.
domingo , septiembre 22 2019
Home / Actualidad / El fútbol, bajo sospecha

El fútbol, bajo sospecha

Por ANA BEDIA

El fútbol ha saltado del terreno de juego al césped judicial y ha sustituido en los últimos tiempos el banquillo de los estadios por el de los tribunales.

Y es que el deporte que más millones mueve en España está siendo sacudido por escándalos en los que hasta presidentes de clubes de primera se están viendo salpicados.

Cambio16 repasa los últimos casos, que van desde investigaciones por amaños, fraudes fiscales o fondos recaudados bajo sospecha.

‘Caso Neymar’

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido 2 años y 3 meses de cárcel para el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y 7 años y 6 meses para su predecesor en el cargo, Sandro Rosell, por delitos fiscales en el fichaje del brasileño Neymar.

El fiscal del caso también pide en su escrito de acusación presentado ante el juez Pablo Ruz que se imponga una multa de 22,2 millones de euros al Barcelona, que será juzgado como persona jurídica, así como de 25,1 millones a Rosell y 3,8 millones a Bartomeu.

En el caso de Bartomeu, reclama esa pena carcelaria por un delito fiscal correspondiente al año 2014 y a Rosell le acusa de otros dos delitos fiscales por los ejercicios 2011 y 2013, a los que le añade un delito societario por administración desleal.

A ambos les achaca su participación en el fichaje supuestamente fraudulento de Neymar, por el que el club dejó de pagar a Hacienda 13 millones de euros en esos tres años.

El viernes 13 de marzo, el juez Ruz propuso juzgar a Bartomeu, y a su predecesor en este cargo, osell, así como al propio club por el caso Neymar.

Una imputación, o como quiera llamarla a partir de ahora el Gobierno, que los afectados han anunciado ya que van a recurrir.

En el auto, el juez concluye la instrucción del caso Neymar y considera que Rosell, Bartomeu y el club (en este caso como persona jurídica) pudieron incurrir en hasta tres delitos fiscales por las cuotas que el Barça habrían dejado de pagar a Hacienda por el fichaje en 2011, 2013 y 2014.

Según el juez, el fichaje costó al club un total de 83.371.000 euros frente a los 57,1 millones que declaró el Barça en sus cuentas, a lo que se sumaría la cantidad defraudada a Hacienda, un total de 13 millones de euros.

Sobre la responsabilidad del presidente Bartomeu, el auto destaca su protagonismo “tanto en la génesis de las operaciones contractuales que constituyen la base fáctica del procedimiento (la contratación de Neymar) como en el desarrollo del fichaje y, por último, en relación al conocimiento, asunción y autorización de los pagos vinculados a dicha contratación ocurridos en 2014”. Al actual presidente del club le procesa por un delito fiscal en el último ejercicio, cuando Bartomeu continuó actuando con la misma “mecánica defraudatoria” que su predecesor.

El juez destaca que los ahora procesados incurrieron en un fraude fiscal de un total de 13 millones de euros, de los cuales 2,4 millones correspondieron al año 2011, 6.756.052 euros a 2013 y 3.845.065 euros a 2014.

En cuanto a Rosell, Ruz asegura que fue quien “ideó la operación” para que el club pagara menos a Hacienda y añade que ocultó la cantidad real del fichaje a los socios, pese a que en una asamblea celebrada el 5 de octubre de 2013 varios de ellos le preguntaron por el coste, que él entonces mantuvo que fue de 57,1 millones de euros.

Esta cantidad fue la que se incluyó en las cuentas anuales de la sociedad, destaca el juez, “sin proporcionar en la memoria ninguna otra información adicional”, comportamiento de Rosell que “en realidad habría ocasionado un perjuicio económico al club al no incluir en la contabilidad” las cantidades de adquisición del jugador.

De esta manera, para cuadrar las cuentas el club tuvo que extraer las cantidades que sirvieron para el fichaje de otras partidas, “simulando operaciones que no tenían como base una relación mercantil real”.

El juez asume los criterios de los peritos de Hacienda, que consideraron que los numerosos contratos de diverso tipo (préstamo, ojeo de jugadores, partidos amistosos, contratos de representación para su agente -su padre- y de imagen, entre otros) sirvieron en realidad para “encubrir” el coste real del fichaje, que fue mayor que el previsto inicialmente debido a que se adelantó un año.

Tras la imputación de Rosell, el Barça hizo una declaración complementaria a Hacienda y depositó 13,5 millones para depurar posibles responsabilidades fiscales.

Amaños de partidos

Desde el año 2010 los amaños de partidos son considerados un delito, estos son los casos actualmente en los tribunales.

