.
jueves , noviembre 21 2019
Home / Actualidad / Eliminación total de las armas nucleares, ¿una utopía imposible?
Las potencias globales siguen desarrollando y probando misiles con capacidad nuclear. Foto: Marina de EEUU

Eliminación total de las armas nucleares, ¿una utopía imposible?

La amenaza nuclear sigue latente en el planeta.  El 26 de septiembre se conmemora oficialmente el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares; sin embargo, el mundo actualmente se encuentra muy lejos de este objetivo a pesar de las innumerables iniciativas de la comunidad internacional.

Hoy en día parece muy difícil y casi utópico, pero han sido años de lucha diplomática en donde varios organismos encabezados por Naciones Unidas han hecho importantes avances para lograr la eliminación de cualquier bomba atómica.

Sin embargo, luego de un largo periodo de aparente tranquilidad, la actualidad global luce totalmente nuclearizada con fines bélicos.

El camino nuclear

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial gran parte de la comunidad internacional ha hecho todos los esfuerzos para desnuclearizar La Tierra.

El desarme nuclear ha estado en las prioridades de las Naciones Unidas prácticamente desde que nació. El tema de la primera resolución aprobada por el organismo era dedicado a la abolición de los arsenales nucleares, en 1946.

Luego de las dos primeras y únicas detonaciones atómicas utilizadas en guerra sobre poblaciones civiles, en Hiroshima y Nagasaki, las potencias del mundo emprendieron el peligroso camino del desarrollo y la creación de tecnología nuclear con fines bélicos.

A partir de 1959, la ONU tiene casi como punto fijo en su agenda el desarme atómico. Sin embargo, ha sido un camino duro y difícil, con altos y bajos, para el logro de este objetivo casi utópico.

Múltiples detonaciones nucleares se llevaron a cabo durante la segunda mitad del siglo XX dentro de los programas de ensayos nucleares de las principales potencias del mundo. Dichos ensayos causaron numerosos daños a los ecosistemas y a la vida de las personas alrededor del mundo.

Planeta atómico

El apogeo de la Guerra Fría causó una nuclearización total del planeta, países del bloque Occidental se apuntaban con los del bloque del Este, encabezados por Estados Unidos y la Unión Soviética. Luego de la Segunda Guerra Mundial se dio largada a una carrera por el poder militar a nivel mundial a través del desarrollo de armas atómicas.

Durante esos años de tensión geopolítica absoluta, numerosos esfuerzos intentaron apaciguar el peligro de una guerra termonuclear. Gracias a varias iniciativas diplomáticas se desarrolló el marco internacional de control de armas que contribuyó ligeramente a la seguridad internacional.

Numerosos tratados fueron establecidos para intentar limitar el peligroso despliegue atómico y sus efectos. El primero de todos ellos fue el Tratado de prohibición parcial de ensayos nucleares, establecido en 1963.

A este le siguió el Tratado de No Proliferación Nuclear en 1968, iniciativa que restringe la disponibilidad de armas nucleares a los países que ya las tenían en esas fechas. Sin embargo, países con armamento atómico no firmaron o ratificaron el pacto.

Sin embargo, los Acuerdos SALT de los años 1970 y el Tratado INF, fueron aún más importantes, ya que las principales potencias se comprometían a no seguir desarrollando su potencial nuclear. Ambos pactos limitaban el número de misiles y ojivas.

También en 1957 se creó la Agencia Internacional para la Energía Atómica, que se encarga de supervisar el desarrollo atómico de los países del mundo, procurando controlar la no proliferación de estas armas de destrucción masiva.

Tensa actualidad

A pesar de todos los esfuerzos, actualmente la ONU calcula que existen 14.000 armas nucleares en el mundo. Asimismo, desde la Guerra Fría no se ha destruido físicamente ni una sola bomba atómica bajo ningún tratado o pacto diplomático.

Ante esta casi imposible tarea, la comunidad mundial ha apuntado a la doctrina de disuasión nuclear para las políticas de seguridad de los países que poseen armamento atómico, controlando las actividades de desarrollo y conduciendo los conflictos hacia la no utilización de estas armas letales.

No obstante, el panorama internacional luce sumamente complicado el día de hoy. Corea del Norte sigue ensayando misiles balísticos de mediano y largo alcance con fines nucleares en el océano Pacífico, siguen creciendo las sospechas de que Irán ha estado desarrollando armas nucleares de manera clandestina, y EEUU junto a Rusia parecieran retornar a las tensiones en torno a su potencial atómico.

El 2 de agosto de 2019, la retirada de EEUU del Tratado INF significó un gran retroceso para el objetivo de la desnuclearización global. Rusia también abandonó el pacto y ambos se apuntan como culpables por seguir desarrollando armas nucleares de gran alcance.

Además, todavía existen países con capacidad nuclear que están sujetao a tensiones geopolíticas perennes: Irán en el Golfo Pérsico, Israel y el conficto con sus pares del Medio Oriente, el eterno conflicto entre India y Pakistán, sin dejar de mencionar la constante amenaza nuclear norcoreana.

Para más información visite Cambio16.

Lea también: Economía mundial se aleja de los objetivos del Acuerdo de París

Economía mundial se aleja de los objetivos del Acuerdo de París

About José Ricardo Calvo

Venezolano nacido en Caracas. Periodista en Cambio16 con especial dedicación a la fuente internacional. También redacto sobre temas del área política, deportiva, financiera y de información general. Cobertura de la coyuntura política y socio-económica de Venezuela. Escribo y analizo sobre Fórmula 1.

Check Also

Ministra Teresa Ribera anuncia intención de que se alcance la “neutralidad climática” en 2050

La ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, espera que España logre alcanzar …