COVID-19
REUTERS/Mike Segar

España registra 213 muertes y la OMS alerta de un posible rebrote

Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.

La cifra de fallecidos en España por la COVID-19 sigue dentro de la estabilización que afirman desde el Ministerio de Sanidad. Si el miércoles los números se incrementaron, este jueves hubo un leve descenso, pero dentro del escalón de los 200.

Sanidad registró 213 decesos en las últimas 24 horas, 31 menos que el día anterior. El número de nuevos casos detectados sufrió un ligero incremento: 754 infectados más. Sin embargo, este dato no recoge los números totales. Desde hace una semana Sanidad solo registra los positivos detectados por los test PCR.

En total, España contabiliza 221.447 personas contagiadas y 26.070 fallecidos. El número de altas médicas continúa ascendiendo: 128.511 personas curadas.

Las autoridades sanitarias dan por hecho que se ha superado el pico de contagios y se transita por la  la meseta de la epidemia. Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, declaró que al cumplirse ocho días de comienzo de las medidas de alivio se debería detectar el efecto negativo, pero hasta el momento no lo hay.

Cambiará el horario de paseo con los niños

Aunque el plan de desescalada ya está establecido, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, informó que el Congreso evalúa con las comunidades autónomas la posibilidad de cambiar los horarios de paseo de los niños. La intención es que las salidas de los infantes no coincidan con las horas de más calor. Las regiones en las que se ha registrado más calor son Andalucía, la Comunidad Valenciana y Extremadura.

El ministro destacó que la medida es para proteger la salud de los niños: “Es recomendable que salgan a una hora en la que las temperaturas no son tan altas”

La COVID-19 en el mundo

El mundo se acerca cada vez más a los 4 millones de infectados. Se registran 3.754.341 contagiados y 264.057 fallecidos de la pandemia que afecta a más de 210 países.

En Europa ha comenzado un periodo de transición. Los gobiernos emplean un plan de desconfinamiento y de reapertura de la economía. En Estados Unidos, el principal epicentro de la pandemia, las cifras siguen en ascenso: 1.228.603 infectados y 73.431 fallecidos. Varios estados están en fase de desescalada, otros mantienen el confinamiento parcial de la población.

El presidente Donald Trump afirmó que más ciudadanos iban a fallecer al momento de reactivar todos los sectores productivos.

En América Latina, una de las regiones más vulnerables frente a la crisis sanitaria, la situación es grave. Los países se mantienen en confinamiento absoluto. En África las cifras continúan ascendiendo, mientras que en Asia comienzan a planificar su plan de desescalada.

China, primer epicentro del coronavirus, ha sido el primero en afirmar que ya no cuenta con infectados locales. Corea del Sur también informó que la pandemia está bajo control. Japón tuvo un ligero repunte en las cifras de infectados, pero ya controló el virus otra vez.

La OMS ha hecho un llamado para que planifiquen bien las medidas de relajación. Son altas las probabilidades de un rebrote y que haya que “regresar al confinamiento absoluto”.

Brasil bate récords en muertes por coronavirus

Brasil es el principal epicentro de la pandemia en América Latina. Este jueves el país batió récord en número de decesos diarios, al registrar 615 fallecidos. En total Brasil registra 126.611 diágnosticos y 8.588 muertes.

Las cifras en Brasil siguen ascendiendo de forma exponencial, tras la negativa del presidente Jair Bolsonaro de aplicar el confinamiento absoluto. La intención del mandatario es no paralizar la economía, pero el virus avanza por el territorio brasilero descontroladamente. En el último informe, las autoridades sanitarias afirmaron que en las últimas 24 horas se confirmaron 10.503 casos.

Incluso el portavoz de la presidencia, Otávio Rego Barros, dio positivo a las pruebas del coronavirus. El gobierno ha manifestado que Rego se encuentra en buen estado y en aislamiento domiciliario.

Trump compara la COVID-19 con el 11-S

La crisis sanitaria generada por el coronavirus ha sido una tragedia mundial. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, admitió que la pandemia ha sido peor que los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 o el ataque a Pearl Harbor.

“Hemos pasado por el peor ataque en nuestro país. Esto es peor que Pearl Harbor y peor que el atentado del 11 de septiembre de 2001 contra el World Trade Center”, dijo.

Lee también: 

Británicos y españoles están más preocupados por COVID-19 que italianos

Británicos y españoles están más preocupados por COVID-19 que italianos

Citations & References:

https://www.mscbs.gob.es/ Ministerio de Sanidad del Gobierno de España https://www.who.int/es Organización Mundial de la Salud

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Francisco Rios

Areas of Expertise:

España
Mundo
Venezuela
Deportes

Location Expertise:

España
Caracas, Venezuela
Iberoamérica

Official Title:

Redactor de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolano, radicado en Venezuela. Licenciado en Comunicación Social y Documentalista en la Universidad Central de Venezuela con Diplomado en Política Internacional y en el Ejercicio periodístico en Tiempos de Crisis en la Universidad Complutense de Madrid. Reportero y redactor de las versiones digitales e impresas de Cambio16 y Energía16. Redactor de la revista Cambio Financiero. Cuenta con más de seis años de experiencia en periodismo, redacción, edición de trabajos audiovisuales, producción radial y televisiva, y organización y clasificación de información. Membresía: Asociación de Revistas ARI.

Check Also

¿Experimentar con animales o lograr una vacuna? He ahí el dilema

Dilema ético, ¿experimentar con animales o lograr una vacuna?

Sin las pruebas de laboratorio en animales es imposible garantizar que una vacuna es segura e inofensiva.