Cremas solares

Por Ores Lario Fotografía Lino Escurís

Cambio16 propone a sus lectores un plan o sugerencia por día durante julio y agosto. Desde escapadas hasta lecturas y relojes de buceo. Este 30 de julio te proponemos algunos consejos para proteger tu piel del sol.

Inmersos en pleno verano, en el neceser no debe faltar un producto básico: la crema solar. “Es imprescindible usar factor de protección antes de cualquier tipo de exposición al sol para no ocasionar daños en nuestra piel, como fotoenvejecimiento o inflamaciones eritemas”, explica la doctora Natalia Ribé, especialista en medicina estética con centro homónimo en Barcelona. Para la especialista, es imprescindible usar siempre el factor de protección solar antes de cualquier tipo de exposición al sol, no sólo cuando se está en la playa, “sino también cuando, por ejemplo, se da un paseo o tomamos algo en una terraza”.

La doctora aconseja aplicar la crema sobre la piel seca 30 minutos antes de la exposición al sol, reaplicarse cada dos horas, poner especial atención a escote y manos, ya que son las zonas expuestas a los rayos durante más tiempo, así como no tomar el sol durante la franja horaria más peligrosa, es decir, entre las 11 y 18 horas. Por lo tanto, tomen nota: queda terminantemente prohibido olvidar el protector solar en casa.

Cremas30dejulio

1
Korres
Emulsión solar de cara y cuerpo.
32 euros

2
Hei Poa
Con Monoï de Tahití en leche.
19  euros

3
Clarins
Para cuerpo
y cabello.
30,25 euros

4
Australian Gold
Con aloe vera y té verde.
17,95 euros

5
Piz Buin
Espray solar iluminador.
18 euros

6
Sensilis
Gel crema protectora y antiedad.
24 euros

7
Nivea
Aceite solar en espray, de textura ligera. 13,49 euros

8
Rituals
Específica para
la cara.
15 euros

9
Darphin
Crema facial y antiedad.
29 euros

10
Australian Gold
Especial para proteger los tatuajes.
13,95 euros

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Ores Lario

Avatar

Check Also

analgésicos dolores crónicos

Descartan los analgésicos para tratar los dolores primarios crónicos

El paracetamol, ibuprofeno, aspirinas y otros fármacos no-esteroideos y antiinflamatorios, además de opioides, dañan más la salud y no quitan el dolor crónico.