Delitos ambientales en Europa
Los activistas argumentan que se necesita hacer más para abordar de manera contundente el problema del crimen ambiental / Pixabay / Archivo

Delitos ambientales: grandes crímenes, pequeño castigo

Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.

En Europa no todos los delitos ambientales se reconocen como tales y, como consecuencia, las sanciones que se aplican son inadecuadas y bajas. Por ejemplo, en la ley, la extracción de aguas solo es delito si daña un área protegida.

La Unión Europea ha puesto la política ambiental en el centro de su labor con el  ambicioso “Acuerdo Verde”, pero los activistas siguen insatisfechos. Argumentan que se debe abordar de manera contundente el crimen ambiental y proponen castigos más estrictos para disuadir a los posibles delincuentes.

Un informe de la EBB (Oficina Europea de Medio Ambiente), titulado “Crimen y castigo” presenta una serie de recomendaciones a los Estados miembros y a la Comisión Europea para mejorar la investigación y la sanción de los delitos ambientales.

Exige mayores recursos y capacidad para investigar delitos y el establecimiento de directrices claras para alinear las sanciones entre los Estados miembros. Señala que hacer cumplir las penas por los delitos ambientales envía una señal de que la protección ambiental es importante. Explica que para aumentar la conciencia sobre la importancia del medio ambiente en el bienestar colectivo es necesario un compromiso político claro para contar con leyes y procedimientos que puedan castigar adecuadamente a los delincuentes que dañen el medio ambiente.

Nada personal, solo negocios

La Unión Europea es el bloque comercial más grande del mundo y un blanco para el tránsito, origen y destino de productos y servicios ilegales del crimen organizado ambiental.

El PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) y la Interpol han determinado que el crimen ambiental es ahora el cuarto negocio ilegal más lucrativo del mundo, maneja hasta 258.000 millones de dólares anuales, un enorme volumen que aumenta cada año.

En 2015 la Comisión Europea identificó que el crimen ambiental estaba relacionado con otras formas de crimen organizado –por ejemplo, el contrabando, el lavado de dinero y el terrorismo– y constituye una amenaza para la seguridad del bloque.

Tipificación del delito

La directiva sobre delitos medioambientales de la Comisión Europea indica a los Estados miembros qué tipo de actividad ilegal debe ser sancionada penalmente en las leyes nacionales. Establece que para ser considerado delito ambiental, un acto debe infringir la legislación ambiental y causar un daño significativo o riesgo de daño al medio ambiente, la salud humana o ambos.

En Europa cada Estado decide cómo incorporar la Directiva en su legislación penal. Queda a discreción de las autoridades nacionales establecer sanciones efectivas, proporcionadas y disuasorias.

El Acuerdo Verde Europeo ha pedido una mejor implementación y aplicación de las leyes ambientales. De lo contrario se socava toda iniciativa para detener los crímenes contra la naturaleza.

En los últimos 10 años el concepto de “sanción efectiva, proporcional y disuasiva” ha tenido diversas interpretaciones, con el agravante de que se tiene un conocimiento limitado sobre cómo los jueces aplican las sanciones condición en la práctica.

Atrápame si puedes

Para castigar cualquier delito, primero hay que detectarlo. En el caso de muchos delitos ambientales, habrá evidencia física del daño. Un ejemplo es el vertido ilegal de desechos. Pero identificar quién es el culpable no es tan sencillo. En algunos casos, es incluso difícil saber cuándo se cometen delitos en primer lugar.

“Los crímenes ambientales nos están costando miles de millones a los países, además de costarle a la Tierra. No es aceptable que los delincuentes con demasiada frecuencia escapen o reciban bajas sanciones cuando han dañado el medio ambiente de manera irreversible. Necesitamos más recursos para la aplicación de la ley en toda Europa y garantizar que los delitos ambientales se investiguen y castiguen adecuadamente ”, dijo Francesca Carlsson, de la EEB.

“Para disuadir a los delincuentes de participar en actividades dañinas para el medio ambiente, necesitan saber que serán atrapados y castigados con la severidad suficiente”, agregó.

Para más información ingrese a Cambio16

Lea también:

La mitad de las playas desaparecerán este siglo por el cambio climático

La mitad de las playas desaparecerán este siglo por el cambio climático

Citations & References:

Crime and punishment - European Environmetal Bureau

Dateline:

Caracas, Venezuela

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Dimas Ibarra

Areas of Expertise:

Mundo
Energía
Política
Ambiente

Location Expertise:

Venezuela
España
Iberoamerica

Official Title:

Redactor Jefe de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolano, radicado en Venezuela. Licenciado en Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Redactor jefe de la sección de energías fósiles y renovables, para las versiones digitales e impresas de Cambio16 y Energía16. Redactor de la revista Cambio Financiero. Amplia experiencia como periodista y productor audiovisual, en la Industria Petrolera y diversos medios y agencias de comunicación. Asesor en el área de comunicación organizacional y vocería. Membresía: Asociación de Revistas ARI, Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y Sindicato Nacional de la Prensa de Venezuela (SNTP).

Check Also

Google, ¿nuestro nuevo mejor amigo? ¿En serio?

La venta de datos personales para publicidad en Internet es un mercado que mueve unos 15.000 millones de dólares al año.