sábado , diciembre 15 2018
Home / Deportes / El Clásico del siglo: Hoy habrá campeón de América
Los eternos rivales del fútbol mundial se disputan la gloria de América. REUTERS

El Clásico del siglo: Hoy habrá campeón de América

La espera ha terminado. Luego de los primeros 90 minutos electrizantes, hoy se definirá de una vez por todas quién se coronará como campeón de la Libertadores de América.

El Estadio Antonio Vespucio Liberti, mejor conocido como ‘Monumental’, acogerá la vuelta de lo que muchos han catalogado como ‘la final del mundo’. River Plate, quien jugará de local, recibirá a Boca Juniors en un encuentro que en la previa es completamente abierto, cualquier cosa podría suceder.

Los 11 del ‘Millonario’

Marcelo Gallardo, DT de River, ha sido hermético respecto a su 11 titular para este partido. Mucho se especula sobre si saldrá con una línea de cinco defensores como en ‘La Bombonera’, o si apostará por una línea de cuatro con más presencia en el medio sector.

Esta última semana ensayó mucho con una línea de tres centrales conformada por los inamovibles Pinola y Maidana, acompañados por Martínez Quarta, quien ya jugó en la ida. Los laterales serían Casco y Montiel.

En el mediocampo estarían formando Ponzio, Palacios y ‘Nacho’ Fernández.

Otra de las principales interrogantes es la delantera del equipo. ‘Nacho’ Scocco se lesionó durante la semana y ya está oficialmente descartado para la final, mientras que el colombiano Santos Borré está suspendido.

El acompañante casi seguro de Pratto será ‘Pity’ Martínez, quien se ha convertido en uno de los pilares más importantes del equipo y tuvo un juego de ida muy bueno. Rodrigo Mora también podría estar en la delantera, pero probablemente sea como recambio durante el compromiso.

El 11 de River Plate quedaría así: Armani, Montiel, Martínez Quarta, Maidana, Pinola, Casco; Fernández, Ponzio, Palacios; ‘Pity’ Martínez y Pratto.

Los 11 ‘Xeneizes’

Guillermo Barros Schelotto, DT de Boca, tiene un poco más claro el panorama. El ‘Xeneize’ ha apostado en los últimos tiempos, incluso en la ida de la final, por un juego vertical y trepidante, apostando por llegadas con pocos pases y poco control del medio sector.

No obstante, hay puestos específicos que aún no tienen dueño. La primera interrogante empeiza desde atrás, por el arco se pelean Andrada y Rossi. El primero llegó al equipo justamente para ser el arquero titular ante malas actuaciones de Agustín Rossi, sin embargo, durante las semis ante Cruzeiro, Andrada recibió un terrible cabezazo en la mandíbula que le provocaría una fractura del maxilar inferior.

Ante esta lesión, Rossi volvió a la titularidad con muchas dudas. Sin embargo, el argentino tuvo una magnífica actuación ante River en la ida de la final, dejándole a Barros Schelotto una difícil decisión.

La línea de cuatro defensores se mantendría igual. En el mediocampo los últimos ensayos indican que Villa saldría de la formación titular para darle lugar a Almendra por la izquierda, lugar por excelencia del lesionado y ya descartado Cristian Pavón.

La mayor de las interrogantes es la delantera. Aún no se sabe quién acompañará al enrachado ‘Wanchope’ Ábila. Para el lugar hay tres grandes nombres: Benedetto, Tévez y Zárate.

Benedetto fue clave para el juego de ida, su ingreso por el lesionado Pavón marcó el camino para Boca e incluso marcó un gol. Tévez, por su parte, es un histórico del plantel y también puede ser extremadamente peligroso para el arco de Armani. Zárate es el que menos chance tiene de los tres, sin embargo, puede ser el recambio que le dé frescura al ataque ‘bostero’.

El 11 de Boca Juniors quedaría así: Rossi, Jara, Izquierdoz, Magallán, Olaza; Nández, Pérez, Barrios, Almendra; Ábila y Benedetto.

Ida trepidante

Los primeros 90 minutos fueron emocionantes, llenos de tensión y goles.

El primer tiempo en ‘La Bombonera’ fue digno de una súperfinal de Libertadores. River Plate apostó por el dominio en el medio sector, controló el balón, llegó con mucho peligro y maniató a su rival durante varios minutos.

Boca Juniors, a pesar de su debilidad defensiva, jugó a la verticalidad de sus grandes referentes en el ataque. Tras la salida de Pavón y el ingreso de Benedetto, el ‘Xeneize’ consiguió el gol a través de Ábila. Sin embargo, tan sólo un minuto después, Lucas Pratto emparejaría las cosas con un gol que silenció a todo el estadio.

Luego de idas, venidas y un vaivén de emociones, Benedetto adelantaría a Boca nuevamente con un cabezazo espectacular. El primer tiempo terminaría 2-2.

La segunda mitad se tornaría tensa y llena de fricciones. River empataría el encuentro nuevamente con un autogol de Izquierdoz, provocado por Pratto quien fue a cabecear de gran manera.

Final impredecible

Los próximos 90 minutos son completamente impredecibles. La final está abierta para ambos.

Con el cambio de la regla del gol de visitante, ambos llegan con la necesidad única y exclusiva de ganar. River en su casa deberá buscar el partido, al igual que Boca y, de ho haber algún victorioso luego de los 90 minutos, habrá alargue y penales.

También estará presente el VAR (Video Assistant Referee), que es querido por varios y temido por muchos.

La mesa está servida para una gran final. Los dos máximos rivales del fútbol mundial definirán quién se queda con la gloria y quién tendrá que vivir con la pena de haber sido derrotado por su peor enemigo.

Para leer más fútbol visite Cambio16.

 

Check Also

CSKA de Moscú batió tres goles por cero al Real Madrid

El Madrid se engancha a las emociones fuertes

El CSKA de Moscú batió tres goles por cero al Real Madrid en un partido …