Home / Ciencia & Tecnología / “El sector de la economía digital es el que más empleo va a crear en los próximos años”

“El sector de la economía digital es el que más empleo va a crear en los próximos años”

Por Juan Emilio Ballesteros  | Vídeo: Benito Guerrero
30/12/2017

____________

Nos tenemos que acostumbrar a vivir con lo impredecible, a no tener respuestas, a seguir haciendo y sobrevivir en la realidad líquida, en la incertidumbre: eso es el ecosistema de la innovación. Un lugar donde emprender y generar oportunidades. En EOI se adelantaron a la revolución digital. La incorporación de tecnologías digitales en la educación, así como sus programas de formación especializada en los campos de la transformación digital, big data y ciberseguridad ha hecho que esta escuela de negocios haya sido distinguida con el Premio Cambio16 en su categoría de Digitalización. Su directora de Desarrollo de Negocio y de Relaciones Institucionales, Ana Álvarez Castro, es una de las principlaes impulsoras de los programas de formación en la nueva realidad digital.

La escuela de negocios EOI ha apostado por la formación en las disciplinas vinculadas al ámbito de la digitalización. En este sentido, ha sido pionera en la formación de profesionales en Big Data desde 2006. Solo en los dos últimos cursos académicos, más de 900 alumnos se han formado en este campo, así como en Transformación Digital, Ciberseguridad, Business Intelligence, Business Analytics o Marketing Digital, entre otras áreas de la economía digital.

EOI digitalización

La otra gran apuesta de EOI es el conocimiento digital abierto: fue la primera escuela de negocios en introducir tecnologías digitales y en impulsar nuevos formatos online, los MOOC (Cursos Masivos Online Abiertos). En 2014, junto a Red.es, EOI inició su colaboración con Google para producir MOOC en competencias digitales, con el fin de poner al alcance de todos conocimientos clave de la economía digital a través de su plataforma Actívate. En diciembre de 2016 esta formación había llegado ya a más de 600.000 alumnos de toda España.

Igualmente, se ha implicado en la transformación digital de las empresas industriales en España a través del programa Activa Industria 4.0, impulsado por la Secretaría General de Industria y de la Pyme. Unas 400 empresas industriales de las 17 comunidades autónomas optan a este programa de asesoramiento especializado para potenciar su competitividad a través de la implantación de tecnologías como big data, ciberseguridad, robótica o realidad virtual.

Mercado laboral

La transformación digital va a cambiar el mercado laboral. Según la Universidad de Oxford, alrededor de 700 profesiones serán reemplazadas por máquinas en las próximas dos décadas, lo que implicaría la destrucción de 1.600 millones de puestos de trabajo. Pero a la vez, también se crearán otros. ¿A qué nos enfrentamos?


Desde que conocemos el término industria, esta ha estado sometida a cambios convulsivos en la historia, lo que ha determinado las revoluciones industriales. Hoy estamos a las puertas de lo que se llama la cuarta revolución industrial o industria 4.0, una revolución que se sustenta en las tecnologías de la información y la comunicación en los procesos de producción industrial, lo que va a permitir personalizar esta producción con el objetivo de que se lleven a cabo procesos y una producción más eficiente y sostenible y con una gran cantidad de servicios en Internet.

Al igual que en las anteriores revoluciones industriales, los cambios son intensos y es evidente que debido a la industria 4.0, ciertos oficios, profesiones y tareas serán robotizadas, asumidas por máquinas. Acaba de publicarse un informe de McKinsey Global Institute que asegura que entre 400 y 800 millones de personas en todo el mundo se verán afectadas por la automatización y tendrán que encontrar una nueva ocupación desde hoy hasta 2030.

Oportunidades

Pero no tenemos que quedarnos con el escenario apocalíptico, sino con las oportunidades nuevas que también se abren para aquellos que sean capaces de adaptarse rápidamente a esta realidad. Varios estudios destacan que las diez profesiones que serán más demandadas dentro de una década no existen a día de hoy, al igual que hace diez años nadie imaginaba que podrían necesitarse expertos en Big Data e Inteligencia Artificial.

Recientemente, el director del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), Ramón López de Mantaras, aseguraba que “la automatización no tiene por qué destruir empleo” y que las nuevas tareas en equipo de robots con humanos muestran que la colaboración entre ambos eleva la eficiencia. Ponía el ejemplo de Amazon, que ha incorporado robots en sus almacenes que trabajan en coordinación con el resto de trabajadores, cuyo número en plantilla no ha variado. Esta colaboración les ha permitido incrementar la velocidad de entrega de sus pedidos.

Empleos del futuro

Los estudiantes de hoy se preparan para empleos que aún no existen. ¿Cómo formarse en un entorno de incertidumbre y volatilidad?

