Home / Ciencia & Tecnología / Las cataratas del Niágara no se congelan (excepto en titulares "sexys")
Las cataratas del Niágara no se congelan
Las cataratas del Niágara no se congelan

Las cataratas del Niágara no se congelan (excepto en titulares "sexys")

Por Andrés Tovar
03/01/2017

¿Que las cataratas del Niágara se congelaron por la ola de frío en EEUU? ¿Quién no leería sobre eso?

Haga la prueba, coloque “cataratas del Niágara se congelanen Google  y disfrute.

Quizá los lugareños, acostumbrados tanto al aire extremadamente frío como a los titulares internacionales exagerados, han acusado un invierno irregular.

Pero, por muy congelado que esté el río Niágara, una importante fuente de energía hidroeléctrica, el agua que está debajo o cerca del hielo nunca dejará de fluir.

Cada año, las autoridades despliegan un largo boom para contener el hielo que de otro modo fluiría libremente desde el lago Erie hacia el río.

Eso ayuda a mantener las tomas hidroeléctricas despejadas.

Mientras tanto, los buques rompehielos trabajan para romper el hielo acumulado en piezas más pequeñas).

Sin embargo, al igual que el agua sigue fluyendo, también lo hacen titulares sobre las cataratas de congelación.

Cataratas del Niágara “recongeladas”

No es primera vez que se dice lanzan noticias referidas a las cataratas del Niágara congeladas.

Una columna de 2015 en la revista Niagara Falls Review titulada “Las cataratas no están congeladas, son realmente geniales”, resumió muy bien  esta historia:

Hola, medios internacionales! Qué bueno verlos de nuevo. ¿Qué ha sido, un año? Sí, estoy bastante seguro de que estuvieron aquí el febrero pasado. Ya sabes, la última vez que las cataratas fueron “congeladas”. Incluso si, nos reímos a sus espaldas. Nos encanta cuando se lanzan a la ciudad con una anticipación sin aliento, listo para mostrarle al mundo algo que no le ha sucedido a las Cataratas en 50, 100, tal vez incluso mil años: ¡están completamente congeladas! ¡Un cubo de hielo gigante! No hemos visto esto desde … ¡eh, el año pasado!

Como señaló el autor, John Law, el uso de “parcialmente congelado” en un titular “le quita todo el dramatismo”.

Algunos artículos van con, por ejemplo, “Las cataratas del Niágara se congelan” para el titular, y luego cuelan el “parcialmente” en alguna parte del texto.

La verdad sería poco interesante que las cataratas se congelen parcialmente en invierno.

Al día de hoy, los norteamericanos se enfrentan a lo que los meteorólogos han denominado un “brote ártico”.

El fenómeno ha producido temperaturas bajas récord y hasta tiburones muertos en las playas.

¿Y si las Cataratas del Niágara se congelan, qué?

Algunos predicen que las Cataratas del Niágara podrían -esperarlo- congelarse por completo.

Una predicción más segura es que, al igual que con el “vórtice polar” de 2014, este invierno desencadenará una avalancha de artículos sobre la congelación de las cataratas.

Muchas de las piezas incluirán fotos que muestren claramente el agua que fluye junto al hielo, confundiendo a algunos lectores observadores.

En cualquier caso, si se congelan, a lo mejor Juan Luis Guerra si podrá cruzar el Niágara en Bicicleta.

Check Also

Renovación integral de Iberia: la línea aérea española vuela más limpio y a más destinos

Acaba de introducir una nueva cabina: la Turista Premium. Además, ha hampliado sus horizontes en América con nuevos destinos. En paralelo, ha potenciado su flota con aviones de ...