Actividad económica de Ecopetrol toma impulso para en la rentabilidad

Por Energía16
21/2/2018

La actividad económica de Ecopetrol toma impulso. La compañía estatal colombiana cuenta con una nueva hoja de ruta hasta 2020. Con ella pretende hacer frente al escenario internacional. Esto generaría la caída de los precios del crudo. Además de ser un reto de aumentar su tasa de éxito exploratorio.

Las crisis de precios internacional, baja tasa de éxito en exploración. Además de los resultados económicos que no respondían a las expectativas del mercado. Estos han sido los tres factores  para que la petrolera estatal de Colombia. Ecopetrol tenga su redirección. Que no es otra que una estratégica para recuperar la rentabilidad de la empresa. Así se va moderando la inversión y controlando el gasto.

En poco más de dos años Ecopetrol ha pasado de ser una de las 100 empresas más valiosas del mundo. La compañía vivió su época dorada a partir de 2006. Después de aprobarse la reforma energética que permitía la creación de alianzas entre la estatal y otras empresas privadas. Esta estrategia, unida al beneficioso clima de inversión creado por el Gobierno mediante la firma de acuerdos internacionales. Así como de  leyes de protección al capital extranjero. Esto hizo que la producción de crudo nacional se incrementara un 150 por cien en cinco años.

Ecopetrol decidió sacar a bolsa el 20 por ciento de su accionariado. El objetivo era obtener capital para financiar sus planes de inversión nacionales e internacionales. Su debut en la plaza colombiana se realizó el 27 de noviembre de 2007. Esto se convirtió en el más exitoso de la historia del mercado de valores del país con más de 400.000 solicitudes. La evolución posterior fue tan positiva que a principios de 2013 la colombiana incluso superaba, por su valor en bolsa, al gigante brasileño Petrobras.

En 2015 el precio de la acción de Ecopetrol tuvo una acelerada caída que se ha acentuado en los últimos meses. Esto a causa de la crisis de precios. Tanto es así que la capitalización bursátil de la compañía se ha desplomado un 50 por ciento en dos años. 

Varias razones explican el descenso. En primer lugar, los resultados de 2014 no cumplieron las expectativas del mercado. La utilidad neta de la petrolera cayó un 41 por ciento con respecto a
2013 hasta los 3.080 millones de dólares. Con una producción de 755.400 barriles diarios (un 4,2 por ciento menos que el año anterior). Tampoco fueron muy positivas las cifras del primer trimestre de 2015. Las ganancias de la compañía descendieron un 95,9 por ciento frente al mismo periodo de 2014. Sí se registró, en cambio. Una ligera mejora en cuanto a nivel de producción que alcanzó los 773.400 barriles diarios de petróleo equivalentes. Un 1 por ciento más que en el primer trimestre de ejercicio anterior.

La baja tasa de éxito en exploración tampoco ha contribuido. Durante 2014 la empresa únicamente ha realizado siete hallazgos (cinco en Colombia y dos en el Golfo de México). Pero el único reseñable es el pozo Orca-1, en Bloque Tayrona. Este cuenta con unas reservas de 264 millones de barriles equivalentes de crudo y gas.

La actividad económica de Ecopetrol hasta 2020

Con este panorama, Ecopetrol anunciaba el pasado mes de diciembre su intención de recortar un 25,8 por ciento la inversión prevista para 2015, aprobando un monto de 7.860 millones de dólares frente a los 10.595 millones de 2014. El área de producción y el fortalecimiento de la capacidad de transporte aglutinaban la mayor parte de los recursos, mientras que exploración era la más afectada con un recorte de 1.057 millones.

Sin embargo, este estricto proceso de reducción de costes parece no haber sido suficiente para paliar los problemas económicos que arrastraba la petrolera y para afrontar el complejo entorno que atraviesa el sector. Por eso, la compañía presentó en mayo una nueva estrategia aún más moderada y prudente que la anterior.

La nueva hoja de ruta se centra en producir barriles eficientes en campos rentables con el objetivo de incrementar la producción anual entre un 1 y un 2 por ciento de media y alcanzar los 870.000 barriles diarios equivalentes en 2020.

Asimismo, espera conseguir un Ebitda por barril superior a los 30 dólares, en un escenario de precio del crudo Brent que oscile entre los 70 y los 80 dólares. Según la Administración de Información Energética (EIA) en 2015, el coste medio anual de adicionar un barril en Colombia es de 14 dólares por lo que, en principio, las estadísticas de la compañía no tendrían problema en cumplirse.

En cuanto a las reservas probadas, el plan contempla la incorporación de 1.700 millones de barriles de petróleo equivalente hasta 2020. La estrategia futura de la empresa también pasa por reforzar el área de refinación y petroquímica con “la ejecución de un plan de eficiencia que mejore la competitividad de los activos existentes y la promoción de las condiciones regulatorias necesarias para asegurar la rentabilidad del negocio y la entrada en operación en el último trimestre de 2015 de la nueva refinería de Cartagena”.

Para sustentar estas previsiones, Ecopetrol emprendió a principios de 2015 un proceso de transformación que contempla la obtención de eficiencias estructurales para lograr ahorros anuales cercanos a 1.000 millones de dólares en el periodo comprendido entre 2015 y 2020.

Plan de venta de activos en la actividad económica de Ecopetrol

A finales de 2014, el consejo de ministros colombiano daba luz verde a la venta del 6,87 por ciento de las acciones que tenía Ecopetrol en la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) en una operación con la que la petrolera recaudó 550 millones de dólares. “Los recursos serán utilizados para financiar el plan de inversiones de la compañía”, afirmó Ecopetrol a través de un comunicado. “Lo que está haciendo la petrolera estatal es desinvertir en negocios no estratégicos para invertir en su misión: el desarrollo del sector de hidrocarburos en Colombia, donde los recursos van a tener una mayor rentabilidad”, recalcaba el entonces ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

Siguiendo este planteamiento, la compañía prevé continuar vendiendo activos que considera no estratégicos. En este sentido, ha anunciado su intención de deshacerse de la participación que
tiene en Interconexión Eléctrica (ISA), que corresponde al 5,32 por ciento de la composición accionarial de la empresa de generación energética.

En los mercados se habla también de que tendrá que dejar el 43 por ciento de la participación que tiene en Invercolsa, así como de campos que no sean rentables con un barril de crudo en niveles de 50 dólares. Además deberá analizar las inversiones en transporte para evaluar cuáles son absolutamente necesarias, y en cuáles se puede desinvertir.

Objetivos: Brasil y México en la actividad económica de Ecopetrol

Ecocopetrol tiene presencia en actividades de exploración y producción en Brasil, Perú y Estados Unidos. Pero la estrategia de la compañía de cara a 2020 también incluye comenzar a operar en nuevos mercados entre los que destaca México. De hecho, la colombiana ha presentado su solicitud (a través de un consorcio liderado por Murphy en el que también están incluidas Petronas Carigali y PTT Exploración y Producción) para acceder a las licitaciones en aguas someras que ha lanzado el país en la Ronda 1, el primer proceso de subasta que se realiza para empresas privadas. El consorcio ha conseguido entrar en la lista de las 26 empresas elegidas por el Gobierno para realizar una oferta por los 14 bloques de exploración que han salido a subasta.

Por otro lado, la petrolera ha señalado que su intención es hacer énfasis en zonas con alta prospectividad costa afuera como el Golfo de México (EEUU) y Brasil.

 

 

Loading...