coronavirus en el aire
REUTERS/Dinuka Liyanawatte

Coronavirus en el aire, ¿un viaje de regreso a la Edad Media?

Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.

Determinar si el coronavirus está en el aire es un debate que enfrenta actualmente a la OMS y a científicos de todo el mundo. El solo admitirlo resulta duro, pues evoca momentos difíciles para la humanidad como el de la peste bubónica durante la Edad Media. Pero si se comprueba que el virus de la COVID-19 se propaga por el aire, afectaría toda nuestra vida actual.

Un viaje de regreso a la Edad Media que podría no estar muy lejos. Las autoridades en China cerraron esta semana cinco puntos turísticos de la región de Mongolia luego de confirmar un caso de peste bubónica. El caso se registró en la ciudad de Bayannur, al noroeste de la capital, Pekín, según informó la agencia de noticias Xinhua.

La peste bubónica, peste negra o muerte negra es una de las pandemias más devastadora que registra la humanidad. Afectó a parte de Europa y Asia entre 1347-1353 y se calcula que causó la muerte a por lo menos 25 millones de personas.

A Thomas Sydenham, considerado el Hipócrates inglés; y al famoso epidemiólogo italiano Giovanni María Lancisi les atribuyen la formulación de la teoría del miasma. Según esta, las emanaciones fétidas de suelos y aguas impuras, muy comunes en la Edad Media, eran las causantes de enfermedades como la peste bubónica.

Así se creyó hasta mediados del siglo XIX, cuando el conocido científico francés Louis Pasteur comprobó la teoría de los gérmenes. Esta determinó que los virus, gérmenes o bacterias son los causantes de una amplia gama de enfermedades. Fue así que se lograron innovaciones tan importantes como vacunas, antibióticos y la esterilización e higiene para controlar la propagación de enfermedades contagiosas.

Coronavirus y su propagación por aire

En una carta dirigida hace una semana a la Organización Mundial de la Salud (OMS), 239 científicos de 32 países solicitaron al ente revisar sus criterios acerca de la propagación del SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

Los científicos cuestionan la posición de la OMS, que sostiene que el nuevo coronavirus se propaga principalmente a través del contacto con personas u objetos contaminados. Este criterio se sustenta en la teoría de los gérmenes.

“Eso es parte de la cultura de la medicina de principios del siglo XX”, dijo el doctor Donald Milton, aerobiólogo de la Universidad de Maryland y autor principal de la carta, citado por la agencia Reuters.

“La cámara lenta de la OMS sobre este tema desafortunadamente está ralentizando el control de la pandemia” del nuevo coronavirus. Es la opinión de José Jiménez, químico de la Universidad de Colorado, otro de los firmantes de la carta.

Los científicos alegaron en su carta que “muchos estudios retrospectivos conducidos luego de la epidemia de SARS-CoV-1 demostraron que la transmisión aérea era el mecanismo más probable para explicar” la epidemia de SARS de 2003.

En respuesta a la carta, la OMS se mostró esta semana dispuesta a reconsiderar su posición. Maria Van Kerkhove, directora técnica de la OMS para la pandemia de la COVID-19, recordó que la organización nunca ha descartado la posibilidad de la transmisión del nuevo coronavirus a través del aire.

Pero exigió pruebas contundentes que lo demuestren, pues de ello dependerán las recomendaciones a seguir para detener la propagación del nuevo coronavirus.

Nuevas medidas por el nuevo coronavirus

Si se comprueba que el coronavirus se propaga por el aire “afectaría toda nuestra forma de vida”. Quien lo advierte es el Dr. John Conly, integrante del grupo de expertos que asesora a la OMS sobre esta materia.

“Y es por eso que es una pregunta muy importante”, añadió el experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Calgary, citado por Reuters. “En mi mente, quiero ver evidencia de esas brumas finas”, apuntó.

Hasta ahora, la comunidad científica coincide en que el virus se transmite a través de gotas de saliva que expulsa una persona portadora cuando habla, tose o exhala. Pero difieren en lo que ocurre cuando estas partículas de saliva son exhaladas en espacios cerrados.

Según la OMS, las partículas pueden recorrer un máximo de dos metros y luego caen al piso o a superficies como mesas. Por eso recomiendan a las personas usar mascarillas, mantener una distancia de al menos dos metros entre unas y otras y lavarse las manos.

En cambio, los firmantes de la carta dicen que hay evidencias de que hay gotas imperceptibles – las que llaman aerosoles – mucho más livianas. Por ello pueden mantenerse más tiempo en el aire o ser empujadas por el viento a una distancia mayor de dos metros en espacios cerrados. “Particularmente en aquellos muy concurridos y con una ventilación inadecuada en relación con el número de ocupantes”, advirtieron.

Bajo este escenario serían necesarias otras medidas, se atrevió a vaticinar el periódico estadounidense The New York Times cuando divulgó la carta ante la opinión pública. En lugares cerrados, como oficinas, salones de clases, supermercados y otros comercios, habría que aplicar medidas para eliminar el coronavirus en el aire.

Sería una carga económica sin duda onerosa para los países pobres, un factor que debe evaluar la OMS al momento de hacer sus recomendaciones.

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Katty Salerno

Areas of Expertise:

Política
Internacional
Economía
Medioambiente

Location Expertise:

Iberoamérica
España

Official Title:

Correctora y redactora editorial

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Licenciada en Comunicación Social, UCV, 1985, Curso de Corrección y Estilo en Español, Universidad de Barcelona, España, 2015, Diplomado en Edición, UCV-Cámara Venezolana del Libro, 2018. Redactora, editora y correctora editorial de las versiones impresas y páginas web, de Cambio16 y Energía16. Redactora de la revista Cambio Financiero. Amplia trayectoria en medios e instituciones nacionales e internacionales. Fui corresponsal jefe en Cuba y Venezuela de la agencia italiana de noticias ANSA; y jefe de prensa del Sistema Económico Latinoamericano (SELA) y del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, entre otros cargos. También tengo experiencia en la edición de libros impresos y en edición de textos periodísticos para medios digitales. Venezolana radicada en Venezuela. Membresía: Asociación de Revistas ARI.

Check Also

Restricciones en España

Con mayores restricciones España busca detener la propagación del coronavirus

En el resto del mundo, las Américas se mantiene como el epicentro de la pandemia, con los Estados Unidos y Brasil como los países más afectados.