fallecidos por COVID-19
La Comunidad de Madrid sigue siendo la más afectada

Se elevó a 16.972 el número de fallecidos por COVID-19 en España

Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.

El número de fallecidos por COVID-19 durante la última jornada en España fue de 619, por encima de las 510 muertes notificadas el día anterior. El porcentaje de decesos volvió a aumentar el domingo tras una serie de bajas, ya que el sábado fue del 3,22%, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

De esta manera, el número total de fallecidos por COVID-19 se elevó este domingo a 16.972, lo que supone un incremento del 3,79%, desde los 16.353 del día anterior.

Por su parte, el acumulado de casos registrados ascendió a 166.019, frente a los 161.852 del sábado (2,57% más alta), lo cual supone una tasa inferior al incremento del 3,08% del sábado.

La Comunidad de Madrid sigue siendo la más afectada por la enfermedad, con 46.587 contagios, de los que 6.278 han muerto, 24.683 recuperados y 1.332 continúan ingresados en UCIs. Le sigue Catalunya con 34.027 positivos, 3.442 muertes, 14.975 curados y 2.658 personas que han estado en algún momento en UCIs.

Este domingo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió a los presidentes autonómicos “coordinación, transparencia y lealtad” en la lucha contra la pandemia del COVID-19.

Resaltó la necesidad de una desescalada en la tensión política. “Mientras persista la emergencia no saldrá de mis labios otra palabra que no sea unidad. El acuerdo para la reconstrucción necesita de todos con determinación y humildad”.

Al respecto, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, envió una carta al presidente Sánchez, en la que le pide los “informes sanitarios y epidemiológicos” en los que se ha basado para ordenar el cese del confinamiento total por el coronavirus y ha reiterado su petición de no relajar las medidas.

Llegan casos “importados” a China

China está intensificando el escrutinio de los extranjeros que llegan al país y reforzando el control fronterizo después de registrar nuevos casos por coronavirus importados en un solo día.

Los nuevos casos confirmados en la China alcanzaron los 99, frente a los 46 del día anterior, y en todos ellos, excepto en dos, se trató de viajeros procedentes del extranjero. En Shanghái 51 ciudadanos chinos que viajaban en el mismo vuelo desde Rusia dieron positivo.

En la provincia de Heilongjiang registró 21 nuevos casos importados desde Rusia el sábado, por lo que el gobierno local decidió cerrar su frontera con Rusia en la ciudad de Suifenhe a partir del 13 de abril.

Incluso Wuhan, el primer epicentro del virus que este mes salió del confinamiento tras contener el brote, es vulnerable a la infección importada.

Aumentan los casos en Rusia

Rusia ha registrado 2.186 nuevos casos en 52 regiones del país durante las últimas 24 horas, elevando el total a 15.770. Es la primera vez que en el país se detectan más de 2.000 casos positivos en un día desde el inicio del brote.

Otras 24 personas murieron por COVID-19  y el número de fallecidos aumentó a 130. Entre tanto, 1.291 pacientes se han recuperado del nuevo coronavirus, 246 personas más que la jornada anterior.

Moscú sigue siendo la zona más afectada, con un total de 10.158 casos positivos. En las últimas 24 horas han sido confirmados 1.306 nuevos casos y 14 fallecidos por COVID-19 en la capital rusa. En total, 687 pacientes se han recuperado.

EE UU supera a Italia

Estados Unidos sobrepasó el sábado a Italia como el país con el mayor número de fallecidos por COVID-19 en el mundo, al registrar más de 20.000 decesos desde que empezó la epidemia.

La penosa marca fue reportada justo el día en que el presidente Donald Trump sugirió que el país podría empezar a evaluar un regreso a la normalidad. Esa nación ha presentado las tasas más altas de mortalidad hasta fecha por la epidemia: casi 2.000 muertes diarias por cuarto día consecutivo, en su mayoría dentro y en las zonas aledañas a Nueva York.

Expertos en salud pública han advertido que la cifra de muertos en los Estados Unidos podría llegar a 200.000 durante el verano, si se levantan las órdenes de confinamiento y de cierres de negocios después de apenas 30 días.

Cifras por COVID-19  en el mundo

El nuevo coronavirus COVID-19 ha infectado a más de 1,7 millones de personas en todo el mundo, la mayoría en Estados Unidos. España, con más de 166.000 casos, es el segundo país con más contagiados, seguido de Italia (más de 152.000). Tras ellos, se encuentran Francia y Alemania con más de 120.000, según los reportes de la Universidad Johns Hopkins.

Los cinco países han adelantado a China, el epicentro original de la pandemia, con más de 82.000 casos, la gran mayoría ya recuperados, mientras que la cifra de decesos en todo el mundo supera los 109.000 y la de los recuperados, los 404.000.

 

Para más información visite Cambio16

 

Lea también:

La oposición plantea propuestas para abordar los efectos de la pandemia

La oposición plantea propuestas para abordar los efectos de la pandemia

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Lisbeth Piñeros

Areas of Expertise:

Mundo
Política
Economía
Diversa índole.

Location Expertise:

Latinoamérica
Venezuela
Estados Unidos

Official Title:

Coordinadora y redactora en Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolana, radicada en Venezuela. Licenciado en Comunicación Social en la Universidad Central de Venezuela, Postgrado en Periodismo Digital en la Universidad Monteávila. Redactora editorial de Cambio16. Con amplia experiencia en el mundo del periodismo digital, en medios como Últimas Noticias, El Nacional, La Patilla.com. . Membresía: Asociación de Revistas ARI, Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y Sindicato Nacional de la Prensa de Venezuela (SNTP).

Check Also

ropa sostenible

¿Ropa sostenible en cadenas de ropa rápida? No, no es un juego de palabras

La moda de la ropa sostenible va mucho más allá de el uso de algodón orgánico en su confección, dicen ambientalistas.