.
lunes , agosto 26 2019
Home / Actualidad / China propone cambios en la nueva Ruta de la Seda
China propone cambios en la nueva Ruta de la Seda

China propone cambios en la nueva Ruta de la Seda

Esta semana se llevará una cumbre de jefes de Estados en Pekín, donde China propondrá cambios en la nueva Ruta de la Franja y de la Seda. El objetivo principal es aplacar las críticas que señala poca transparencia en el proyecto.

El plan defendido por el presidente chino,  Xi Jinping, ha causado una gran polémica. Algunos países socios han argumentado altos costos en el  proyecto, mientras que otros acusan de que es un plan de China para difundir su influencia en el mundo entero.

Jinping anunció la nueva Franja y Ruta de la Seda en 2013 y según datos de Refinitiv, el valor total de los proyectos en el plan es de 3,67 billones de dólares, abarcando países de Asia, Europa, África, Oceanía y Sudamérica.

Varios proyectos se pusieron en marcha, pero algunos se encuentran paralizados por cambios en los gobiernos de países como Malasia y Maldivas, mientras que otros están atascados por razones financieras como una planta de energía en Pakistán y un aeropuerto en Sierra Leona.

Esta Nueva Ruta de la Seda ha tenido numerosas críticas, sobre todo en los países occidentales, y Pekín ha tenido que salir al paso en los últimos meses diciendo que no se ha abrumado a ningún país con las denominadas “trampas de deuda”.

La Cumbre

Al menos 37 líderes mundiales asistirán a la cumbre que comenzará el 25 y se extenderá hasta el 27 de abril. Uno de los objetivos fundamentales es acordar un proyecto de financiación, que respete los objetivos de la deuda global, así lo expresaba un borrador de la declaración, al cual Reuters tuvo acceso.

No obstante, se espera que Estados Unidos, uno de los principales detractores de la Ruta, se limite a enviar una delegación de nivel inferior, sin representantes directos con Washington.

Por su parte, Li Lifan, subdirector general del Centro de Estudios para la Iniciativa de la Franja y la Ruta, aspira que en la cumbre se puedan llegar a varios acuerdos.

“La cumbre” será un momento para reflexionar y hablar sobre las esperanzas para el futuro “, dijo a Reuters.

Igualmente, explicó que los proyectos que están paralizados se encuentran bajo un periodo de “racionalización y evaluación.

La propuesta de China 

Desde que China realizó el lanzamiento de las nuevas Rutas de la Seda en 2013, China ha invertido un total de 80 mil millones de euros repartidos en varios proyectos, mientras que los bancos han prestado entre 175 y 265 mil millones de euros, según las cifras dadas por Xiao Weiming, alto responsable chino encargado del programa.

Estas inversiones multimillonarias han hecho que países no puedan cancelar sus deudas. Tal es el caso de Sri Lanka, que tuvo que entregar a China un puerto de aguas profundas por un periodo de 99 años.

Montenegro es otro país que tiene una deuda severa debido a la Ruta de la Seda, pues contrajo un préstamo de 800 millones de euros ante un banco chino.

Por ello muchas naciones están en contra de la propuesta China, alegando que terminan en una “trampa de la deuda”.

No obstante, el gobierno chino afirma que  esos préstamos son el único medio para los países pobres de financiar su desarrollo.

Las tensiones

Los países europeos esperan llegar a un acuerdo en la cumbre que les mejore las condiciones en la Ruta de la Seda. Se espera que los jefes de Estado de las principales naciones asistan.

Sin embargo el clima no es para nada amigable. Las tensiones persisten luego de declaraciones controvertidas de países como Alemania, otro detractor del proyecto.

“Espero que las personas relevantes puedan superar las ‘alergias’ que tienen hacia la Franja y la Ruta lo antes posible para que China y Alemania puedan cooperar para aprovechar conjuntamente los beneficios”, dijo Wu Ken el nuevo embajador de China en Alemania.

Se espera que la intervención del ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, responda a estas declaraciones.

Igualmente, Estados Unidos tiene clara su postura y aspira que sus aliados puedan frenar las intenciones de China.

“Estas preocupaciones, por ejemplo, son prácticas opacas de financiación, una gestión deficiente y falta de cumplimiento de las normas y estándares aceptados internacionalmente“, expresó William Klein, ministro consejero para asuntos políticos en la Embajada de Estados Unidos en Pekín.

Sin embargo, las tensiones subieron luego de que el primer ministro italiano, Giuseppe Conte , suscribiera el proyecto. De esta forma, Italia es el primer país miembro de la OTAN en aceptar los términos, algo que no agradó en Washington ni en Bruselas.

Incluso dentro del mismo gobierno italiano hubo voces disidentes a la decisión de Conte, pues el el ministro del Interior Matteo Salvini alertó contra el riesgo de intento de colonización de China.

Para más información ingresa a Cambio16

Lea también:

Aumento de inventarios de petróleo de Estados Unidos triplica las estimaciones de los analistas

Check Also

Cumbre

Cumbre del G7: Amazonia, Brexit y la llegada Javad Zarif, ministro de Relaciones Exteriores iraní

La Cumbre del G7 que se celebra en Biarritz hasta ahora no ha dejado aún …