.
miércoles , octubre 16 2019
Home / Actualidad / Cinco claves para entender los incendios en Brasil
Incendios en Brasil
Un incendio quema un tramo de la selva amazónica cuando es talado por madereros y agricultores cerca de Altamira, municipio de Pará - Brasil, 27 de agosto de 2019.

Cinco claves para entender los incendios en Brasil

Analizando el número incendios en Brasil – cifras publicadas por el INPE –  encontramos 5 claves para entender la situación actual. Entre esas claves encontramos: se debe esperar hasta diciembre para saber si este año es récord de incendios o no;  el récord de focos activos en Brasil lo tiene 2007 con 393.915 y la alarma mundial se debe a la velocidad con que ocurren los incendios, entre otros factores.

Incendios en Brasil
Camiones transportan troncos que fueron extraídos ilegalmente de la selva amazónica, por la Carretera Trans-Amazónica, cerca de la ciudad de Altamira, estado de Pará, Brasil, 27 de agosto de 2019

De junio a noviembre la estación seca y los fuertes vientos incrementan el número de incendios en Brasil. Ya la NASA señalaba que “El tiempo dirá si este año ha roto récords (de incendios) o solo está dentro de los límites normales”.

1. Los incendios en Brasil no son inusuales en esta época

Si para 2007 sumamos el periodo que va desde enero a agosto de ese año, se encuentra que hubo 141.126 focos activos en Brasil. Si tomamos el mismo período en el presente año (2019) encontramos que la suma es 83.284 focos de calor en todo Brasil, hasta el día 28 de este mes.

Es importante aclarar que “focos activos” es el nombre que da el “Programa Queimadas” – programa de monitoreo del INPE –  a los incendios y que un foco activo puede ser más de un incendio.

Por otro lado, los focos activos no están solo en la región amazónica – que ciertamente tiene identificado hasta ahora más del 50% de los incendios en Brasil – sino que abarcan todo el territorio brasileño.  

De acuerdo a las fuentes consultadas, entre enero y el 19 de agosto de 2019 se estima que el porcentaje de focos activos se reparte así: Amazonia 52.48%,  Cerrado (sabana brasileña) 30.12%, Bosque atlántico 10.9%, Pantanal 3.42%, Caatinga (bosque blanco) 2.07% y Pampa 1%.

Esta clasificación está hecha sobre la base de las ecorregiones existentes en Brasil. Desde junio a noviembre gran parte del país amazónico es afectado por incendios extendiéndose a casi todas las regiones:

“Todos los años, entre junio y noviembre, la Amazonia pasa por un período de sequía, y los incendios forestales son parte natural de la misma. Lo que llama la atención, este año, es la rapidez con que los incendios están creciendo en comparación del mismo período de los últimos años. Solo la semana pasada, surgieron 9 mil nuevos focos en el país, el mayor índice desde 2013”, de acuerdo al portal brasileño Super Interesante.

Generalmente, el fuego se usa con fines agropecuarios, en la renovación de áreas de pastoreo, en la remoción de material acumulado, en la preparación de terrenos para plantar caña de azúcar, señala en 2010 el geólogo brasileño José Alberto Wenzel, quien fuera secretario estatal de Medio Ambiente entre 2003 -2004.

2 .“Queimada” no es lo mismo que incendio forestal

El término “queimada” designa todo lo que tenga fuego, según Carlos Nobre, climatólogo miembro de la Academia Brasileña de Ciencias y miembro del Grupo Estratégico de la Coalición Climática de Brasil y quien fuera consultado por la web G1. Mientras que un incendio forestal presenta tres variantes.

  • La primera, aquellos incendios que constituyen una antigua práctica agrícola que se restringe a pequeñas áreas. Esta práctica no está prohibida siempre y cuando se haga de manera controlada “dentro de criterios legales que buscan minimizar el alcance del fuego y el impacto de la contaminación del aire en la salud de la población”.
  • La segunda variante de incendio forestal es aquel que ocurre 2 o 3 meses después de la tala de un bosque. Este tipo de incendio genera más humo, ya que cuenta con más material para quemar.
  • Y por último, el incendio forestal “desde el bosque en pie” que puede tener 2 objetivos diferentes: incendiar los árboles para degradar el área y el bosque muera gradualmente o cuando el fuego del pasto alcanza el bosque circundante y “una llama golpea los árboles con el contacto de una chispa o… se extiende por el suelo”.

3. 2007 es el año récord de focos activos

Hasta ahora el récord de focos activos en Brasil lo ostenta el año 2007– durante la ocurrencia del fenómeno de El Niño –  con 393.915 focos activos. Esto de acuerdo al “Programa Queimadas”  del INPE que publica los focos de calor por países.