Precisamente, aprender a gestionar la incertidumbre es una habilidad fundamental que debemos desarrollar los profesionales presentes y futuros y en la que insistimos mucho en los programas formativos que impartimos en EOI. Vivimos en un mundo de pocas certezas y, para bien o para mal, la realidad por la que en el pasado un título universitario te garantizaba un trabajo estable y de calidad ya no existe.

Esta realidad se ha sustituido por otra en la que es imprescindible la formación continua para adquirir nuevos conocimientos y destrezas que nos permitan acceder a un primer empleo, cambiar de sector profesional y optar a posiciones directivas muchas de ellas relacionadas con big data & business analytics, transformación digital, inteligencia artificial y blockchain entre otras. Y en este contexto, hay un cambio de paradigma y tenemos que “pensar en digital” y observar cuáles son los perfiles más buscados, que evidentemente están en este ámbito, el de la digitalización. Esto no significa que todos tengamos que reconvertirnos en programadores o en data scientists, pero sí que seamos conscientes de qué oportunidades hay para cada uno de nosotros en este nuevo escenario y desde luego comenzar a hablar ese lenguaje.

Talento

¿Qué habilidades deberán tener los líderes del futuro? ¿Dónde residirá el talento de los nuevos directivos?

Siguiendo con lo que hablábamos, además de gestionar la incertidumbre, tendrán que pensar en digital y estar preparados y abiertos al cambio permanentemente, a hacer las cosas de otra manera. Tendrán que combinar habilidades y conocimientos de gestión de negocio con una perspectiva analítica y tecnológica.

Se valorarán más los perfiles que sean capaces de comprender la importancia y el alcance de la tecnología y cómo se integra esta en los procesos de negocio. Los conocimientos sobre big data o inteligencia artificial, como ejemplo, pasarán a ser una ventaja competitiva para ayudarles a tomar mejores decisiones y a ofrecer un servicio diferencial a sus clientes.

¿Primará más el perfil técnico o el de negocio, el arquitecto de sistemas o los desarrolladores, el data scientist o el experto en machine learning o, quizás, una mezcla de todos ellos?

Preveo un escenario en donde las personas hibridarán hacia nuevas titulaciones o formaciones regladas que aglutinarán conocimientos cruzados de varias disciplinas. Por ejemplo, el arquitecto de sistemas clásico tendrá que entender el lenguaje de los científicos de datos y tener conocimientos de esta ciencia. Igualmente, el perfil TIC deberá aprender ciertas técnicas estadísticas para poder ofrecer en sus organizaciones soluciones a problemas diversos en donde es difícil aislar conocimientos.

En cuanto a la importancia de las personas de negocio, es obvio que prevalecerá en el tiempo, dado que conocen realmente dónde están los problemas y trazarán caminos que los arquitectos y científicos habrán de resolver.

Incluso aparecerán nuevas profesiones relacionadas con la Inteligencia Artificial ahora desconocidas, pero necesarias para poder hacer un buen uso de estas capacidades de forma efectiva y ética en las organizaciones.

Digitalización

¿Cómo se han transformado las escuelas de negocio con la digitalización, la inteligencia artificial y el big data?

En el caso de EOI, desde su fundación en 1955, ha tenido el objetivo de anticiparse a las necesidades de las empresas para formar profesionales y siempre ha estado en la vanguardia de la tecnología. Desde hace unos años, vimos la necesidad de contar con una línea estratégica de digitalización. No hay que olvidar que cuando uno acude a una escuela de negocios lo hace con el objetivo de mejorar su empleabilidad y el sector de la economía digital es el que más empleo va a generar en los próximos años.

En cada curso académico estamos introduciendo nuevos programas de formación específicos vinculados a las nuevas áreas de conocimiento: transformación digital, big data, business analytics, inteligencia artificial, marketing digital, industria 4.0, ciberseguridad… un dato a destacar es que en el año 2017 hemos formado a más de 400 profesionales en big data.

Asimismo, hemos entendido que la digitalización es un ámbito de conocimiento transversal y como tal lo hemos extendido e integrado en todos nuestros Másters y programas de formación bien sean MBAs o de otra índole. Para EOI es indispensable que sus alumnos sean capaces de trabajar en este entorno tecnológico.

Finalmente, aparecen nuevos formatos y metodologías para la impartición de los programas que se adecúan más a lo que demanda el mercado y con mayor alcance, tipo MOOCs (acrónimo en inglés de Massive Open Online Course – son cursos en línea dirigidos a un número ilimitado de participantes a través de Internet según el principio de educación abierta y masiva–) o formación blended y online con fórmulas innovadoras.

Automatización

¿Es posible combinar los conocimientos técnicos con la visión empresarial? ¿Dónde queda la conciencia social o, si se prefiere, la ética, en procesos automatizados?

