Pedro Sánchez y Susana Díaz. FOTO: Reuters

El eje Madrid-Sevilla del PSOE

Por Iñigo Aduriz
18/05/2016

“Me atrevería a decir que el próximo 26 de junio donde más respaldo y apoyo encontrará el candidato socialista será en Andalucía“. Con estas palabras la presidenta andaluza, Susana Díaz, trataba este miércoles de remarcar el poder que sigue teniendo el PSOE en su comunidad autónoma y, por consiguiente, la fuerza que tanto ella como la federación que dirige –la más importante por número de afiliados de todo el país– ostentan a nivel interno.

Díaz, que ha protagonizado un desayuno informativo en Madrid, ha vuelto a dejar así de manifiesto el eje imaginario existente entre la capital y Sevilla que caracteriza en los últimos años el equilibrio de poder del partido socialista, y que tantas trifulcas internas ha suscitado entre la dirección federal de la calle de Ferraz de Madrid, y la dirección autonómica, ubicada en la calle San Vicente de Sevilla.

Cuando esta mañana la presidenta de la Junta ha remarcado ese supuesto respaldo de los andaluces al PSOE de Pedro Sánchez también ha querido dejar claro que el peso que vaya a tener la federación en un hipotético gobierno socialista surgido de las urnas tendrá que ser proporcional a ese apoyo. Sus palabras llegaban en respuesta a las preguntas formuladas por la prensa sobre el hecho de que el líder del PSOE tan sólo haya contado con un andaluz, Gregorio Cámara, para su equipo de expertos o ‘Gobierno en la sombra’ que guiará la campaña electoral.

“Me voy a dejar la piel”

“El principal apoyo que tiene Pedro Sánchez es Andalucía”, ha insistido Díaz durante este encuentro en el que ha dejado de manifiesto su respaldo al secretario general y candidato a La Moncloa, aunque sin mucha efusividad. Durante su intervención inicial, que ha durado algo más de tres cuartos de hora, sólo ha mencionado a Sánchez en una ocasión y ha sido para hablar sobre lo que hará ella y no para ensalzar ninguna virtud del aspirante a la Presidencia del Gobierno: “Me voy a dejar la piel para que Pedro Sánchez sea presidente”, ha dicho.

Tampoco ha sido clara cuando ha sido preguntada por si se decantaría por facilitar un Ejecutivo del PP en el caso de que el PSOE no pueda formarlo o, aún pudiendo, tuviera que elegir entre hacerlo con Podemos o facilitar a Rajoy regresar a La Moncloa. No ha descartado ninguna de las opciones, si bien ha recalcado que lo que quiere es que “cuanto antes” tenga lugar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno “porque haya ganado las elecciones”.

Díaz no ha ahorrado, sin embargo, en los elogios que le ha dedicado a Eduardo Madina, quien disputó el liderazgo del partido a Sánchez en el último congreso y que estaba presente en el desayuno. La dirigente andaluza ha asegurado que tiene un “respeto profundo” por el exdiputado y ha considerado que es “de las cabezas más brillantes” que hay en el PSOE en su generación.

También ha puesto en valor que sea querido “dentro y fuera del partido” ya que, a su juicio, “es lo que tiene que buscar” una formación política. “Él lo sabe, siempre, que desde el cariño, el acuerdo y la discrepancia, le tengo una enorme estima y valoración”, ha dicho.

“Desde la moderación”

Estas palabras las encajaba uno de los principales apoyos de Pedro Sánchez, su mano derecha y secretario de Organización del partido, César Luena, como máximo representante de la Ejecutiva federal en la mesa presidencial del desayuno que ha tenido lugar en el Hotel Ritz de Madrid, justo frente a la mesa en la que ha intervenido Díaz, a la que han arropado en su visita a Madrid consejeros, diputados nacionales y autonómicos e históricos del partido como Amparo Rubiales.

La presidenta andaluza también ha dado pistas de cuál será la orientación de los acuerdos que defenderá dentro del partido en el caso de que el PSOE resulte decisivo tras las elecciones generales de junio. Ha dicho que ella defiende un partido socialista “desde la moderación” y “nunca desde la polarización o la radicalización”.

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Iñigo Aduriz

Avatar

Check Also

analgésicos dolores crónicos

Descartan los analgésicos para tratar los dolores primarios crónicos

El paracetamol, ibuprofeno, aspirinas y otros fármacos no-esteroideos y antiinflamatorios, además de opioides, dañan más la salud y no quitan el dolor crónico.