Este programa permite ver el número de focos activos en América del Sur: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Falkland Islands (Islas Malvinas), Guyana, Guayana Francesa, Paraguay, Perú, Suriname, Uruguay y Venezuela.

El registro se lleva desde junio de 1998 y se actualiza diariamente. En el momento de nuestra consulta, registraba hasta el día 28 de agosto de 2019. Las mediciones se realizan desde 1986 por el INPE, luego de ejecutar un experimento con investigadores de la NASA.

Se perfeccionó en 1998 con la creación de un programa del Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales y Renovables para controlar las “queimadas” en el país amazónico, reseña G1.

Para que un foco activo pueda ser detectado por los satélites polares debe tener por lo menos 30 metros de extensión por un metro de largo. En el caso de satélites geoestacionarios el foco activo debe tener el doble de ese tamaño.

 

Incendios en Brasil
Camiones cargados con troncos de árboles son quemados por agentes del Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables durante una operación para combatir la minería y la tala ilegal, en el municipio de Novo Progresso, Estado de Pará, norte de Brasil. 11 de noviembre, 2016

4. Presión por deforestación

Ahora entre las razones de la alarma mundial para el tema de los incendios en Brasil está la deforestación. El hecho de que haya mayores zonas deforestadas implica un aumento en el riesgo de incendios.

La relación entre incendios y deforestación consiste en lo que se conoce como “efecto de borde”. Cuando se deforesta un terreno para la agricultura restan “pequeñas islas forestales”, cuyos bordes están expuestos a la luz del sol y a la entrada de vientos.

Por lo tanto, la humedad disminuye, aumenta la temperatura y con ello el riesgo de incendio. Así lo señala a Super Interesante Rubens Benini, ingeniero forestal y líder de restauración forestal de la Nature Conservancy de América Latina.

Focos activos_4
Cerca de la ciudad de Castelo dos Sonhos, estado de Pará, Brasil, mina ilegal de oro salvaje, ubicada en un área de la selva tropical amazónica deforestada. Junio 2013.

Señala este ingeniero que el aumento de la temperatura del planeta sumada a la existente relajación en la fiscalización por parte de los órganos de control federal y estatal son motivos de alarma. Ya que esto ha incentivado a los dueños de tierras a “practicar crímenes ambientales” como la falsificación de documentos para obtener la posesión de las mismas.

Sin embargo, el territorio amazónico que abarca 8 países – Brasil, Perú, Colombia, Venezuela, Ecuador, Guayana, Suriname y Francia (por la Guayana Francesa) – no solo está sometido a la presión de la agricultura, sino a la ganadería, la minería ilegal y la explotación maderera. Se trata de un problema complejo que va desde la desaparición de especies, culturas y bosques milenarios hasta las legislaciones de cada país.

5. Top Ten de focos activos en Brasil

A continuación presentamos los diez años con más focos activos de incendios en Brasil – de acuerdo a nuestros cálculos – que pueden ser consultados en el sistema de monitoreo del “Programa de Queimadas” del INPE. Está en línea y abierto al público:

PosiciónAñoTotal de focos activos de enero a diciembre
12007393.915
22004380.446
32005362.566
42003341.239
52002321.416
62010319.386
72006249.184
82012217.238
92015216.782
102008211.933

Habría que observar si en estos años hubo ocurrencia del fenómeno de El Niño que abarca ciertos períodos y afecta determinadas áreas. También se debe esperar hasta diciembre de este año para conocer si este es un año efectivamente récord de incendios en Brasil.

Para el 27 de agosto aún los registros del mes se encontraban por debajo de la media establecida desde 1998 que es 46 mil focos activos, es decir, el número de focos activos de incendios en Brasil registrados era 44.764.

Hemos vuelto a consultar y el número de incendios ha superado la media señalada con 46.392 focos activos para el 28 de agosto de este año. Es decir en 1 día aparecieron 1.628 nuevos focos activos de incendios. 

Para más información visite Cambio16.com

Lea también:

Deforestación en la Amazonía aumentó drásticamente este último año

Deforestación en la Amazonía aumentó drásticamente este último año

About Maria Rosales

Redactora. Amante del aire libre y los espacios verdes. Premisa personal: La paz por encima de todo.

Check Also

Ibex 15 de octubre

Ibex recupera la senda alcista, ante posible acuerdo del Brexit y negociaciones China-EEUU

El Ibex 35 vivió una sesión de alza este 15 de octubre, tras las pérdidas …