Empleados heridos por accidentes en el Apple Park

Cambio16
23/02/2018

Este es el mensaje que daña el iPhone

Los accidentes del Apple Park minan los principales medios de comunicación tecnológica. Resulta insólito que una obra que costó más de cinco mil millones de dólares, tenga problemas relacionados a su diseño. Portales como Market Watch o Bloomberg confirman que varios empleados han chocado con los cristales del edificio. Los impactos les han dejado cortes leves y moretones. Sin embargo, todos permanecen en el anonimato por miedo a perder sus empleos.

El estudio de Norman Foster fue quien levantó esta joya de la arquitectura mundial. El edificio es una “nave espacial” gigante de 2,8 millones de pies cuadrados sobre el terreno que antes perteneció a HP. En Apple Park convivirán más de doce mil empleados. Todos, como no puede ser de otra manera, tienen los ojos puestos permanentemente en sus smartphones. Por eso, quizá, se distraen y les resulta difícil detectar una división de cristal antes de estrellarse con ella.

Algunos de los trabajadores han pegado calcomanías para diferenciar las paredes de las puertas de vidrio. Sin embargo, son retiradas para no afectar la estética del complejo tecnológico. Los paneles superan los 13 metros de altura.

Estos accidentes del Apple Park pueden acarrear serias demandas para el titán de Cupertino. El estado de California tiene una ley que reza: “Los empleados deben estar protegidos ante un posible obstáculo, cristales, barreras o ausencias de marcas sobre los mismos”. En este sentido, El País reseña que en 2012 Evelyn Paswall, de 83 años, denunció a la compañía por romperse la nariz luego de chocar con los cristales de la tienda de Nueva York.

No al público

Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple, no tiene propósitos de abrir el Apple Park para los fanáticos. El centro fungirá como oficina central. “Probablemente nunca recibiremos visitas externas ni tours guiados”, aclaró en la reunión anual de accionistas. La razón de esta decisión es muy sencilla: hay toneladas de información confidencial que no pueden ver la luz.

De hecho, los empleados tendrán acreditaciones especiales para moverse por los espacios del campus. Lo único que los fanáticos podrán ver es el centro de visitantes donde encontrarán un cóctel de merchandising de lujo.

Loading...