domingo , noviembre 18 2018
Home / España / Desestimada la demanda para secuestrar un libro que criticaba a Método 3
Detectives. Desestimada la demanda para secuestrar un libro que criticaba a Método 3

Desestimada la demanda para secuestrar un libro que criticaba a Método 3

Por Cambio16
26/2/2018

____________

Una juez de Barcelona ha absuelto a un investigador privado al que Método 3 reclamaba 80.000 euros de indemnización. Fue denunciado por verter críticas contra los responsables de la agencia de detectives. La denuncia pedía la retirada del mercado de un libro en que retrataba el estado de la profesión en España.

En su sentencia, el juzgado de primera instancia número 31 de Barcelona desestima íntegramente la demanda presentada por Método 3. Rechaza su pretensión de retirar de circulación el libro “Detectives. RIP”. Un estudio sobre la profesión escrito por el investigador privado Juan Carlos Arias.

Detectives espiando a políticos

Uno de los capítulos del libro, del que se publicaron tres ediciones, está dedicado a las andanzas de la ya extinta agencia de detectives Método 3. Sus responsables fueron investigados por seguimientos a políticos. También por su relación con la grabación de la conversación entre la exlíder del PP Alicia Sánchez-Camacho y María Victoria Álvarez, ex novia de Jordi Pujol Ferrusola, en el restaurante “La Camarga” de Barcelona.

Método 3 presentó una demanda contra Juan Carlos Arias. En ella se pedía que se le condenara a indemnizar con 80.000 euros a los responsables de la agencia de detectives. Así como la retirada de la publicación del mercado. Igualmente, se destruyeron todos los ejemplares impresos de la misma.

La demanda acusaba a Arias de presentar a los detectives de Método 3 como “delincuentes”. Asimismo, como “personas carentes de escrúpulos y de principios ético-morales”. Acusaba al detective de desacreditarles personalmente atribuyéndoles “conductas reprobables” en su vida privada.

Libertad de expresión

La juez, sin embargo, ha desestimado la demanda, al entender en su libro que Arias “ejerce el derecho a la crítica”. Aborda “materias de interés general” sobre “personas con notoriedad o proyección pública”. En consecuencia, en este caso debe prevalecer su derecho a la libertad de expresión.

Según la sentencia, el autor “pretendía realizar un estudio general de la profesión de detective privado”. Tras un análisis histórico, examina casos concretos. Después analiza la Operación Pitiusa, Método 3, la Ley de Seguridad Privada de 2004. Igualmente, efectúa reflexiones/reivindicaciones profesionales.

“En suma, no es este un libro dedicado en exclusiva a la agencia Método 3 y a los demandantes”. El libro tiene un objeto distinto y mucho más amplio, añade la sentencia.

Opinión y crítica

La juez recalca en su sentencia que, dentro del ámbito de la libertad de expresión, “en un estado de derecho en el que se respeta el pluralismo y la libertad de opinión, es merecedora de respeto la crítica desabrida, molesta e, incluso, aquella que por ser más incisiva pueda conllevar el disgusto de su destinatario”.

En opinión de la magistrada, aun admitiendo que pueden resultar “hirientes” algunos adjetivos con los que el libro alude a los exresponsables de Método 3, se trata de “meras apreciaciones, calificaciones (en ningún caso insultantes) y, por tanto, se inscriben en el ámbito de la opinión y la crítica”.

La sentencia también mantiene que Juan Carlos Arias se limitó a “recopilar lo que ya han expresado los medios de comunicación”. Así se desprende del “análisis de la documentación aportada en la causa” y el repaso de los titulares de la prensa.

Según la juez, el libro incluye referencias al ámbito personal de los detectives de Método 3. No obstante, son de “escasa trascendencia. “En la sociedad contemporánea, ninguno de los hechos señalados (matrimonio a los 18 años, hijo fuera del matrimonio …) pueden considerarse conductas desaprobadas socialmente”.

Una profesión de riesgo

“Entiendo que son malos tiempos para escribir verdades, opinar, criticar al poderoso o quien lo hace mal”, ha dicho Arias. “La libertad de expresión se limita ante demandas o querellas que siempre activan los mimos por destaparse vergüenzas. Ser detective en España es una profesión de riesgo pues te denuncia o demanda quien pierde pleitos por informes cargados de pruebas. Ahora resulta que opinar o criticar sobre quien hace daño al colectivo de detectives españoles es cosa de tener buen abogado, soportar toda clase de trapicheos dentro y fuera de juzgados más aguantar el tipo en un juicio donde además de los demandantes tienes enfrente a la fiscalía”.

“El balance de esta historia es que la demanda ha triunfado al retirarse del mercado un libro que publica verdades. Pero que se castiga por la censura porque su autor no aplaude el fraude, el espionaje, el chantaje. Método 3 no cesa de generar noticias negativas que ensucian el buen nombre de los detectives españoles. El daño no es episódico ni circunstancial”.

Check Also

El presidente actual del Tribunal Supremo y del Consejo General de Poder Judicial, Carlos Lesmes Serrano, cederá el poder al juez Manuel Marchena/Reuters

PSOE y PP acuerdan llevar al juez Manuel Marchena a la presidencia del Supremo

El juez Manuel Marchena será el próximo presidente del Consejo General del Poder Judicial, según …