El segundo intento de Hillary Clinton para ser la primera presidenta de EEUU

Por Cambio16

Hillary Clinton no eligió un lugar emblemático para anunciar por todo lo alto el secreto a voces de la política estadounidense que le podría llevar a convertirse en la primera mujer en alcanzar la presidencia de los Estados Unidos. Optó por subir un vídeo a las redes sociales para hacer oficial su candidatura por el Partido Demócrata para competir en las elecciones de 2016.

Por el contrario, sus posibles contrincantes republicanos Ted Cruz y Rand Paul hicieron sus anuncios ante multitudes en Virginia y Kentucky y Marco Rubio lo hizo este lunes frente a la Torre de la Libertad en Miami.

“Me estoy preparando para hacer algo también. Me presento a la Presidencia. Los estadounidenses han superado tiempos económicamente duros, pero aún el sistema sigue favoreciendo a aquellos que están en lo más alto”, aseguró Clinton en el vídeo divulgado en su página web oficial. “Cada día los estadounidenses necesitan un luchador, y quiero ser esa luchadora. Me lanzo a hacer campaña para conseguir tu voto”, agregó la exsecretaria de Estado.

Clinton, 67 años, decide así intentar de nuevo llegar a la Casa Blanca tras la derrota en las primarias demócratas de 2008, que ganó el actual mandatario, Barack Obama.

Sus opciones

Clinton no se enfrentará a grandes rivales en las primarias de su partido, en contraste con lo sucedido en 2008, cuando partía de favorita pero terminó perdiendo una larga y espinosa batalla ganada finalmente por Barack Obama.

El presidente estadounidense la calificó este sábado como “su amiga”, y dijo estar convencido de que Clinton “sería una gran presidenta” de Estados Unidos.

La fuerza con la que irrumpe la exsecretaria de Estado entre sus acólitos es tal que ningún analista ve factible que alguien de su partido pueda arrebatarle estar en las papeletas por el Partido Demócrata en noviembre de 2016.

Los rivales

En contraste, en el Partido Republicano casi una veintena de rostros han manifestado su interés por presentarse a las primarias.

El senador por Texas Ted Cruz, el senador Rand Paul y el senador por Florida Marco Rubio ya han hecho oficiales sus anuncios. Mientras está previsto que el exgobernador de Florida Jeb Bush lo hagan en los próximos días.

A sabiendas de su casi imparable candidatura, los republicanos no tardaron en sacar su artillería contra la demócrata, acusándola de dejar detrás de sí “un rastro de secretos, escándalos y políticas fracasadas” durante su etapa en la Administración Obama.

“Los estadounidenses necesitan un presidente en el que puedan confiar, y los votantes no confían en Hillary Clinton”, afirmó en un comunicado el presidente del Comité Nacional Republicano (RNC, en inglés), Reince Priebus.

Priebus recordó que el anuncio de Hillary Clinton se produce en medio de las investigaciones en curso sobre sus correos electrónicos cuando era jefa de la diplomacia de Estados Unidos y sobre “las donaciones extranjeras sospechosas” en favor de la fundación que comparte con su marido, el expresidente Bill Clinton.

Hillary Clinton, en imágenes (pulsa sobre las fotos para leer toda la información):

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Cambio 16

Phone Number:

+3491087757

Email Address:

[email protected]

Avatar
Cambio16 es un medio de comunicación líder y de referencia global, fundado en 1971, cabecera decana de las revistas de actualidad y análisis en España y la de mayor proyección internacional en idioma español. Desde su primera edición, cada número ha estado orientado a desarrollar temas esenciales de interés nacional e internacional para ofrecer a la opinión pública contenidos comprometidos con los valores democráticos, el respeto y la aplicación del Estado de derecho, la justicia, la defensa de los derechos humanos y la conservación del medio ambiente, entre otros principios y derechos fundamentales que definen nuestra línea editorial.

Check Also

Supermán y el Pato Donald

Esperaban a Supermán y llegó el Pato Donald

Una sesgada interpretación de los cómics de Disney que, pese a su poco valor científico, se sigue discutiendo en las aulas universitarias.