Fiesta blanca en Turín: el Madrid goleó a la Juve (0-3)

Por Natalia Lobo
03/04/2018

El Real Madrid goleó a la Juve en Turín. El conjunto de Zinedine Zidane no tuvo piedad y le marcó tres goles a los blanquinegros. Frente un Cristiano Ronaldo brillante, que por fin logró su tan ansiado gol de chilena, los de Allegri no tuvieron nada que decir. Buffon seguirá teniendo pesadillas con el portugués.

Zidane apostó por el mismo once de la final de Cardiff. El técnico francés se decantó por un rombo en el medio del campo con Casemiro, Modric, Kroos e Isco, quien jugó de inicio. Por su parte, Allegri sí pudo contar con Sandro en el once titular. El italiano se encomendó al talento de Dybala e Higuaín para incomodar a Keylor Navas.

La Juve inició muy metido en la presión. Sin embargo, el Real intentó salir tocando y en menos de tres minutos le llegó la recompensa. Cristiano marcó el primero tras un gran pase de Isco, quien tuvo espacio para meter el balón al área. Con ese tanto, el portugués se convirtió en el primer jugador que marca en 10 partidos seguidos en la máxima competición.

La Juve intentó sacudirse el golpe buscando atacar también. Dybala casi tuvo el empate al minuto 6 gracias un disparo que cortó Ramos. El Madrid logró aguantar el aluvión de la Vecchia Signora. Un inspirado Betancur seguía habilitando a los delanteros argentinos. Sin embargo, hasta ese momento no lograban inquietar a Navas.

El Madrid logró controlar el partido por unos minutos. En el 20’, Varane cortó un ataque de Dybala y al 22’, Keylor Navas le negó el gol a Higuaín. La Juve comenzaba a llegar por ambas bandas y el Madrid se ciñó a su portero para sostener la diferencia.

El equipo de Zidane logró un respiro gracias a dos ataques con CR7 y Kroos, con un disparo al larguero. Pero los blancos se veían sacudidos continuamente por las llegadas de la Juve. Chiellini, Higuaín y Dybala por fin pusieron a trabajar a Navas. Sobre todo el último contó con un par de ocasiones, incluyendo un tiro libre que pegó en la barrera.

El festival de CR7

En el segundo tiempo, la Juve empezó con la misma intensidad con la que terminó el primer tiempo. Dybala hizo de las suyas y consiguió un falta de Sergio Ramos. El defensa se perderá la vuelta por acumulación de tarjetas.

Zidane decidió mover el banquillo. Al 58, le dio entrada a Lucas Vázquez por Karim Benzema. Eso le permitió a los blancos conseguir un sistema más compacto para soportar las llegadas de la Juve.

Pero a CR7 no le importa el sistema. El portugués marcó un golazo de chilena al minuto 63. El 7 consiguió el gol que tantas veces ha buscado tras pescar un centro de Carvajal. El público en Turín se rindió ante la calidad del luso.

Para empeorar el panorama de los de Allegri, Dybala vio la roja por doble amarilla. El delantero recibió la primera por simular un penalti y la segunda por juego peligroso. Allegri le dio entonces paso a Mandzukic y a Matuidi por Costa y Asamoah.

Y 10 minutos después el Madrid sentenció gracias a un gol de Marcelo. El brasileño jugó con Cristiano, quien le devolvió la pared y picó el balón para superar a Buffon. Los italianos ya no tenían nada qué hacer. Más tarde, Zidane le dio descanso a Isco por Asensio y a Modric por Kovacic. 

El Madrid goleó a la Juve y ya se ve con pie en semifinales. Los blanquinegros tendrán que esperar el milagro para superar la eliminatoria.

Loading...