Por supuesto. Como decía antes, personas de negocio interiorizarán conocimientos técnicos y viceversa. Y ante una mayor automatización, surgirán nuevas profesiones que se dediquen a auditar los algoritmos para impedir que en sus resultados aparezcan sesgos, como actualmente está ocurriendo. Y esas personas son profesionales de disciplinas humanísticas o incluso otras que aparecerán en los próximos años.

A lo largo de la historia los desarrollos tecnológicos han estado sujetos a la aprobación y verificación de la sociedad no solo con criterios técnicos, sino también con criterios éticos, y en esta revolución industrial va a ocurrir lo mismo.

Poco a poco se irá incorporando la ética en las actividades de diseño y desarrollo de máquinas inteligentes. La incorporación de principios y códigos éticos generará confianza en la sociedad sobre el comportamiento de las máquinas.

Industria 4.0

La llegada de los asistentes virtuales es la prueba de que ya hemos entrado en la cuarta revolución digital. ¿Estamos preparados o solo las grandes multinacionales puede afrontar el reto?

Es un error frecuente pensar que la transformación digital es solo cosa de multinacionales. En un país como España, donde más del 99% del tejido empresarial está constituido por pymes, esto es grave.

Los profundos cambios que estamos viviendo hacen necesaria la incorporación de soluciones tecnológicas en la actividad empresarial de las pymes, esto les permitirá adecuar el proceso de transformación de su negocio respondiendo a los cambios en el mercado y a las demandas de sus clientes. Adicionalmente, se requiere un cambio en la mentalidad, en los procesos, en la toma de decisiones para que las pymes puedan ser eficientes y competitivas.

Si bien es cierto, la pyme no tiene cultura de inversión en tecnología ni en capacitación y esto es crucial para su permanencia en el mercado. En los programas de transformación digital de EOI insistimos en que ninguna empresa puede permanecer ajena a este cambio y que a aquella que no esté preparada se la llevará el huracán.

Machine learning

Si las máquinas van a controlar el mercado y se impondrá el machine learning, ¿para qué hará falta el ser humano en el análisis de la información? ¿Son posibles la creatividad y la imaginación en un contexto automatizado?

Siempre existirán tareas en las que el ser humano tenga que intervenir, ya sea para determinar una acción, para corregir algoritmos o para incluir nuevos datasets que rectifiquen comportamientos no deseados e imprevistos. Progresivamente, se irán integrando soluciones de Inteligencia Artificial estrecha hacia una más general y más cercana al comportamiento humano. Las emociones, los sentimientos y la creatividad serán emulados por los algoritmos, pero eso no será negativo, sino que nos permitirá vivir mejor.

Éxito y fracaso

La cultura de la startup es la de asumir el éxito y el fracaso como parte esencial del emprendimiento. ¿Estamos preparados para fracasar?

En España no estamos acostumbrados a eso que se llama cultura del fracaso, tan asumida en otros países como Estados Unidos. El componente cultural pesa. Aquí todavía percibimos el fracaso como un motivo de vergüenza y bochorno. Hay que cambiar esa percepción y empezar a asumir que, realmente, el único que no falla nunca es el que nunca intenta nada.

Toda carrera profesional nos demuestra que lo que podemos entender como fracaso, en realidad, son errores de los que podemos extraer un aprendizaje que nos sirva de manera diferencial para el futuro. Por tanto, fracasar es sinónimo de aprendizaje y así se lo transmitimos a los emprendedores a los que asesoramos en los Espacios Coworking de EOI.

Protección de datos

En España el nivel de preocupación y concienciación de los usuarios sobre la privacidad y seguridad de sus datos no es tan alto como en otros países. ¿La preocupación será mayor a medida que la asistencia virtual se integre en la rutina diaria?

Creo que la preocupación será mayor cuando veamos que ciertos datos personales están siendo utilizados de forma ilegal o lesiva, ya sea porque se comercia con ellos o porque haya brechas de información. Hay mucho desconocimiento sobre el uso legal de los datos a nivel de negocio y se utilizan mal.

Mientras no ocurra nada, la sociedad irá volcando más y más información en las redes sin ser sensible a posibles problemas futuros.

Sin embargo, el nivel de protección es muy importante a nivel europeo y lo será más el próximo año con la nueva norma GDPR (General Data Protection Regulation o Reglamento General de Protección de Datos es un reglamento europeo mediante el cual la Eurocámara, el Consejo de la Unión Europea y la Comisión Europea pretenden fortalecer y unificar al alza la protección de datos para todos los países miembros de la Unión Europea).

Esta regulación busca proteger los datos personales y la forma en la que las organizaciones los procesan, almacenan y, finalmente, destruyen, cuando esos datos ya no son requeridos.

Check Also

La NASA estudiará el Sol más cerca que nunca tras lanzar la nave Parker Solar Probe

La NASA estudiará el Sol más cerca que nunca tras lanzar la nave Parker Solar Probe

La NASA lanzó al espacio una sonda en la madrugada del pasado domingo. La nave …