.
lunes , agosto 19 2019
Home / Actualidad / Emmanuel Macron accedió a las demandas de los “chalecos amarillos” y recortará impuestos
Emmanuel Macron accedió a las demandas de los "chalecos amarillos"
Emmanuel Macron, presidente de Francia

Emmanuel Macron accedió a las demandas de los “chalecos amarillos” y recortará impuestos

El presidente de Francia, Emmanuel Macron,  confirmó que recortará los impuestos y aumentará las pensiones, una las exigencias del movimiento denominado “chalecos amarillos”.

No obstante, el primer mandatario también afirmó que los franceses deberán trabajar más tiempo, en lo que definió un nuevo método de gobierno.

Tenemos que trabajar más, lo he dicho antes. Francia trabaja mucho menos que nuestros vecinos. Debemos sostener un debate real sobre este asunto”, expresó Macron.

Los detractores de Macron lo llaman como “el presidente de los ricos”, luego de que redujo un impuesto a la riqueza a inicios de su mandato, lo que generó múltiples protestas sociales.

Con casi dos años de mandato en su periodo de cinco, Macron intenta con estas medidas calmar meses de protestas de los “chalecos amarillos” que han causado estragos semanales en el país.

Las medidas 

La primera medida tomada por Macron fue bajar el impuesto sobre la renta. Aunque no especificó a qué sector determinado beneficiará la medida, se prevé que será a la clase media.

Según las estimaciones del presidente francés, los ciudadanos se podrán beneficiar con esta media con unos 5 mil millones de euros. Sin embargo, Macron también indicó que  está acción deberá financiarse por medio la suspensión de algunas lagunas fiscales de las empresas.

“No quiero un aumento de impuestos, quiero que se bajen los que ya se pagan”, expresó el primer mandatario.

Otra medida que tomó Macron fue la de indexar las pensiones menores de 2 mil euros mensuales y anunció también que no habrán jubilaciones de menos de mil euros.

Finalmente, anunció que se fundarán  Casas de Cercanías, en donde la gente podrá acercarse para discutir los problemas y necesidades de su vida cotidiana.

Esto forma parte de una reforma para una política de proximidad que se pone en marcha junto a una nueva política de descentralización.

La confesión de Macron 

Más allá de asumir la crisis y acceder a las demandas de los “chalecos amarillos”, el presidente de Francia fue un poco más allá y admitió que su país carecía de justicia social.

“Hay un profundo sentimiento de injusticia fiscal, territorial y social. Y hay que darle una respuesta”, dijo el primer mandatario en la rueda de prensa.

De esta forma, Macron intenta ganar un poco más de popularidad en la opinión pública, luego de cinco meses de protestas de los “chalecos amarillos”.

“¿Es que debería pararse todo, es que hemos tomado el camino equivocado? Me lo he preguntado. Pero creo que es lo contrario”, dijo Macron,

Igualmente, admitió que su gobierno debe prestar más atención y escuchar las demandas de las protestas sociales. Sin embargo, insiste en aplicar las reformas que propuso desde su primer día en la presidencia.

“Esto es una respuesta inmediata a la rabia social”, dijo Macron al anunciar las medidas.

Las demandas rechazadas

Todas las medidas tomadas eran exigidas por los “chalecos amarillos”, pero todavía hay una demanda a la cual el presidente no se ha pronunciado.

Macron no dijo nada sobre reintroducir el impuesto sobre las fortunas (ISF), otra demanda clave durante las protestas.

En este sentido, ese silencio podría indignar a los que siguen saliendo cada sábado a las calles. Otra negativa de Macron fue rechazar el Referendum de Iniciativa Ciudadana (RIC), una de las demandas centrales de un movimiento que había empezado como una protesta a la subida del precio del carburante.

“No creo en la república del referéndum permanente”, señaló el presidente

“Chalecos amarillos”

Los “chalecos amarillos” son un movimiento social que nació al margen de los partidos políticos y sindicatos. Su detonante fue el alza de los precios de los carburantes aplicado por el gobierno de Macron.

El nombre de los “chalecos amarillos” hace referencia a a las prendas fosforescentes que utilizan en las protestas.

Sus exigencias son básicamente justicia social, ya que consideran que el gobierno de Macron representar y favorece a los más ricos.

“El movimiento de los chalecos amarillos emerge en un momento en el que el sentimiento de injusticia fiscal es particularmente fuerte. No se está cuestionando el impuesto en sí, sino la idea de que no está siendo repartido equitativamente”, dijo Alexis Spire, director del Centro Nacional de Investigación Científica.

Para más información ingresa a Cambio16

Lea también:

ACNUR y el naufragio de venezolanos: corren riesgos extremos al huir de su país

Check Also

Inflación cae en 1% en la eurozona presionando al BCE a tomar medidas

Eurostat publicó que la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó este …