientras estos permanezcan en la página, ralentizando su experiencia de navegación y exponiéndolos a daños a los equipos.

Desde ESET alertan que esta tendencia no será diferente en 2018, más con eventos como el Mundial de Fútbol en puerta.

Loading...