La producción de petróleo de Irán y Venezuela podría descender otro 30%

Por Joaquín Robles*
4/7/2018
*Analista de XTB

Finalizó la reunión entre los miembros de la OPEP y el resto de socios con el anuncio del aumento de la producción. Sucede por primera vez desde que llegaran a un acuerdo para equilibrar el mercado del petróleo en 2016. Aunque no está clara la cantidad exacta de barriles que se introducirá en el mercado, la cifra final estaría en torno al millón.

El petróleo llevaba las dos últimas semanas cotizando en torno a los 75 dólares a la espera de la reunión de productores. A pesar del aumento de la producción, el precio no se movió ya que los inversores descontaban algún tipo de acuerdo en la producción. La tensión se incrementó al conocer el anuncio de las nuevas sanciones de Estados Unidos sobre Irán.

Aumento de la producción

La OPEP y sus aliados, principalmente Arabia Saudí, tienen una capacidad total de alrededor de 3,4 millones de barriles diarios en sus campos petroleros inactivos. Esta cifra se podría implementar en situaciones de emergencia, según la Agencia Internacional de la Energía.

Esas reservas se reducirán a medida que el grupo implemente el aumento de suministro de un millón de barriles por día prometido en Viena la semana pasada. El plan de Arabia Saudita de aumentar la producción a un récord de 10,8 millones de barriles por día el mes próximo consumiría cerca del 40% de su capacidad ociosa. Esto dejaría un colchón equivalente a sólo el 2,6% del suministro mundial.

Eso limitaría la capacidad de la OPEP para reaccionar a más interrupciones. Se prevé que la producción de Venezuela disminuirá aún más a medida que empeore su crisis económica. A principios de este mes, Libia perdió inesperadamente 400.000 barriles por día de producción. Sucedió después de que una milicia atacara dos de sus principales terminales del petróleo. Como consecuencia, otro grupo armado  tomó el control de una franja de la industria del país.

El impulso de Washington para que los aliados de los EEUU detengan por completo la compra de crudo iraní en noviembre podría sacar otros 1,5 millones de barriles diarios del mercado.

Los riesgos

Venezuela es el riesgo de suministro más duradero. Su producción ya se ha desplomado en un 40% desde 2015. Sobre todo por una recesión agotadora, disturbios civiles y un éxodo de trabajadores de la empresa petrolera estatal PDVSA. El aumento de la producción acordado por la OPEP y sus aliados la semana pasada fue principalmente para compensar estas pérdidas. No obstante, la brecha que están cubriendo crecerá nuevamente. Principalmente cuando las sanciones de los Estados Unidos a Irán entren en vigor en noviembre.

A principios de este mes, la Agencia Internacional de Energía dijo que la producción combinada de Venezuela e Irán podría descender otro 30%. Es decir, alrededor de 1,5 millones de barriles por día a fines del próximo año. Eso fue antes de que EEUU anunciara restricciones a las exportaciones iraníes que eran más estrictas de lo que la mayoría de los analistas esperaban.

Los principales bancos de inversión prevén que el Brent avanzará hasta la zona entre los 85 y los 90 dólares durante el segundo semestre del próximo año. Los bancos ven la limitada producción adicional como la razón del aumento en las previsiones de los precios.

Entradas anteriores

Loading...