¿Cómo un recorte de la ayuda exterior de EEUU puede volverse en su contra?

Por Andrés Tovar
28/02/2017

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha informado ampliamente de anunciar su deseo de recortar el amplio alcance de ayuda exterior que su país otorga hoy en día para ayudar a pagar un aumento de $ 54 millones de dólares para gastos de defensa, una decisión que ya ha recibido las críticas de los expertos en defensa, que han cuestionado el aumento previsto en gasto militar, que ya asciende a unos 600.000 millones de dólares anuales, cuando el presupuesto del Departamento de Estado y de la ayuda exterior asciende a 50.000 millones de dólares por ejercicio.

Con tan sólo un 1% de su presupuesto, la ayuda exterior de Estados Unidos siempre se ha considerado como una parte vital de la influencia de EEUU en el mundo, lo que le ha valido reconocimientos y no pocas críticas del orbe político mundial. Pero, si nos centramos en lo humanitario, esa misma ayuda internacional, hay que reconocerlo, ha contribuido a salvar millones de vidas. Una acción impulsada por Trump de cortar la ayuda exterior podría poner en peligro la seguridad, la salud y la prosperidad de varios lugares del mundo, e incluso de su propio país. Veamos por qué…

“La ayuda exterior y la diplomacia tienen un costo significativamente menor que las intervenciones militares”. Esta frase fue acuñada nada menos que por el propio James Mattis, el temido secretario de Defensa de Trump, en 2013. “Cuanto más nos centramos en la diplomacia del Departamento de Estado, es de esperar que tengamos que poner menos (dinero) para un presupuesto militar, con el resultado de una retirada estadounidense aparente de la escena internacional”.

Pero ¿cómo su ayuda extranjera ayuda al propio EEUU? Unos ejemplos: La poliomielitis fue erradicada en los Estados Unidos en 1979. En 1988, durante la administración Reagan, Estados Unidos ayudó a poner en marcha la Iniciativa de Erradicación Mundial de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y la tan cuestionada USAID como dos de los cuatro socios fundadores. Más de 350.000 personas contrajeron la polio en 1988, pero gracias al éxito de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, sólo hubo 37 casos de poliomielitis en todo el mundo en 2016.

Los líderes conservadores en la década de 1980 sabían que no era suficiente con sólo contener la polio. Un mundo globalizado, con altos índices de viajes internacionales significa que las enfermedades pueden propagarse más rápido que antes. La ayuda internacional de EEUU ayudó a hacer posible la erradicación de la polio a los países priorizados a nivel mundial, acción que hizo que Canadá, Reino Unido y Japón hicieran posteriormente lo mismo y aportaran.

La ayuda externa también crea nuevos mercados para las exportaciones estadounidenses, y ayuda a fomentar la paz y la estabilidad en otras naciones, lo cual es vital para la anhelada prosperidad estadounidense. Fue esa misma ayuda la que contribuyó a la reconstrucción de Alemania y Japón después de la Segunda Guerra Mundial, y de Corea del Sur después de la Guerra de Corea. Estos países son ahora el cuarto, sexto y séptimo mayores socios comerciales de EEUU, respectivamente, a donde van aproximadamente unos $ 150 mil millones de las exportaciones el gigante norteamericano envía cada año.

Puntualmente por esta última razón, la ayuda externa ha tenido un fuerte apoyo bipartidista. De hecho, su apoyo ha sido a menudo más fuerte de los líderes republicanos – fue presidente Bush el que creó el Plan de Emergencia del Presidente para el Alivio del SIDA (PEPFAR) que proporcionó tratamiento antirretroviral (TAR) a 9,5 millones de hombres, mujeres y niños-. Pongamos que ahora, con los recortes,  EEUU eliminara su financiación al Fondo Mundial de Lucha contra el VIH / SIDA, la tuberculosis y la malaria: eso podría conducir a la muerte de casi 900.000 personas que de otra manera hubieran vivido en su primer año, y más de 2,5 millones de muertes más de tres años.

Actualmente en el Congreso, el liderazgo de los conservadores fuertes sigue siendo partidario de mantener el programa de ayuda exterior. Durante décadas, el liderazgo estadounidense en el mundo ha sido tomado como un hecho. Con estos recortes, y la medida contra los inmigrantes -que nuevamente tuvo el rechazo del Tribunal de Apelaciones, pero debe esperar a ver qué trae una nueva orden ejecutiva que Trump debe firmar un acto previsto para este miércoles.- la “nación de la solidaridad” se está alejando de esa buena voluntad y la influencia en la que ha basado, de alguna manera, su propia seguridad.

Trump ha afirmado varias veces que va a poner de nuevo “a salvo” a Estados Unidos. Estos recortes propuestos para la ayuda exterior podrían tener el efecto contrario.

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Andres Tovar

Avatar

Check Also

Derrame de diésel en el Ártico Ruso

Derrame de 20.000 toneladas de diésel en el Ártico de Rusia

Rusia declaró el estado de emergencia por el derrame de alrededor de 20.000 toneladas de diésel en el río Ambarnaya, localizado en Norilsk