lunes , mayo 25 2020
El Corte Inglés, ícono de grandes almacenes del centro de Madrid, pone en venta algunos de sus activos/Reuters
El Corte Inglés, ícono de grandes almacenes del centro de Madrid, pone en venta algunos de sus activos/Reuters

El Corte Inglés puso en venta activos para reducir sus deudas

El Corte Inglés anunció este viernes que puso en venta algunos de sus inmuebles. Con las transacciones que logre en el mercado, aspira captar cerca de 2 mil millones de euros que la ayudarán a reducir sus deudas.

El grupo intenta competir con firmas online, entre ellas Amazon, que le arrebata cuotas importantes de mercado.

La principal cadena de grandes almacenes española encargó a la firma de consultoría PwC la venta de 130 de sus inmuebles, que no los considera estratégicos para su negocio. PwC es considerada una de las más grandes en su tipo en el mundo. Brinda servicios de auditoría, consultoría y asesoramiento legal y fiscal, a empresas repartidas en el planeta.

La empresa de tiendas anunció que venderá suelos, oficinas y centros logísticos y comerciales. Y dejará fuera del portafolio de sus ofertas, a edificios emblemáticos, entre ellos el ubicado en el centro de Madrid.

Este grupo es un ícono empresarial español. Aunque la crisis afectó su modelo de precios altos y su cuidada atención al público, venía apostando inversiones en locales de ventas ubicados en pequeñas capitales de provincias españolas.

Según sus últimos ejercicios económicos y financieros, la empresa se ha venido apoyando de un mayor consumo para remontar las ventas al detal.

Recientemente El Corte Inglés hizo alianzas. Entre ellas, con el gigante del comercio chino Alibaba. Con este se propone expandir la venta de mercancías, en acuerdos con negociantes de ultramar.

En busca de ganancias

La empresa procura mejorar en el primer semestre de 2019 sus márgenes de Ebitda (en sus siglas en inglés earnings before interest, taxes, depreciation, and amortization). Se trata de las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización. El grupo mantiene una deuda financiera de 3 mil 652 millones de euros, cifra superior en 3,5 veces su Ebitda de 2017.

La agencia especializada Tinsa (sociedad de tasación líder en valoración de inmuebles homologada por el Banco de España) valora el total de los inmuebles del grupo en cerca de 17.147 millones de euros.

El Corte Inglés refinanció a principios de este año su deuda. Y completó su reestructuración con una emisión de bonos calculados en 600 millones de euros. Esta semana los amplió.

Ícono de empresa familiar

Fue en 1939 cuando los iniciadores del Corte Inglés adquirieron una finca en la calle Preciados 3 en Madrid. Desde sus inicios la empresa se dedicó a la venta de artículos de uso personal.

Hoy es el más grande entre grupos empresariales dedicados a la distribución de mercancías en España y Portugal. El consorcio lo integran compañías comercializadoras que operan con distintos formatos de ventas al público. En España es la principal entre una de las cadenas de almacenes con gran tamaño.

En el argot, suele decirse que el Corte Inglés es una empresa familiar. Ella concentra la mayor parte de sus acciones y propiedades entre familiares descendientes de los empresarios Ramón Areces y César Rodríguez González. Con el legado de este último, la firma sostiene la Fundación que lleva por nombre SERES.

La Fundación promueve compromisos de empresas que procuran coadyuvar a la mejora de la sociedad española. En sus intenciones, recalca que estima promover actuaciones para el fortalecimiento del sentido de responsabilidad social empresarial.

Para más información visite Cambio16

Lea también: Lucha de gigantes: El Corte Inglés intenta derrotar a Amazon

 

 

 

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Esteban Yepes

Avatar
Periodista, egresado de la Universidad Central de Venezuela. Especializado en temas de Economía, Cultura y Relaciones Internacionales

Check Also

EE UU sigue siendo el más afectado po la COVID-19 este 24 de mayo

EE UU, Brasil y Rusia son los más afectados por la pandemia

En Francia y Japón la situación se está aliviando.