El mencionado viernes 13 de marzo, que parece que fue un día movidito para el fútbol en los juzgados, cinco jugadores comparecieron ante el juez que investiga el supuesto amaño de partidos en la liga española, pertenecientes a los equipos Osasuna, Espanyol y Betis, y salieron del juzgado en calidad de imputados, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN).

Se trata del excapitán del Osasuna Patxi Puñal; Sergio García, del Espanyol; Jordi Figueras y Jorge Molina, del Betis; y Antonio Amaya, jugador ahora del Rayo Vallecano y la pasada temporada también del Betis.

El titular del Juzgado de Instrucción número dos de Pamplona, Fermín Otamendi, investiga el presunto desvío de al menos 2,4 millones de euros de las cuentas del Osasuna y el supuesto amaño de partidos en pasadas temporadas de fútbol.

Por esta causa hay imputados hasta el momento un total de 17 personas, y una de ellas, el exdirectivo de Osasuna Txuma Peralta, que estaba en prisión desde el 7 de marzo, abandonó el centro penitenciario este lunes. El juez dictó un auto por el que se decreta la libertad con cargos y sin fianza de Peralta tras realizar cinco careos entre otros tantos imputados en el sumario.

En los careos participaron el expresidente Miguel Archanco, el exgerente Ángel Vizcay, el presidente de la Fundación Diego Maquirriáin, y los exdirectivos Txuma Peralta y Juan Pascual.

Pero este no es el único caso sobre el que se cierne la sospecha del amaño. La Fiscalía Anticorrupción presentó el pasado 15 de diciembre una querella ante el juzgado decano de Valencia contra 42 implicados en el presunto amaño del partido Levante-Zaragoza, jugado el 21 de mayo del 2011.

Los implicados comenzarán a declarar en Valencia el 25 de marzo. El exdueño del Zaragoza, Agapito Iglesias, el consejero Francisco Javier Porquera y el entrenador del Zaragoza en 2011, Javier Aguirre, lo harán el día 27.

El fiscal del caso argumenta en la querella que interpuso que Agapito Iglesias, los consejeros Francisco Javier Porquera y Francisco Checa, Antonio Prieto, Javier Aguirre y los tres capitanes del Zaragoza, Gabi, Ponzio y Jorge López, acordaron amañar el partido. “A tal fin se estableció que se entregarían 965.000 euros a los jugadores del Levante a cambio de que estos permitieran al conjunto zaragocista ganar el partido”.

Este caso no es el primero que mancha la reputación del Levante. La sombra del amaño sobrevoló el Athletic-Levante de junio de 2007. Iñaki Descarga, ex futbolista del Levante, admitió en una conversación con el presidente de su club, Julio Romero, que recibieron una prima por perder en San Mamés el 17 de junio de 2007 en la última jornada de Liga.

Y más recientemente, la Liga de Fútbol Profesional (LFP) abrió una investigación y trasladó a la Fiscalía el posible amaño en el partido del Levante ante el Depor, disputado en el Ciutat de Valéncia el 13 de abril de 2013, que los gallegos ganaron 0-4 y en el minuto 28 vencían 0-3. El Confidencial llegó a publicar  que las investigaciones abiertas con el fin de encontrar el origen del dinero apostado en el 0-3 del descanso apuntaban a que el caso estaba “relacionado con mafias chinas, que buscan a través de las apuestas en eventos deportivos fortalecer su posición y, sobre todo, su economía”.

Partidos benéficos de Messi

En junio de 2014 saltaba la noticia. La unidad antiblanqueo de capitales de la Guardia Civil investigaba cinco transferencias bancarias por un importe de casi un millón de euros procedentes de los organizadores de al menos dos partidos benéficos “Messi y sus amigos contra el resto del mundo”.

Estas transferencias relacionadas con los partidos en los que intervino el jugador argentino del Barcelona entre 2012 y 2013 acabaron en una sociedad radicada en el paraíso fiscal de Curazao (en las Antillas Holandesas, al sudeste del Caribe), según informó en exclusiva El País.

Los investigadores abrieron diligencias por los presuntos delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal.

Ahora, el juez que investiga si los fondos recaudados en los partidos benéficos se dedicaron a ese fin ha citado como testigo al representante de Leo Messi, Guillermo Marín, en la que es la primera declaración judicial en esta causa.

Estaba llamado a testificar este lunes, pero Marín remitió un escrito al titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, Eduardo López Palop, pidiendo testificar por videoconferencia desde Argentina. Ahora, el juez debe decidir si acepta o no la solicitud del testigo.

Tanto Messi como su padre declararon en su día ante la Guardia Civil que jamás cobraron nada por estos encuentros.

About Ana Bedia

Check Also

Comunidades autónomas

Comunidades Autónomas recibirán €4.500 millones para evitar recortes

Un giro legal ha permitido el desbloqueo de 4.500 millones de euros para las comunidades …