lunes , diciembre 10 2018
Home / Actualidad / Kimi Raikkonen le aguó la fiesta a Mercedes

Kimi Raikkonen le aguó la fiesta a Mercedes

Lewis Hamilton tendrá que esperar una semana más para proclamarse campeón del Mundial de Fórmula 1 después de que Kimi Raikkonen se consagró en el Gran Premio de los Estados Unidos. El piloto finlandés de Ferrari completó una carrera sensacional y volvió a lo más alto del podio cinco años después.

Igual de meritorio fue el segundo lugar de Max Verstappen, de Red Bull, que empezó en la decimoctava posición pero supo remontar y luego defenderse ante los ataques de Hamilton, que fue tercero. Al inglés le basta un séptimo lugar en México para llevarse el campeonato tal como hiciera el año pasado.

Detrás, llegó un Sebastian Vettel que superó a Valtteri Bottas en la penúltima vuelta. El alemán se recuperó de un mal inicio en el que se estampó contra Daniel Ricciardo y quedó fuera de pista tras hacer un trompo.

Por su parte, Carlos Sainz quedó en el séptimo lugar detrás de su compañero, Hulkenberg. Mientras que Fernando Alonso se despidió antes de culminar la primera vuelta porque Lance Stroll, de Williams le destrozó el lateral de su McLaren tras una embestida.

La revancha de Kimi

Raikkonen, que el año que viene pilotará para Sauber, se reencontró con el triunfo 115 carreras después, desde el Gran Premio de Australia de 2013. La victoria le sabe bien al “hombre de hielo”, quien hizo todo bien desde la salida.

Kimi aprovechó que Hamilton se quedó en el comienzo y lo adelantó de buenas a primeras. Y en Mercedes, que han estado impecables en este último tramo de temporada, aparecieron los errores. Cambiaron los neumáticos en la vuelta 12 y en la 35, volvieron a parar por un “blistering” (ampollas).

En cambio, Raikkonen cambió los suyos doce vueltas después por unos blandos que mantuvo hasta el final de la carrera. Aunque luego reconoció que al final los neumáticos estaban mal, aguantó el triunfo por un segundo de diferencia.

La emoción estaba servida para las últimas cinco vueltas, en las que pudo pasar de todo. Si Hamilton rebasaba a Verstappen se proclamaba campeón pero cuando lo intentó en la penúltima vuelta, quedó fuera de pista y perdió sus opciones. Mientras que Vettel sí pudo adelantar a Bottas para darse un respiro.

Pero el hombre de la tarde en Austin fue Kimi. Su merecido triunfo no solo le aguó la fiesta a Mercedes, sino que le devolvió la sonrisa a Ferrari y le recordó a la escudería italiana, aunque sea por un día, cómo se sentía ganar.

Leer más Fórmula 1 en Cambio16.

 

Check Also

Theresa May podría retrasar votación parlamentaria sobre el acuerdo del Brexit, debido a que pareciera inminente su derrota/Reuters

Theresa May podría retrasar votación parlamentaria sobre el acuerdo del Brexit

Acuerdo del Brexit. Ante la posibilidad cierta de una derrota, la primera ministra británica, Theresa …